Últimas noticias

Las restauraciones, el antes y el después, ¿a gusto de todos?

ALEJANDRO GARCÍA. Últimamente viene siendo habitual que numerosas Juntas de Gobierno de hermandades, se planteen la restauración de muchos de los enseres que poseen en su patrimonio, son ejemplos de ello el palio de la Hermandad de La Exaltación, o la restauración del paso de Santa Lucía.

Pero no sólo los enseres son objeto de restauración, también las imágenes titulares de las corporaciones pueden someterse a este tipo de intervenciones. Pueden ser de conservación, como en el caso de los titulares de la Macarena o por algún problema que presente la talla, como ocurrió en el caso del Señor de la Cena en 2012, o la restauración de la Pastora de Capuchinos en 2013.

La imagen de María Santísima del Rocío, de la hermandad de a Redención, ha sido sometida a numerosas intervenciones, siendo la última en el año en el año 2004. Anteriores a esta, la más llamativa fue la realizada en 1962 Francisco Buiza Fernández donde la imagen, volvió a su apariencia primitiva , se le afianzó el rostro pero la encarnó de nuevo. Esta restauración de Buiza, fue siete años después de que la hermandad bendijese la imagen.

Rocio Beso de Judas

Otro ejemplo y de los más llamativos,  fue la restauración en el año 2007 de Ntra. Sra. de las Mercedes de la Hermandad de Santa Genoveva. Esta intervención fue realizada por Enrique Gutiérrez Carrasquilla. La tez morena provocada por el paso de los años, la acumulación de suciedad así como por el humo de las velas, dio paso a una policromía mucho más clara. Esta restauración fue noticia además, porque su escultor, Paz Velez aún en vida, tenía la intención de restaurarla, aunque la corporación decidió que en este caso fuera Gutiérrez Carrasquilla quién se hiciera cargo de la misma.

Mercedes Comparativa

Otra intervención que despertó críticas fue  la del Señor de la Sagrada Cena, titular de la corporación del Domingo de Ramos. La imagen se encontraba en mal estado presentando una tonalidad oscura en su policromía. En este caso, los hermanos decidieron que Silvia Patricia Martínez García-Otero y Juan Abad fuesen los encargados de realizar los trabajos de restauración sobre la imagen. El Señor de la Cena fue presentado de nuevo en 2013  con una tonalidad en la policromía demasiado clara, que contrastaban a su vez con algunas zonas de la cara, especialmente en las mejillas, donde se acentuaba un color rojizo bastante intenso.

cats

Sin embargo, también han existido restauraciones muy acertadas, como la que realizó Pedro Manzano a la Virgen de la Hiniesta, redescubriéndose de nuevo la policromía original que concibió Castillo Lastrucci para la Dolorosa de San Julián. Manzano logró un rostro más limpio, más sereno pero sin perder la identidad de la Dolorosa.

cats

Para finalizar, hablamos de la imagen de la Soledad de San Buenaventura, obra tallada en el año 1851 por Gabriel Astorga, que se vió afectada por una plaga de xilófagos, sobre los que actuó Pedro Manzano, y sobre las zonas afectadas por los mismos; además la ejecución de un nuevo candelero, nuevas articulaciones de los brazos y una limpieza general de la policromía de rostro y manos, donde existían deficiencias de carácter menor.

v82301c

 

About Alejandro García (415 Articles)

Licenciado en Farmacia por la Universidad de Sevilla. Director de crónicas, fotografías, vídeos y audios. Hermano de Santa Genoveva y la Paz. Twitter- @AlexGGodoy1990

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: