Últimas noticias

Ante Ti, Amargura

No recuerdo la primera vez que te vi, igual que no recuerdo la primera vez que vi a mi madre, solo se que siempre has estado en mi vida.

Recuerdos de mi infancia en torno a Ti, de nervios, de ilusiones, de amor por Ti.

Recuerdos de cómo siempre estás ahí, en los buenos momentos y en los malos. De cómo estabas en dos de los días más felices y en dos de los más duros. Pero siempre ahí. Esperándome, dispuesta a que me dejara llevar por Ti y que me dieras calma, la misma que transmite tu mirada.

He intentado mantener en secreto mis devociones, no dar ninguna señal sobre mi, pero me ha resultado imposible no decir públicamente que eres mi luz, mi guía, la que llenas cada rincón de mi vida.

No soy el mejor de tus hijos, jamás lo he sido ni me consideraré tal, reconozco que voy pocas veces a verte, pero no hay día que no aparezcas de una u otra forma. No te importan mis idas y venidas, porque sabes que siempre vuelvo.

Y hoy soy yo, el que lleva de la mano ante Ti a una nueva generación de hijos tuyos, tal y como hicieron conmigo. El que intenta inculcar la Fe que me transmitieron quienes ya descansan junto a Ti.

Pronto volverás a bajar al suelo de San Juan de la Palma, para que podamos rodearte, contemplarte, rezarte, besar tu mano, dejarnos llevar por tu mirada esquiva y soñar con un domingo de nazarenos blancos. Blancos como las flores que depositan ante Ti esos que un día serán tu presente y que transmitirán a las generaciones futuras la misma devoción de hace siglos.

No es mi artículo más largo, no me salen las palabras, pero sí el más personal.

Hoy no me importa proclamar que en tu mirada, Amargura, se encierra mi Fe, mis recuerdos y anhelos, mi pasado, mi presente y mi futuro, y que en tus manos, esas que pronto besaremos, pongo mi alma para que la guíes hacia Ti.

Malco

About De Nazaret a Sevilla (64 Articles)
Opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: