Últimas noticias

Un año del día de ensueño, día de la Esperanza Macarena

Fotografía: Humildad y Pilar

Alejandro García | Un año ya… un año de aquel día de ensueño… de aquel día escrito en la historia de la ciudad de Sevilla…de aquel día dónde los sevillanos se unieron bajo una misma fe, una misma devoción, una misma alegría, un mismo aniversario cuyo centro era Ella, era la madre que lo puede todo, la Estrella de cada mañana de Viernes Santo, Ella… nuestra Esperanza Macarena.

Fotografía: Alejandro García

Fotografía: Alejandro García

La Giralda se despertó bajo su repique de campanas anunciando el día esperado por muchos sevillanos y foráneos que se acercaron a Sevilla para ver a una Devoción Universal, que estaba de celebración, celebración de aquel día en el que le fue impuesta una Corona de Oro sobre sus sienes, reflejando el amor de toda una Ciudad, una ciudad que por aquel entonces se quedó un poco defraudada al no poderse celebrar en la Plaza de España aquel acto, pero que en ese 31 de Mayo de 2014 si fue posible. Todo estaba listo, para que de forma puntual se abriesen las puertas de la catedral, y la imagen de la Esperanza Macarena pudiera salir a los sones del “Himno Nacional” para seguir con esa marcha que al escucharla viéndola te coge un pellizco en el corazón, “Coronación de la Macarena” junto a los primeros “¡Vivas!” y “¡Guapa! del público congregado, que la llevaría a transitar por lugares por dónde tuvo que haber pasado, pero no pudo como la Plaza del Triunfo junto a la Muralla del Alcázar, la calle Miguel de Mañara, San Gregorio, Puerta Jerez, Palos de la Frontera… hasta llegar al Parque de María Luisa, en el cual estaba esperándola la Plaza de España.

Fotografía: Humildad y Pilar

Fotografía: Humildad y Pilar

Esperando en la entrada del parque, floristería Grado le volvió a colocar aquel mural a base de flores naturales dibujando la Corona que luce Ella siempre desde aquel día con tonalidades amarillas y la leyenda “Esperanza Macarena, 1964-2014” justo en el momento en el que se levantó el paso de palio con los sones de su Himno, de esa marcha cantada por todo macareno, en un silencio roto por el choque de las bellotas de las bambalinas con los varales, en un marco incomparable, verde esperanza de los árboles que la protegían de un sol de justicia dibujado en aquel cielo azul, que empezaba a apretar, dónde el ritmo del palio fue ya más pausado interpretándose un gran repertorio de marchas hasta llegar a la Plaza diseñada por Anibal González, custodiada por sus torres, con un magno Altar destacando en el centro Ella. Misa Estacional para el recuerdo, con la imponente voz de Estrella Morente, y lo que quedará en nuestra retina, será aquella salida de la Plaza, por el pasillo central a los sones acompasados por la Orquesta de ´Suspiros de España´.

Se trasladó por un tiempo escaso al Rectorado de la Universidad de Sevilla, para hacer una visita a la querida Hermandad de Los Estudiantes, y dónde cada una de las Hermandades presentes en el acto, rindieron pleitesía a la Esperanza con un pasillo con todos sus estandartes corporativos; y como no, sonaría entrando en la capilla universitaria ´Virgen de los Estudiantes´.

Fotografía: Web Hermandad de Los Estudiantes

Fotografía: Web Hermandad de Los Estudiantes

El gozo llegó con los últimos compases de este día para el recuerdo, que comenzó a media tarde, pero que no se sabía cuando terminaría, terminaría cuando Ella quisiera llegar de nuevo a su Basílica, para entrar y descansar de todo lo vivido con sus hijos sevillanos. Cuando se abrieron las puertas del Rectorado y comenzó a salir el cortejo, junto a los primeros compases de la Centuria Macarena, estalló Sevilla en un aplauso, dónde la calle San Fernando y la Avenida Menéndez Pelayo estaban hasta arriba de público, que había venido desde diferentes puntos geográficos de España, y otros lugares del mundo, pero el primer punto neurálgico de la procesión fue en la capilla de los Negritos, dónde esperaba las Hermandad de San Roque, Virgen de la Sierra y Los Negritos, dónde el paso de la imagen llegó a entrar, con alguna que otra dificultad para desde dentro rezarle su Himno, para salir con los sones de ´Coronación de la Macarena´ con una inmensa petalada de tonalidades blancas lanzada desde la espadaña de la capilla, junto a aplausos, vivas y ´¡guapa!´, continuando con ´Pasan los Campanilleros´ observándose en el siguiente vídeo como nadie quiere perder ningún detalle de Ella, de su andar por la arteria principal de la ciudad.

Fotografia: ABC de Sevilla

Fotografia: ABC de Sevilla

Llegó al Santuario de los Gitanos postrándose a los pies del Nazareno de la Salud y la Virgen de las Angustias Coronada, momento de intimidad de los hermanos de las dos corporaciones de la madrugá, dónde otra petalada la recibió y la despidió a la entrada a la Plaza del Santuario, dónde sonó ´A ti Manué´ y ´Madre de los Gitanos Coronada´, pero para llegar se desvió de su itinerario por la Ronda de María Auxiliadora, que de nuevo llegó a él con sones trianeros de la calle Castilla, y rumbo al Santuario de la Madre Auxiliadora, dónde en el presbiterio la esperaban la Esperanza Trinitaria Coronada ataviada de blanco a un lado de la puerta y en el otro, María Auxiliadora que salió el día anterior, todo ello con fuegos artificiales, para vivir ese momento único, ese momento en el que se encontraron tres imágenes coronadas frente a frente, quedándose esa instantánea para el recuerdo. Fue entonces cuando puso rumbo a su Basílica, pasadas ya las 2.30 de la madrugada del domingo 1 de Junio; visitando antes la casa de las Hermanas de la Cruz que estaban esperándola para rezarle de cerca, ya que es una de las pocas veces, por no decir la única que la visitó en toda la historia, y dónde Ella se alegró de verlas, de ver a sus Hermanas de la Cruz.

Fotografía: ABC de Sevilla

Fotografía: ABC de Sevilla

San Julián, con la Hermandad de Rosario y de la Hiniesta, estaban nerviosos porque la Reina de Sevilla, la Esperanza Macarena se acercaría hasta su Parroquia para verlos, por ello, engalanaron las calles como nunca habían sido engalanadas; mantones en los balcones, guirnaldas con flores de papel y banderas de España, y no podían faltar las petaladas. La Virgen del Rosario en un Altar lateral a la Parroquia y la Virgen de la Hiniesta Gloriosa en la puerta de la Iglesia, cada una exornada de diferente forma, pero era lo que merecía la ocasión. Con ´Madre Hiniesta´ llegó frente a la Virgen del Rosario, para continuar con ´Hiniesta´ de Peralto en el silencio roto por un pequeño murmullo de los cangrejeros situados delante del palio, y una inmensa petalada con ´Hiniesta Coronada´ para revirar hacia la Parroquia de San Julián, y encontrarse con la Madre Hiniesta Gloriosa, con los sones de ´Estrella Sublime´, y la anécdota que desde un balcón un hombre lanzó al aire el grito ´Viva el Carmen de Salteras´ provocando la sonrisa en el público presente y un gran aplauso; y como no, para despedirse, su marcha más conocida… ´Coronación de la Macarena´ para coger por primera vez la calle de la Muralla, llegar a la Plaza del Pumarejo, calle San Luis y vivir los últimos compases de esta Extraordinaria para el recuerdo.

Una sorpresa esperaba para el público que la esperaba en San Gil, antigua sede de la Hermandad, dónde volvió la Esperanza de Nuevo, para visitarla y estar unos segundo en ella, junto a la Virgen del Carmen y al Simpecado del Rocio de la Hermandad de la Macarena, y la culpa fue de la Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Macarena, con esa interpretación del ´Himno a la Esperanza´ que sonó de una forma especial, diferente, y es que ya estaba cerca de casa, ya se culminaba esos actos del cincuenta aniversario de su coronación, de la Coronación de la Esperanza de Sevilla.

Y todo llegó a su fin, y Ella quiso llegar a su Basílica con los primeros rallos del astro rey, a las 8.30 de la mañana, estaba en su atrio, dónde los vecinos la esperaban después de siete días sin su vecina más ilustre, se ponía fin a un año intenso, un año lleno de Esperanza, un año dónde mucho soñaron con tenerla cerca, un año en el que los macarenos del cielo estuvieron con Ella, porque Ella en cada una de las levantás que daba iba por todos ellos para que estuviesen bajo su manto, un año de promesas de aquellas personas que no la ven cada Viernes Santo de madrugada, un año 2014 que siempre fue de Ella, de la Estrella de la Mañana, de la luz y guía de muchos corazones, un año que no tendrá ningún otro nombre sino… María Santísima de la Esperanza Macarena Coronada.

macarena extraordinaria

Alex GarcíaAutor: Alex García Director de crónicas de fotografías, vídeos y audios. Estudiante de Farmacia. Hermano de Santa Genoveva.
About De Nazaret a Sevilla (4706 Articles)
Redacción

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: