Últimas noticias

Manuel Vizcaya: “No es necesario que se publiquen normas internas de los costaleros”

Manuel Vizcaya. / Ismael A. F.
Manuel Vizcaya. / Ismael A. F.

Manuel Vizcaya. / Ismael A. F.

“Aire para mis penas…”, la voz de Manuel Vizcaya es inconfundible en nuestra Semana Santa, ratificado hace unos días por la Hermandad de la Estrella. La elegancia conjugada con la alegría del misterio de la Estrella es uno de los de los sellos de este insigne capataz que no olvida a su referente, a su padre: “Juan Vizcaya es el creador de los cambios de los misterios a la música y del <<izquierdo por delante>>. Sus palabras al hablar de su pasión, el mundo del costal, son puro sentimiento, su experiencia se traslada a una opinión que no deja indiferente a nadie: “No permito que politicen a las cuadrillas que dirijo porque son unos hermanos más dentro de la corporación”, afirma Manuel Vizcaya.

El asentamiento de las cuadrillas de hermanos costaleros a día de hoy es indiscutible, sin embargo, el capataz de Pasión y Muerte recomienda a algunas hermandades que analicen su situación: “Lo absurdo es que una corporación pequeña pretenda tener una cuadrilla de hermanos costaleros al completo”. La unión entre el costalero y el capataz es fundamental para el buen hacer de una cuadrilla, y así lo entiende Manuel Vizcaya: “Al costalero lo quiero y lo aprecio mucho, siento el esfuerzo que hace”.

¿Por qué Manuel Vizcaya es capataz?

Por la herencia de Juan Vizcaya, mi padre, que fue quien inició las cuadrillas de hermanos costaleros en Triana en San Gonzalo. Mi padre falleció muy joven con 35 años, yo solo tenía 11. Desde muy pequeño estaba de la mano de él en San Gonzalo, después empezó con la cuadrilla de hermanos costaleros. Tengo recuerdos muy claros del Lunes Santo de 1976 en el que sacó el misterio. Cuando te falta te aferras más a esos recuerdos. Mi padre para mí a nivel cofrade era el ejemplo a seguir, la imagen que me marca.

¿Qué importancia tiene Juan Vizcaya, se le reconoce ese valor en Sevilla?

Se le reconoce perfectamente. Juan Vizcaya es el creador de los cambios de los misterios a la música y del “izquierdo por delante”. Solo estuvo un año delante del Señor del Soberano Poder y dejó la semilla para la Semana Santa de hoy. Recuerdo que él se relacionaba con los capaces mayores como Borrero, Bejarano, los Ariza… ellos hablaban de mi padre como el “niño”, lo definían como un valiente por su apuesta por los hermanos costaleros.

¿Qué recuerda de sus inicios?

Yo era hermano de San Gonzalo, de la Esperanza de Triana y de la Estrella. Cuando fallece mi padre el grupo joven más cercano a mi edad es el de la corporación del Domingo de Ramos. En 1979, cuando tenía 13 años, surgió la idea de hacer la cuadrilla de hermanos costaleros, dos cursos después pasé a ser segundo capataz y con 20 ya era el principal. Recuerdo que le poníamos mucho cariño pero aprendes “huérfano”, sin experiencia, de nuestros propios errores. Tenía unas charlas interminables con Manuel Bejarano. También creo que me sirvió de ayuda el salir de costalero durante 20 años en San Gonzalo, ahí conocí lo que se siente debajo de un paso.

La Estrella | Foto: Tomás Quifes

La Estrella | Foto: Tomás Quifes

¿Por qué surge el término “trianear”?

El término surge durante una Semana Santa en la que el misterio de la Estrella bajaba por la zona del Archivo de Indias y sonaba una marcha melódica. De vuelta hay que arengar a los costaleros, y el paso venía muy bien; los costeros bien fijados, los cambios elegantes… y me salió: “Esto es trianear con un paso”, y a partir de ahí alcanzó una gran dimensión. Son cosas espontáneas que a veces calan en el cofrade.

¿Qué le diría a aquellos cofrades que piensan que los pasos deben ir de frente, sin cambios?

Me parece fantástico. Los pasos deben ir siempre de frente, quien apueste por los cambios que los haga bien, con gusto, finura y sin descomponerse el andar del costalero. Hay misterios que tienen un estilo sin cambios, y me encanta. Lo bonito en Sevilla es eso, respeto todos los estilos de llevar los pasos, lo que no me gusta es que un paso se descomponga, bien sea por la música o por un aplauso.

El mundo del costal ha crecido mucho, ¿son necesarias normas que regulen el comportamiento de los costaleros y capataces?

No es necesario que se publiquen ese tipo de reglamentos internos que siempre han existido en todas las hermandades. Un capataz debe saber cuándo una cuadrilla se le está envejeciendo y renovarla en ese caso, pero, fijar una edad concreta o determinar unos años de hermano para poder entrar en la cuadrilla no me parece lógico. El costalero es un tramo más de la cofradía, y somos iguales que el resto de hermanos. Hay unas normas básicas que el capataz tiene en cuenta.

¿Y la edad?

Cuando llegas a los 50 años físicamente no puedes estar como cuando tienes 35, pero hay casos que en los que el primero está mejor que el de menor edad, más cuidados. Además, hoy día por el hecho de disponer de cuadrillas muy amplias el costalero está físicamente muy entero, acaba perfectamente. El capataz sabe cuándo un costalero debe retirarse, del mismo modo, el buen costalero sabe cuándo es el momento de la retirada.

¿El costalero dentro de las hermandades tiene demasiado protagonismo?

El que, por ejemplo, le haya querido dar el hermano mayor de una hermandad para contar con el voto de ellos en unas elecciones. Yo nunca le he ganado un voto ni se lo he quitado, ni permito que politicen a las cuadrillas que dirijo porque son unos hermanos más dentro de la corporación. No me gusta que la cuadrilla tenga un protagonismo que no debe, el costalero solo lo es el día de la salida.

Crucifcado de Pasión y Muerte mientras es colocado en posición vertical. / Fran Delgado.

Crucifcado de Pasión y Muerte mientras es colocado en posición vertical. / Fran Delgado.

¿Cree que el capataz en Sevilla tiene plena capacidad de decisión en sus cuadrillas?

El que sea capataz debe tenerla, el que no la tenga no lo es. La palabra capataz significa que tú eres capaz de manejar y de controlar la cuadrilla porque luego te piden explicaciones por el trabajo. Si te dejas influenciar en tus decisiones dejas de ser capataz, en el momento en el que te digan lo que tienes que hacer ya no eres capataz. Las decisiones técnicas las tomo yo.

¿Partidario de las cuadrillas de hermanos costaleros al completo?

Me parece perfecto para las hermandades que tengan una nómina de hermanos suficiente como para formar una cuadrilla. Lo absurdo es que una corporación pequeña pretenda tener un grupo de hermanos costaleros al completo, lo que pasa que si se le obliga pues se terminan haciendo hermanos. Esas hermandades deberían ser conscientes de que hay que atraer a esa savia nueva y no forzarla. Conozco a muchos costaleros que empezaron sin ser hermanos en determinadas hermandades y terminaron haciendo hasta a sus hijos. La hermandad te tiene que llegar a ti.

¿Qué siente Manuel Vizcaya cuando el cofrade ante el andar del misterio de las Penas se emociona?

Sientes que Sevilla le reza al hijo de Dios, eres un privilegiado por ser un espectador en primera fila de los sentimientos de los fieles; como les rezan, como hablan con Dios… son momentos mágicos. Por ejemplo, en la Semana Santa pasada un Señor me dio una rosa y me dijo: “Toma, ya no me hace falta que me he curado”, en la de 2014 yo le regalé una flor del misterio para que saliese de su enfermedad. Los vellos de punta, nos dimos un abrazo y se fue. Eso es un milagro que ha obrado el Señor de las Penas. Por eso merece la pena todo lo que haya ensayado.

Virgen del Rosario. / Miguel Ángel Badia.

Virgen del Rosario. / Miguel Ángel Badia.

Tiene una forma muy peculiar de mandar en el misterio de la Estrella, ¿por qué?

Porque me gusta estar en contacto con “mi gente”, con el costalero, llevo debajo del paso a hijos de costaleros que empezaron conmigo, es una familia. Al costalero lo quiero y lo aprecio mucho, siento el esfuerzo que hace. Me gusta estar en una comunicación contínua con la gente.

¿En la capacidad de adaptarse a un paso tan diferente como Pasión y Muerte radica el éxito de Manuel Vizcaya?

Tienes que saber dónde estás y lo que llevas, y, por lo tanto, conocer cómo debe andar un paso. A un crucificado le tienes que dar un andar suave y recortado tal y como te vaya marcando el cimbreo de la cruz. Yo no tengo un estilo propio sino que depende de la cofradía en la que me encuentre. Ahora saco el palio de la Virgen del Rosario y me gusta que vaya alegre con un movimiento amplio de las bambalinas, pero igualmente me adaptaría a una cofradía con un estilo más serio que, por ejemplo, tuviese un palio de cajón.

¿Conlleva muchas dificultades la adaptación a una cuadrilla o al andar de un paso?

Con esos retos disfrutamos los capataces; formar una cuadrilla, el implantar tu estilo, es decir, ser capaz de comunicarle al costalero tu forma de llevar los pasos, enseñarles cómo te gusta el trabajo. Ahí está el capataz, en ser capaz de darle su forma a las cuadrillas dentro de que debes trabajar según la idiosincrasia de la hermandad. Aspecto que tiene que tener muy claro la propia corporación; qué modelo y qué capataz es el indicado para su cofradía.

Para finalizar, ¿qué significa para Manuel Vizcaya el Señor de las Penas?

Llevo al lado de Él desde los 13 años… el Señor de las Penas es mi padre.

Fran DelgadoAutor: Fran Delgado Entrevistas. Estudiante de periodismo en la Universidad de Sevilla. Hermano del Gran Poder y la Esperanza de Triana. Puedes seguirlo en @Unfrandelgado. También colabora en @Betis_VAVEL.
About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

1 Comment on Manuel Vizcaya: “No es necesario que se publiquen normas internas de los costaleros”

  1. Francisco Castillo Linares // 26 noviembre, 2019 en 8:18 pm // Responder

    Es impresionante como manda a cuadrilla de costaleros, con sentimiento el mismo que transmite a los que lo vemos andar por Sevilla el Domingo de Ramos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: