Últimas noticias

Desfalcos y Misericordia

La semana pasada saltó una noticia de esas que convulsionan todo el panorama cofrade. El diario XYZ destapaba un presunto desfalco en la hermandad del Valle. Según se apuntaba, en ese momento, el que fuera Mayordomo de la hermandad durante 9 años habría desviado unos 100.000 € de las arcas de la corporación. Luego esa cifra ascendió a los 134.000 € que, hasta el momento, parecen ser los desfalcados, presuntamente, por este individuo. En realidad pongo lo de presuntamente por eso que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero una vez que él mismo ha reconocido los hechos, no sé si tiene o no mucho sentido esta presunción de inocencia.

Esta noticia evidencia el cambio de mentalidad que los cofrades tenemos que tener, si es que queremos mejorar la realidad de nuestras hermandades. Alguna vez he tratado el tema de la profesionalidad en las hermandades y como estas viven anquilosadas en estructuras de gestión más propias del XVIII que del XXI. Esa es la raíz del problema este que ha surgido ahora en el Valle. Las hermandades no tienen profesionales al mando y tampoco tienen sistemas modernos de control. No conozco al Mayordomo ni sus circunstancias, pero un robo de este tipo sólo tiene justificación si se da por necesidades vitales de él o su familia, pero ni la cuantiosa cantidad extraída, ni el estatus social y económico que le presupongo a alguien que llega a Mayordomo de la Hermandad del Valle, hacen que vea esta opción como algo cercano. Nadie en nueve años se dio cuenta que había una mano pecadora.

Cuando Lucas Maireles, Hermano Mayor del Valle, está acudiendo a la Misericordia para no ir por vía penal, en realidad, lo que yo pienso que está haciendo, es protegerse a sí mismo, y no sólo al antiguo Mayordomo. Por la vía penal es posible que el juicio llevara una mayor investigación en las cuentas de la hermandad. La Misericordia para un cristiano es algo que debe ser un pilar, pero prostituirla para intereses propios es deleznable. Hay 14 obras en las que la Iglesia Católica (y el Papa Francisco en este año) recomiendan actuar con Misericordia, ninguna de ellas es la de proteger a un ladrón, que por otra parte, y como todos sabemos, está incumpliendo el séptimo mandamiento. Sí está incluida, como obra de Misericordía, el visitar a los presos. Si Lucas Maireles quiere ser misericordioso, debe dejar a la justicia actuar, y si esta dictamina que el ex Mayordomo es culpable (que a lo mejor no) y merece una pena de cárcel (que lo más seguro es que no), ir a visitarlo a la misma.

Yo no soy partidario de secretismos o de intentar tapar a toda costa a quien se ha equivocado. Prefiero que las cosas se digan abiertamente y se arreglen para que no vuelvan a ocurrir. Tampoco soy partidario de acudir al Arzobispo antes que a un juzgado, pero la manera que la Junta de Gobierno del Valle ha llevado este asunto desde Octubre puedo llegar a entenderla: Han intentado un acuerdo para que el Mayordomo pague lo robado y esto no se hiciera público. Insisto, no es lo que yo creo que es la mejor manera de actuar, pero el problema viene que cuando lo haces público tienes que ir con todas las de la ley y por derecho, nunca mejor dicho. No sé si técnicamente es más adecuado ir por lo civil o por lo penal, pero la justificación del Hermano Mayor y esa presión a sus hermanos para no ir por lo penal me da que pensar, y ya sabemos aquello de lo que debe ser y parecer la mujer del Cesar. Y me parece fuera de tono y muy extraño que Luca Maireles diga que dimite si sus hermanos le piden, en Cabildo, que vaya por la vía penal, y no dimita porque su Mayordomo se ha llevado tan importante suma de dinero bajo su mandato. Lo de “Culpa in vigilando” le debe sonar a chino.

Otra duda que me surge es la siguiente, el señor Maireles es director de banca, desconozco la entidad para la que trabaja, pero sería raro que su entidad no haya estafado con preferentes, no haya ejecutado desahucios a familias sin alternativa habitacional y/o no haya puesto clausulas suelos a personas que firmaban por necesidad y no sabían ni lo que firmaban. Y eso siendo él el máximo responsable de lo que se hace en su sucursal. ¿No debería haber actuado la Misericordia con esos inocentes y no con el auto inculpado que sólo buscaba un lucro personal, presuntamente, a costa de los demás? Por ejemplo, hay tres obras de Misericordia que podría haber hecho como director de banca: 1) Enseñar al que no sabe 2) Dar buen consejo al que lo necesita 3) Corregir al que se equivoca. ¿Por qué en ese caso no quiso saber nada de la Misericordia? ¿Se ponen algunos el disfraz de cristiano dependiendo del ámbito social en el que se mueven? En esos auténticos atropellos bancarios, por poner un ejemplo, es donde se debería actuar de manera misericordiosa, especialmente alguien como él, que seguro ha visto pasar auténticos dramas por su despacho, pero claro, eso es mucho más difícil porque supone sacrificios y dar la cara por los demás ante instancias poderosas, es mucho más sencillo blandir el hecho religioso para una defensa personal.

Agustín LópezAutor: Agustín López Opinión. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Autor del blog de “El Preste”
About Agustín López (146 Articles)

Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog el preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

1 Comment on Desfalcos y Misericordia

  1. Enhorabuena por el artículo. Muchos cofrades pensamos como tú y que esto huele mal con tanto tapar una cosa que tendría que destaparse totalmente. El problema de esta Sevilla es el amiguismo. Viva el periodismo libre.
    Pd: la entidad financiera donde trabaja el hermano mayor es la misma donde la hermandad tiene la cuenta. Piano piano…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: