Últimas noticias

Adrián Ríos “Hay personas que pretenden fabricarse un personaje a base de buscar escándalos”

Adrián Ríos delegado de medios de la Archidiócesis de Sevilla. / Álvaro Aguilar
Adrián Ríos delegado de medios de la Archidiócesis de Sevilla. / Álvaro Aguilar

Adrián Ríos Delegado de Medios de la Archidiócesis de Sevilla / Álvaro Aguilar

Encargado de la Delegación de Medios de Comunicación de nuestra Archidiócesis, cofrade de cuna del Silencio y sacerdote de la Basílica del Gran Poder. Casi nada. Adrián Ríos conoce de primera mano la labor comunicativa que realizan nuestras hermandades: “Se han adaptado tecnológicamente”, sin embargo, lamenta que en muchas ocasiones “se conviertan en un instrumento de ataque”. Con claridad y de forma directa no duda en afirmar que “el problema es la difamación, la descalificación y los insultos”. En esta misma línea analiza el papel que juegan los numerosos medios de comunicación cofrades en los que “hay personas que pretenden fabricarse un personaje a base de buscar escándalos”, argumenta.

Adrián Ríos envía un mensaje en favor de los cofrades en referencia a su formación: “No acepto que los cofrades sean los que tienen carencias de formación”. Trabaja de forma muy cercana con el Señor Arzobispo de Sevilla del cual asegura que “el carácter sincero y directo chocó más a las hermandades que el barroquismo de las cofradías al Arzobispo”. El propio delegado de medios razona que “los cofrades le hemos establecido un cliché a Don Juan José”.

La juventud cofrade, las asociaciones civiles o la comunicación en el Consejo son otros de los temas que Adrián Ríos analiza a continuación.

Besapiés Silencio | Foto: Tomás Quifes

Besapiés Silencio | Foto: Tomás Quifes

¿Qué balance hace de su año y medio al frente de la delegación de medios del arzobispado?

En primer lugar muy positivo con el equipo que me encontré. Quizá, necesitaba un revulsivo a partir de alguien que llegase con ideas nuevas. Además, muy abierto con todas las propuestas que yo traía. Había muchas ganas tanto por parte del Señor Arzobispo como de la propia diócesis de darle un vuelco a los medios de comunicación y también de establecer una relación fluida con los el resto. Hemos creado un área pastoral, una red de colaboradores pertenecientes a parroquias, hermandades, congregaciones religiosas, colegios que hacían una comunicación de una manera individual y ahora intentamos que sea corporativa.

¿Las hermandades se han adaptado a la nueva era de la comunicación?

Las hermandades tienen desarrollados los medios de comunicación de una forma importante. Se han adaptado tecnológicamente, pero, como a la sociedad en general, no ha habido una reflexión ética que acompañe al uso de esos medios. Todo no vale, al final resulta que te encuentras enzarzado en una conversación insultante, una difamación o una descalificación que llega a todo el mundo. En muchas ocasiones se ha convertido en un instrumento de ataque. En valorar que vale y no es donde tenemos que entrar ahora nosotros. Hay que reconocer que hoy día se cae muchas veces en el error de usar la información religiosa quitándole el calificativo y haciéndola estratégica, política…

¿Lamenta que se hayan utilizado métodos de comunicación para fines electorales?

Es legítimo y bien usado es un gran cauce. El problema es la difamación, la descalificación y los insultos. Hoy quiero que se debata algo en una mesa, pues utilizo los medios de comunicación para que levanten un bulo o un problema donde no lo había y eso que he querido provocar acaba en una mesa de gobierno.

La comunicación es muy importante hoy día, sin embargo el Consejo de Hermandades no tiene una estructura comunicativa…

Les insisto a ellos que es importante que alguien ayude en la política de comunicación del Consejo. Es una necesidad, pero también en esta casa la delegación de medios fue la última que se creó. Quiero decir, las instituciones van asumiendo esa necesidad como van pudiendo. Al final llegará. Siempre se lo recomiendo, la comunicación no se improvisa, hay que saber previamente cómo responder a una crisis.

Virgen de los Reyes, gran devoción de Adrián Ríos. 15. Foto-Miguel Ángel Badía

Virgen de los Reyes, gran devoción de Adrián Ríos / Miguel Angel Badía

Por lo tanto, ¿cree que episodios como la famosa “rueda de prensa” de hace unas semanas no se hubiese repetido?

O no, es muy fácil juzgar desde fuera. Muchas veces con la premura que se trabaja en ocasiones, puedes errar, no garantiza el buen uso el que exista un gabinete de comunicación. Yo le digo muchas veces al Arzobispo, “usted me tiene que permitir un margen de error”. Lo que sé es que hay que pensar en frío, no en caliente.

Proliferan muchos medios de comunicación sobre cofradías, ¿positivo?

Entiendo la proliferación siempre que la política sea sumar y no jugar a una prensa amarilla. Parece que hay gente que pretende fabricarse un personaje o crearse un nombre a base de buscar escándalos, de provocar crisis o de ofrecer informaciones no contrastadas. Si queremos que tenga un prestigio hay que darle profesionalidad, no solamente meros aficionados. Personas que sepan que el periodismo es una institución seria, una profesión con rigor y que no se puede jugar a ser periodista. En un servicio profesional no entra el ir buscando titulares escandalosos, sino dar un servicio de información a la sociedad. Soy consciente de que no existe la neutralidad pero también las noticias se pueden vender de otra forma.

Como sacerdote, ¿echa en falta que los cofrades nos centremos más en lo importante y menos en lo superfluo?

Si elementos superfluos son los exornos florales y el patrimonio de una hermandad yo no lo considero así. Superfluo son las polémicas que se quieran crear usando los medios de comunicación como piedra que se tira contra el otro. Lo que un cabildo de oficiales pueda debatir dentro debe quedarse dentro y el periodismo cofrade si se centra solo en ello se está quedando en lo superfluo. El problema de hoy día es no saber distinguir entre una información reservada y una pública.

¿Cree que hay carencias de formación religiosa en nuestras cofradías?

Es un reto siempre pero no solo en las hermandades. No acepto que los cofrades sean los que tienen carencias de formación. Evidentemente debe ser un desafío, a mayor formación las decisiones del equipo de gobierno van mucho más fundamentadas en el evangelio de la Iglesia.

Conoce bien a la juventud cofrade, ¿cómo es?

Son muy activos y numerosos. Las hermandades tienen buenos grupos de jóvenes cofrades. Acompaño a la juventud del Gran Poder y son personas con una gran inquietud y sentido de la responsabilidad. Las juventudes de las corporaciones deben ser más escuchadas por los mayores. Hay proyectos que parten de ellos de los que debemos aprender. Es un potencial que hay que cuidar y formar.

Adrián Ríos delegado de medios de la Archidiócesis de Sevilla. / Álvaro Aguilar

Adrián Ríos Delegado de Medios de la Archidiócesis de Sevilla / Álvaro Aguilar

En la formación de los jóvenes, ¿hay que incidir más?

Sin que solo sea formación hay que incidir en la vida de esa juventud. Tienes que ofrecerles a los jóvenes cofrades formación pero también excursiones, peregrinaciones, comidas… Es decir, no identificarlos solo con las tareas formativas sino que tenga un espacio donde su creatividad vaya orientada a la vida de hermandad.

¿Qué dificultades presenta transmitir la palabra de Dios?

Quizá que no estamos dando con los verdaderos interrogantes de las personas. Es decir, cuando alguien se cuestiona un estilo de vida, de felicidad o algo yo debo conocer su pregunta para darle una respuesta desde el evangelio. A veces, no sabemos dar con la clave de las necesidades de las personas. Quizá, hemos perdido la frecuencia, la sintonía que hay que recuperarla escuchando a las personas. En Jesucristo siempre está la respuesta.

¿Qué importancia tienen las redes sociales en la Iglesia de Sevilla?

Lo que hoy no te llega directamente a través de Twitter o Facebook no lo hará por la web. Si nosotros no vamos anunciando a modo de titulares de 150 caracteres nuestras informaciones la gente no le da el enlace. Nadie se sienta a leer que pone hoy achisevilla.org. Para nosotros es importante para calibrar la interacción, la respuesta que la gente da a cada titular o noticia. Ahí eres capaz de analizar si lo que estás comunicando tiene repercusión.

Conoce perfectamente a Don Monseñor Asenjo, ¿qué siente por las hermandades?

Pienso que ha habido una evolución en su vida. Llegó desconociendo la idiosincrasia de las hermandades y cofradías de Sevilla, que no son las de Córdoba o Toledo, sino que le tocó pastorear una realidad con un peso social y civil muy diferente. Con su carácter castellano al principio le impresionaría muchísimo. Ese carácter sincero y directo chocó más a las hermandades que el barroquismo de las cofradías al arzobispo. Asenjo valora la labor de las hermandades y su oportunidad, pero no dejará de decirnos nunca lo que piensa. Que un pastor te diga lo que tienes que mejorar siempre será positivo. Agradezco el estilo directo de Don Juan José. En toda corrección va una sabiduría. Que sepamos saltarnos ese estilo directo para descubrir el mensaje que nos trae un hombre bueno, noble y con la conciencia muy recta. Sabe que su deber no es alagar sino gobernar.

Silencio | Foto: Tomás Quifes

Silencio / Tomás Quifes

¿Sevilla es o ha sido demasiado dura con él?

Sevilla en ese sentido es muy alambicada. Los sevillanos somos muy barrocos y por ello le damos muchas vueltas a las cosas. Más que duros con él lo que hemos hecho ha sido establecerlo en un cliché. Nadie se merece ser clasificado y no salirse de ahí. Sevilla necesita un pastor que rece por su diócesis, que le preocupen las cosas de sus hermandades y parroquias, que en el gobierno sepa arriesgar y que nos quiera. Todo ello lo cumple Don Juan José.

¿Qué opinión tiene sobre las asociaciones cofrades?

Una asociación civil que no quiere pasar por el proceso que la Iglesia ha establecido para llegar a ser un día Hermandad o cofradía está jugando fuera del campo. Al final eso tiene sus consecuencias. Comprendo que pueda haber alguna falta de entendimiento entre los párrocos y las asociaciones. Pero éstas deben saber que hay instituciones en la Iglesia que le pueden acompañar y que pueden mediar. Además, el párroco en algunas cosas puede que tenga razón. Por libre en la Iglesia no se puede ir, significa estar fuera de la comunión. Muchas veces lo que falta es dialogo y comunicación. Fiarse del párroco, del delegado de hermandades y de asuntos jurídicos es seguir la senda de la Iglesia.

¿Cuál es el momento más especial de Adrián Ríos en la Semana Santa de Sevilla?

En la Semana Santa en general el acto más especial lo encuentro en el triduo pascual. Nunca me imaginé que iba a estar delante del Santísimo bastante parte de la tarde del Jueves Santo prescindiendo de ver pasos en la calle. En mi progresión espiritual y personal eso fue creciendo. Es compatible, se puede estar una hora en el monumento y posteriormente seguir viendo pasos en la calle. Dentro de mi participación en las cofradías mi momento principal es la estación de penitencia en el Silencio. Voy justo detrás del Señor en la madrugada en la que el Nazareno tomó la cruz camino del calvario. Además, mi hermandad tiene momentos íntimos muy bonitos.

Fran DelgadoAutor: Fran Delgado Entrevistas. Estudiante de periodismo en la Universidad de Sevilla. Hermano del Gran Poder y la Esperanza de Triana. Puedes seguirlo en @Unfrandelgado. También colabora en @Betis_VAVEL.
About Fran Delgado (185 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: