Últimas noticias

Cuando vivir el catolicismo se convierte en una doble moral

En esta ocasión no vamos a hablar de imágenes, de sayas, o de extraordinarias. Vamos a ir más a allá, vamos a hablar de una realidad oculta, una realidad distorsionada que muchos callan y debe ser contada. Asociaciones ‘católicas’ con una doble o incluso triple moral, y a las que se les olvida lo más importante, el prójimo.

Asociaciones de golpes de pecho, siempre excusadas en el ya famoso e inexplicable “porque somos católicos”. Asociaciones dónde te “guían” sobre lo que debes pensar, cómo debes actuar, cómo debes sentir, permitiéndose el lujo de opinar sobre lo políticamente correcto o lo incorrecto escudándose en la ya famosa “moralidad cristiana”.

Por otro lado, no sólo se centran en las asociaciones o grupos de fe “católicos” sino también en muchas, por no decir la mayoría de las personas, que se consideran católicas, apostólicas, romanas y practicantes, las que no se dan cuenta del daño que pueden hacer a gente de su alrededor por su condición intentando manipular a todo aquel que intenta acercarse a ellas. Suelen pensar que todo lo que vaya en contra de ese pensamiento arraigado que tienen con la excusa de la “moral” es un ataque hacia su fe, hacia la forma de “vivir” y sus creencias, por lo tanto llega a ser “políticamente incorrecto” y lo peor de todo…justificable.

Integrantes de esas asociaciones que más que católicos practicantes son de “doble moral” practicante.

El 25 de julio de 2013, el Papa Francisco decía “Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo”, pero… ¿y aquellos que se consideran católicos y presumen de ello, pero olvidan al prójimo, al que tienen al lado y se comportan de cualquier manera amparándose en la “legalidad moral” que según sus creencias les otorga ser católicos?.

Además, si hablamos de esa “doble moral”, de esa imposición de pensamiento, el Pontífice confesaba tras la JMJ en un encuentro con periodistas “Si alguien es gay, ¿Quién soy yo para criticarlo?” además afirmó que “no condena a los homosexuales” y que “deben ser integrados en la sociedad”, entonces, ¿por qué se debe condenar el pensamiento de una persona? ¿por qué se puede afirmar que “no es concebible”?.

Toda la fe, todo el cristianismo, todo el catolicismo tiene algo fundamental, el camino que Jesús enseñó, si él no fue nadie para condenar y para negar, ¿por qué estos colectivos sí?.

Basta ya de golpes de pecho, basta ya de “cristianos morales”, basta ya de condenar al prójimo por su pensamiento, por su manera de ser, po su manera de pensar y actuar.

En el cristianismo, como en todo, la doble moral es un arma de doble filo.

Carlos Iglesia, Estrella Carreño, Alejandro García.

About De Nazaret a Sevilla (2133 Articles)

Redacción

2 Comments on Cuando vivir el catolicismo se convierte en una doble moral

  1. Excelente. Voy mas allá de las asociaciones. Este ejercicio debemos hacerlo todos como seres humanos. Compañeros en este camino de la vida. Prójimo es tu hermano, tu amigo, el que te vende el pan y el morito que te hace de gorrila
    Y más allá la parte mas difícil. Esa persona que de un día se convirtió en enemiga y se abrió una zanja aparentemente irreversible. Ahí es donde deberemos esforzarnos mas. De vez en cuando hay que pararse a hacer estas reflexiones. Por cierto. Una vez más olé para el Papa Francisco. Un abrazo a todos los del equipo. Mucha suerte

  2. Excelentes reflexiones, así debiera ser…….pero esto es Sevilla y una vara es lo que marca la Fe de muchos. Saludos y felicidades por el articulo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: