Últimas noticias

Los Titulares de la Hiniesta: Desde la Reconquista a la Postguerra

La hermandad de la Hiniesta nos ha permitido conservar, aunque sea con su testimonio histórico, el recuerdo de la Reconquista a nivel religioso en la ciudad de Sevilla. Se dice que la Hiniesta Gloriosa fue traída en 1380 a nuestra ciudad desde los montes de Cataluña y siempre recibiendo culto en la iglesia de San Julián. En esa fecha fue descubierta por Mosén Pedro de Tours entre unas retamas en un día de caza con el lema que decía “Yo soy de Sevilla, de una iglesia junto a la Puerta de Córdoba”.

Las crónicas cuentan que se trataba de una imagen primitiva del primer obispo de Sevilla, San Pío, que le rendía culto en una iglesia donde hoy se encuentra el convento de los Capuchinos.

Hiniesta Gloriosa | Foto: Tomás Quifes

Hiniesta Gloriosa | Tomás Quifes

La Virgen de la Hiniesta Gloriosa de hoy día es una réplica de Antonio Castillo Lastrucci (1945) que viene a suplir a la original, de escuela catalana de primera mitad del siglo XIV, que se quemó en el incendio de la iglesia de San Julián del año 1932.

Desde su llegada en 1380 a Sevilla estuvo muy vinculada al Ayuntamiento. Pedro de Tous invita al cabildo de la ciudad a que salga y acompañe a la Virgen a la Catedral, es la primera ceremonia en la que participa la corporación.

Según Zúñiga, Tous fue nombrado por el rey caballero veinticuatro y alcaide de los Reales Alcázares y Atarazanas, coincidiendo con la visita a Sevilla del rey Juan I de Castilla y Doña Leonor de Aragón. Vera también nos dice que estuvieron presentes en el recibimiento de la Virgen.

La primera advocación de la Virgen fue “Nuestra Señora Santa María” como atestigua el título que aparece en la reja de su capilla desde 1407 “Esta capilla y asentamiento de esta santa imagen de Nuestra Señora Santa María mandó faser Mossen Pedro de Tous, Criado del Muy Alto y Muy Noble Señor Rey D. Enrique, hijo del Muy Noble Rey D. Juan e de la Muy Noble Reina Dª Leonor de Aragón…”

El Ayuntamiento pedirá por primera vez al Arzobispado en 1580, al cumplirse los 200 años de su llegada a Sevilla, que saliera la Virgen en procesión de rogativas. Salió con todos los honores como la Virgen de los Reyes, rodeada de 8 capiellanes reales. En 1.582 se repite la petición del Ayuntamiento de una salida de rogativas por la peste.

En 1588 el rey Felipe II ordena rogativas por la guerra con Inglaterra y el Ayuntamiento acuerda sacar a la Virgen en procesión a la Catedral con una procesión por todo lo alto. La procesión fue recogida por el padre Beltrán en una silva suya “Ramillete de flores de la retama” donde narra con detalle toda la procesión y como el Ayuntamiento asiste con asiduidad a esta procesión y se le da ya el trato de Patrona a la Virgen.

El siglo XVII seguirán este tipo de procesiones, en 1.648 se solicita una procesión en súplica por la Monarquía y la de 1679 no asistió el Ayuntamiento pues no fue invitado por la hermandad.

Regreso Hiniesta Gloriosa Corpus 2015-Álvaro Aguilar

Hiniesta Gloriosa-Álvaro Aguilar

El voto municipal viene de 1649 debido a la mayor crisis de peste que azotó a Sevilla y se decidió sacar en procesión a la Virgen de la Hiniesta para la Catedral y celebrar un octavario. Aunque ya desde tiempo antes acudía a la festividad del 8 de septiembre desde esta acción de gracias seguiría cumpliendo con dicha tradición.

Dando un gran salto en el tiempo tenemos que destacar la pérdida de la primitiva talla en el incendio de 1932 que obligó a la hermandad a suplirla en 1945 por actual de Castillo Lastrucci.

El 29 de junio de 1958,en cabildo extraordinario presidido por el Alcalde de la ciudad, el Marqués de Contadero, solicitan al Papa Juan XXIII la coronación canónica de la imagen, que fue aprobado por Roma el 15 de febrero de 1959.

Será en 1965 el primer año en que la Virgen se coloca en la fachada del Ayuntamiento para presidir el altar del Corpus.

Regreso Hiniesta Gloriosa Corpus 2015-Álvaro Aguilar

Hiniesta Gloriosa-Álvaro Aguilar

Esto es todo lo que rodea a la titular gloriosa de la hermandad de la Hiniesta, no será hasta 1565 cuando consigan reglas con carácter penitencial, en 1568 se fusiona con la hermandad de las Ánimas ya que carecía de suficientes hermanos. Realizaba su estación de penitencia con un Crucificado de pasta en el primer tercio del siglo XVII y una Dolorosa documentada de Martínez Montañés. La epidemia de peste de 1649 diezmó a la corporación y estuvo largo tiempo inactiva.

No será hasta 1667 cuando empiece a reorganizarse con nuevas Reglas aprobadas en 1671, introduciendo el culto a la Inmaculada Concepción. No serán años de estabilidad pues serán varias las reorganizaciones en estos tiempos, de hecho en 1879 se vuelve a reorganizar dando culto a un nuevo Crucificado, ya denominado de la “Buena Muerte” y a la anterior dolorosa que advocaron de la “Hiniesta en su Soledad”.

En 1881 salieron con un solo paso, con el Crucificado de pasta, la Dolorosa y un San Juan.

alhi2

Triunfo de la Santa Cruz

Ya no es titular de la corporación del Domingo de Ramos, pero hay que recordar que contaron con un paso alegórico sobre el Triunfo de la Santa Cruz desde el año 1883, contaba con la presencia de las tres virtudes teologales y de los cuatro evangelistas. Se mantuvo hasta finales de siglo.

En 1932 el ya citado incendio acabó con el Crucificado atribuido a Felipe de Ribas y la Dolorosa de Martínez Montañés.

En 1933 recibe una nueva Dolorosa obra de Castillo Lastrucci y le ceden un Crucificado de la parroquia de San Marcos donde se trasladaron, pero tres años después las llamas también hicieron presa de este templo. La hermandad decidió realizar nuevos encargos a Castillo estando en la iglesia de San Luis, deambulando por Los Terceros, Montesión y San Marcos hasta regresar en 1946 a San Julián.

En 1944 se acordó encargarle también al imaginero Lastrucci la imagen actual de la Magdalena para recuperar la estampa de principios de siglo XX.

220px-Inmaculadaalonsocano

Inmaculada San Julián

 

En 1974 con motivo de que el Papa Juan XXIII en 1.959 había firmado Bula de Coronación a la imagen gótica procesionó hasta la Catedral donde también fue coronada por el cardenal Bueno Monreal.

La imagen más desconocida es la de la Inmaculada Concepción atribuida por unos autores a Martínez Montañés (Gómez Piñol) y por otros a Alonso Cano (Ceán Bermúdez). El primer documento que menciona a la obra es de 1779 que señala que la imagen procede de La Campana y es trasladada a la iglesia de Santa Lucía hasta su clausura en 1868 que pasó a la sede de San Julián.

El último titular por señalar es la Piedad de Nuestra Señora obra de Antonio Castillo Lastrucci de 1949, esta obra no fue un encargo, sino por propia iniciativa del autor que la tuvo en su taller hasta el dia de su muerte. La familia tras ver que se conservaba en mal estado en su destino, San Nicolás del Puerto, decidió firmar un acuerdo de cesión con la parroquia de San Julián para que presidiese el monumento funerario del imaginero, donde descansa desde 1995.

hiniesta_piedad abc

Piedad. Foto: ABC

BIBLIOGRAFÍA:

DOMÍNGUEZ DOMÍNGUEZ-ADAME, Mauricio: La Virgen de la Hiniesta. Su Vinculación con la Parroquia de San Julián y el Ayuntamiento de Sevilla. Sevilla, 2004.

FERNÁNDEZ MARTÍNEZ, José; GARCÍA DE LA CONCHA DELGADO, Federico y MAÑES MANAUTE, Antonio: Anécdotas, leyendas y curiosidades inéditas de la Semana Santa de Sevilla. Tomo 1. Sevilla, 2.002.

Álvaro IglesiasAutor: Álvaro Iglesias Redacción. Estudiante de Historia del Arte. Hermano del Amor y del Cristo de Burgos
About De Nazaret a Sevilla (780 Articles)
Crónicas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: