Últimas noticias

José María Pedernal: “En Andalucía somos un ejemplo a seguir”

IMG_2818 NS

José María Pedernal, Hermano mayor de la Amargura. / Raúl Pajares.

El pasado 21 de noviembre se cumplieron 61 años de la coronación canónica de la Amargura. Como es tradición, la Hermandad conmemoró el aniversario con un besamanos en honor de la Virgen que “representa como ninguna el dolor adulto y maduro de una madre”, reconoce José María Pedernal, actual Hermano Mayor. Dicho besamanos es el acto más importante de la Hermandad junto a la Dolorosa: “Toda la Corporación se congrega alrededor de ella”, prosigue emocionado el Hermano Mayor: “Es como una llamada de la madre”.

Cada Domingo de Ramos quedamos prendados, fascinados, enamorados ante la elegancia de la cofradía en la calle: “Somos un ejemplo a seguir, no solo en Sevilla, sino en toda Andalucía.”, argumenta Pedernal. Sin obviar que La Amargura es una de las hermandades que más ha crecido durante los últimos años y “así se ha reflejado en un incremento del tiempo de paso”, afirma el Hermano Mayor.

Así es la Hermandad de la Amargura, una de las más señeras de Sevilla, pero al mismo tiempo sencilla. José María Pedernal muestra su satisfacción ante las últimas obras de adecentamiento de San Juan de la Palma, se enorgullece por estar alejados del mundo mediático y, entre otros aspectos, enfatiza la labor caritativa de la corporación.

Amargura. Besamanos 2014. Foto|Tomás Quifes¿Qué balance hace de su año y medio en el cargo como Hermano Mayor?

Es positivo. Los proyectos que teníamos en nuestra candidatura los estamos llevando a cabo con creces. No pensábamos que en este año y medio fuese a dar tiempo a tanto. La intención es seguir haciendo todo lo que se pueda y más, tanto en el aspecto material, reforma de la parroquia, como en la atención a los hermanos, formación y cuestiones que, quizá, no tengan tanta repercusión pero que son importantes.

¿Satisfecho con las labores de adecentamiento de la parroquia?

Estamos cuidando nuestra casa, nuestra sede canónica. Tenemos que atenderlo. Cuesta mucho esfuerzo y dinero, pero somos conscientes del valor del templo y no queríamos que ocurriese lo que, desgraciadamente, les ha pasado a otros. La Amargura siempre ha estado ahí, en la labor de mantenimiento. Había que acometer una serie de obras y poner en valor los retablos, los cuadros… por ejemplo, hemos recuperado la capilla de bautismo. El cambio en la iglesia ha sido espectacular. La idea es mantener un seguimiento continuo.

El patrimonio de la Hermandad, ¿en qué situación se encuentra?

Hemos restaurado la túnica del San Juan y en la próxima Semana Santa el estandarte sacramental. El resto se encuentra en una situación muy buena. Lo importante de estas cuestiones es estar siempre encima, no dejar que el tiempo pase. Si haces un mantenimiento periódico el resultado será más satisfactorio, por ejemplo el dorado del misterio parece que lo estrenamos cada Semana Santa. Al igual que las imágenes, desde la restauración en el IAPH se les hace una revisión periódica. Es una labor constante.

¿Qué tiene de especial la Virgen de la Amargura, qué te atrapa, qué te lleva a ella?

Esa respuesta se contesta mirándola. Es algo inexplicable. Cuando la miras eres consciente de que es especial. Una Virgen muy particular que representa como ninguna el dolor adulto y maduro de una madre. Es una Dolorosa con una expresión inigualable.

¿Sevilla es consciente del valor que tiene, la suerte que atesora la ciudad?

Sí. No solo de la Virgen, sino también del Señor. Yo diría que es la cofradía al completo. Hay mucha gente que llega a la Hermandad porque un día se enamoró de la misma el Domingo de Ramos. Desde la Cruz de Guía hasta la última nota de la marcha formamos un conjunto que se ha ido perfeccionando a lo largo de los siglos. Es único. Es una catequesis en la calle.

José María Pedernal, Hermano mayor de la Amargura. / Raúl Pajares.

José María Pedernal, Hermano mayor de la Amargura. / Raúl Pajares.

¿El besamanos es el día más importante de la Hermandad junto a ella?

Hay muchos días importantes en la Hermandad: el Domingo de Ramos, la Función Principal… Pero el Besamanos de la Virgen es muy especial porque toda la corporación se congrega alrededor de ella. Desde los niños hasta los veteranos reunidos en torno a la madre. Es muy especial, en todas las jornadas hacemos actos dedicados a cada uno de ellos. Es como una llamada que hace la madre a su casa, y todos sus hijos nos reunimos en torno a ella.

Hemos hablado de la Virgen, ¿cómo es la devoción de la Hermandad al Señor?

Como en todas las hermandades, hay hermanos a los que les tira más a la Virgen y a otros el Señor. Tenemos la suerte de disfrutar de dos tallas espectaculares que llaman a la devoción. Cuando ves al Señor del Silencio en su Besamanos del Domingo de Pasión como que los devotos lo redescubren. Actualmente la fama la tiene la Dolorosa, pero no siempre fue así. En el siglo XIX la Hermandad era conocida como la del Silencio. El Señor tiene un poder de atracción inmenso, es sencillo y poderoso a la vez. No diciendo nada lo está diciendo todo.

Una cofradía de “corte serio”…

En realidad serios no somos. Somos una Hermandad de barrio, pero muy peculiar. Vamos en silencio pero llevamos música, tenemos esparto pero vestimos de blanco. Es una mezcla que se ha ido haciendo a lo largo de los siglos. Somos de barrio pero hemos sabido hacer una combinación de seriedad pero no de rigidez. Muy natural, eso se ve en la elegancia que tiene el nazareno de la Amargura, somos un ejemplo a seguir, no solo en Sevilla, sino en toda Andalucía.

Besapiés Amargura | Foto: Tomás Quifes

Besapiés Amargura | Foto: Tomás Quifes

Es una de las hermandades que más ha crecido en los últimos años, ¿supone un problema para la idiosincrasia de la cofradía?

El crecimiento siempre es bueno. No podemos ocultar que no es lo mismo salir con 400 que con 1200 nazarenos. Eso supone que hay que adaptarse a este nuevo número. El ritmo de la cofradía no es igual, es muy complicado mantener una continuidad entre la elegancia de los nazarenos. Afortunadamente se nos ha reconocido un mayor tiempo de paso tratando de cumplir siempre con los horarios. Que acudan nuevos hermanos y quieren formar parte de la estación de penitencia es un orgullo y una satisfacción.

¿Cuál es el motivo, el secreto de que al hablar de la Amargura lo hagamos de aspectos positivos y no de polémicas?

Es una labor callada, no somos una hermandad de salir en los medios de comunicación. Es una labor interna basada en un trato afable con el hermano. Si hay cualquier roce se arregla dentro y de manera fraternal. No somos titulares, ni queremos serlo. Queremos demostrar lo qué es la Hermandad de la Amargura cuando se debe.

¿Cómo define la marcha “Amarguras” a la Hermandad?

Es una composición redonda, perfecta. No solo define a la Hermandad, sino a la Semana Santa. Resume perfectamente el paso de una cofradía; acercarse, el bullicio, la cercanía, el culmen, el alejarse y el regusto que queda cuando pasa. Es un poema sinfónico.

¿Qué importancia ha tenido para la corporación la canonización de Santa María de la Purísima?

Mantenemos un vínculo muy estrecho con la compañía de la Cruz. Nos llena de satisfacción y orgullo que Santa María de la Purísima haya subido a los altares. Ella que era tan devota de la Virgen de la Amargura. Desde el mismo año de su muerte la Dolorosa lleva en el paso su rosario cada Domingo de Ramos. En ocasiones especiales, como en el Besamanos de este año, también.

La labor caritativa de la Hermandad

En el centro de la ciudad vive mucha gente mayor por ello Cáritas parroquial y la bolsa asistencial de la Hermandad se ocupa de atender a la feligresía y a los hermanos. Además, colaboramos con el economato casco antiguo y acogemos a ‘Alameda de Mayores’, una asociación que se encarga de personas de edad avanzada. Durante muchos años hemos participado en el programa de acogida de niños bielorrusos. Y por último, nos volcamos en el fondo ‘Santa Ángela de la Cruz’ destinado a ayudar a asociaciones benéficas. Cada año se hace una convocatoria y las distintas asociaciones presentan sus proyectos, alrededor de unos 30. Nos he realmente complicado elegir.

¿Qué momento recuerda con mayor alegría dentro de la corporación?

No le puedo elegir uno. Es una satisfacción ver la Hermandad llena de vida, los hermanos acercándose y sabiendo que tienen aquí su casa. Si tuviese que destacar una cosa me quedaría con esa sencillez. El ser una corporación con una categoría señera en Sevilla, pero que vive de una manera muy sencilla la fe en Cristo.

Fran DelgadoAutor: Fran Delgado Entrevistas. Estudiante de periodismo en la Universidad de Sevilla. Hermano del Gran Poder y la Esperanza de Triana. Puedes seguirlo en @Unfrandelgado. También colabora en @Betis_VAVEL.
About Fran Delgado (185 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: