Últimas noticias

Noviembre, la antesala de la Vida

Noviembre es un mes clave en la historia y en el subconsciente colectivo de nuestra ciudad, además es el mes en el que el Rey Santo, Fernando III, culminó la Reconquista de la Ciudad para devolverla a manos cristianas, o el mes en el que el romanticismo se hace presente de la mano de la leyenda por antonomasia que José Zorrilla situó en Sevilla, esa en la que un conquistador, aunque de otro tipo, recorrió las calles del barrio de Santa Cruz y la Judería en busca de su Doña Inés, como el soñador que persigue un imposible hasta más allá de la razón.

Para los cofrades, también es el culmen del ciclo de Glorias de Sevilla que iniciamos allá por el mes de mayo con la Virgen de la Salud de San Isidoro y que cerramos con el clasicismo de la Reina de Todos los Santos y la Virgen del Amparo. La sobriedad de la Magdalena en la que encontramos esa imagen serena, una mirada dulce pero acompaña de sonidos que llegan a transportarnos a una Semana en la que la Pasión llena nuestras calles, con naturalidad y sin estridencias, como solo Sevilla sabe hacer.

Nos encontramos en un tiempo en el que el color negro se hace presente en nuestras Hermandades para vestir a sus Sagrados Titulares en recuerdo de aquellos que ya dejaron el mundo terrenal y que pasaron a vivir de la Resurrección de Cristo. Mes que representa en sí mismo el ciclo natural de nuestra fe, que nos ayuda a entender la muerte como un paso obligatorio pero temporal hacia la felicidad plena, una puerta simbólica que representa la antesala de la entrada en el Reino de Dios, y que podríamos ver reflejada y asemejarla en las puertas que se abrirán en conmemoración del Año Jubilar de la Divina Misericordia.

Se terminaron. Dejamos atrás las glorias como un preámbulo del tiempo de Gloria, el de la celebración de la Vida. De la tristeza a la alegría. De la nostalgia a la esperanza. Porque…¿qué sería de nosotros sin Esperanza?.

Pronto el negro irá tornando en azul, un azul limpio, como el cielo que envuelve a la Plaza del Triunfo en las mañanas del 8 de diciembre y del que bajó una mujer vestida de Sol, con la luna a sus pies y coronada por doce Estrellas, representación del Dogma de la Inmaculada Concepción de María y del que desde hace 400 años se defiende con sangre en nuestra Mariana Ciudad. Esa misma plaza que en la vigilia del 8 de diciembre se llenará de música de guitarras, panderetas y capas negras de tunos para homenajear a la Inmaculada que corona Sevilla.

También la ciudad se irá transformando, irá despertando del letargo de los días oscuros hasta romper en ebullición cuando los huesos de santo de los obradores sean sustituidos en los escaparates por mazapanes y turrones y las primeras luces navideñas empiecen a alumbrar nuestras calles, llenándola de una actividad casi frenética, incluso cambiando los protagonistas de la misma.

Si ahora la nostalgia y los recuerdos ocasionados por la Muerte son patrimonio de los adultos, la ilusión y la alegría serán propiedad de los niños, y la ciudad volverá a rebosar de nuevo Vida.

Noviembre resume en 30 días el continuo ciclo que marca el ritmo de esa Sevilla que vive la Muerte para poder celebrar la Vida.

Carlos Iglesia, Estrella Carreño, Alejandro García.

De Nazaret A SevillaAutor: De Nazaret A Sevilla Dirección.
About De Nazaret a Sevilla (25 Articles)
Dirección

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: