Últimas noticias

Amiguismo y “enemiguismo”

Agustín López| No me gustaría ni ser el defensor de un abusador ni ser el cómplice de alguien que quiere arruinar una vida.

Javier Criado/ El Correo

Para ser juez o jueza en España hay que estudiar la carrera de Derecho (5 años). Luego preparar unas oposiciones que constan de tres duros exámenes y que llevan unos 4 años si se hacen por la vía rápida. Después hay que estar un año en una Escuela Judicial. Casi por último pasar otro año junto a un juez/a haciendo labores de adjunto. Y después de estos 10 años (en el mejor de los casos) podrás juzgar los diferentes que te lleguen. Por el camino se quedan muchas mentes privilegiadas que no pueden llegar al final ya que es un camino muy duro y selecto…esto era así hasta que se crearon las redes sociales y los tertulianos, ya en ese caso sólo hacia falta hacerse un “login” o ser invitado a un plató para poder juzgar sobre los demás.

Durante toda esta semana hemos visto como centenares de jueces anónimos y no tan anónimos dictaban las más crueles de las sentencias y seguramente el caso Criado irá para largo ya que cada vez parece hacerse la bola más grande. Muchos se mueven por el amiguismo y otros por el “enemiguismo”. Si Javier Criado es amigo o colaborador del medio, el titular le protegerá más y se intentará minusvalorar el testimonio de las denunciantes y si el medio es de la competencia o quien escribe es enemigo del psiquiatra será lanzado al anfiteatro de internet para que sea devorado por los leones digitales. Como en casi todo hay dos bandos radicalmente enfrentados y de nuevo Sevilla saca a relucir su bipolaridad. No puede haber termino medio ni opiniones objetivas, igual que no podemos existir personas que en realidad ni habíamos oído hablar sobre este tema ni tenemos ningún dato sobre el mismo. Hoy en Sevilla todo el mundo lo sabía desde hace mucho, hoy en Sevilla todos son “cuñaos”. Me da la sensación que sí hay personas que saben datos de primera mano, pero me da la casualmente son las que menos están hablando por internet, en las tertulias o firmando artículos de prensa.

Estas personas que juegan a “sabelotodo” me suelen hacer gracia cuando se trata de temas pueriles o insignificantes pero esta vez no es así, en este caso debemos andar con mucho cuidado y no hacernos los “guais” por un simple retweet o una aplauso del público. Objetivamente tenemos dos datos: Primero que hay un grupo de mujeres que ha denunciado a Javier Criado por abusos sexuales; Segundo dato, que él lo niega todo. Una cosa está clara, si la denuncia es verdad estamos ante un persona execrable y un grupo de amigos que defiende a un cretino; si la denuncia es falsa estamos ante un grupo de canallas que intentan arruinar la vida de una persona y que también están contando de un grupo que le ayuda en ello. Evidentemente yo no tengo ni pajolera idea de quien miente y que dice la verdad, no he recorrido ni un día de ese largo camino que dijimos había que hacer para ser juez. Me niego en rotundo a defender a ninguna de las partes por el peligro que tendría el equivocarme en mi apreciación y defender o a un cretino o a un grupo de canallas.

Seguramente la gran mayoría de lectores de este artículo recordarán el caso “Arny”. Lo que eso supuso para Sevilla y las cosas que en ese momento se dijeron de algunos personajes públicos. Entonces no había redes sociales pero sí había medios de comunicación y barras de bar. Una gran parte de sevillanos eligieron ser jueces y acribillar a las personas que con el tiempo se demostró eran inocentes. Aquel caso también tuvo repercusión en el mundo cofrade ya que uno de los implicados era Guillermo Carmona, hermano mayor de Santa Cruz por aquel entonces. En el año 1996, en plena Primavera, el escándalo estaba en su cima y ese Martes Santo la hermandad de Santa Cruz hizo toda su estación de penitencia entre abucheos y gritos que iban dirigidos al que por aquel entonces se pensaba era uno de los monstruos del caso “Arny”. Este “jaleo” tomó tintes dramáticos en la última parte del recorrido, tan es así, que la hermandad decidió aligerar aún más el paso y entrar más rápido de lo habitual. Una vez cerradas las puertas de la parroquia, los nazarenos que aún permanecíamos dentro escuchábamos los golpetazos a la puerta, los gritos y los insultos.

A día de hoy seguramente la gran mayoría de personas que ese día gritaron o golpearon la puerta autoproclamándose jueces de la verdad ya no se acordarán, los hermanos de Santa Cruz sí que lo recordamos y seguro que los que más recuerdan ese juicio paralelo son el propio interesado y sus familiares. Del mismo modo cuando todo este asunto pase y se juzgue se sabrá la verdad del asunto y entonces se verá que hay quien en estos días ha defendido a la parte errónea, haciendo mucho daño a la parte inocente. No me gustaría ni ser el defensor de un abusador ni ser el cómplice necesario de alguien que quiere arruinar la vida de una persona, es por eso que en mi humilde opinión pienso que lo más sensato es esperar a ver lo que dicen los jueces de toga y no los del pajarito azul o el “caralibro”.

 

Foto: El Correo

</table

Acerca de Agustín López (129 Artículos)
Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog el preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

    Agustín LópezAutor: Agustín López Opinión. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Autor del blog de “El Preste”