Últimas noticias

Traslado, besamano y besapiés del fin de semana, en imágenes y vídeo

Crónicas

Este pasado fin de semana, la ciudad celebró multitud de besapiés como en Jesús Despojado, las Siete Palabras, los Servitas, Monte-Sión y la Exaltación, además del besamanos y traslado extraordinario de la virgen de Guadalupe de las Aguas con motivo del 50º aniversario de su hechura.

Besapiés al señor de la Oración en el Huerto. La pequeña capilla de Monte-Sión situada en plena calle Feria acogió el besapiés del titular cristífero que presidirá el viacrucis del Consejo de Hermandades y Cofradías de la ciudad el próximo 6 de marzo. Lucía túnica y mantolín blanco sobre una peana de metal plateado, apreciándose el escudo de la corporación en una cartela central, y bajo ésta, un pedestal alumbrado por cuatro candeleros con cera blanca y dos ángeles portando flor de talco.

Tras él, la virgen del Rosario dispuesta en su peana de salida bajo un dosel en tonalidad burdeos pintado, y con numerosos candelabros con cera blanca. Como único exorno floral a los pies del señor, lirios morados y claveles rojos, entre otras variedades; mientras que junto a la virgen podía destacarse dos jarras con flores en tonos rosáceos.

Fotografías: Álvaro Aguilar, Tomás Quifes, Baltasar Núñez, Javier V. Fortúnez y Francisco Santiago

Besapiés al cristo de la Exaltación. San Román fue testigo un año más de los cultos de la corporación del Jueves Santo sevillano, finalizándolos con el besapiés al Santísimo Cristo de la Exaltación. Se presentaba de una manera diferente al estar acompañado por la virgen de las Lágrimas y san Juan Evangelista.

Se situaron en el presbiterio de altar mayor de la parroquia de San Román, estando tras ellos el altar montado por la priostía para el quinario celebrado en los días previos, donde destacan dos ángeles de la comunidad de religiosas trinitarias de la calle Padre Méndez Casariego . La dolorosa vestía saya verde diseñada por Ricardo Comas bordada en oro por Emilio Gómez y manto negro bordado en las vistas por el taller de Jesús Rosado; y el discípulo amado con túnica verde y mantolín rojo, ambas piezas bordadas. Se completaba con centros de flores moradas en el que se apreciaban iris, fresias, alelies y limonium en tonalidades moradas.

Fotografías: Tomás Quifes, José Carlos B. Casquet, Francisco Santiago, Javier V. Fortúnez y Baltasar Núñez

Besapiés a Jesús Despojado de sus Vestiduras. La corporación de Molviedro consagró este culto durante todo el fin de semana al titular cristífero del Domingo de Ramos, que se encontraba situado en el presbiterio del altar recreando la escena de su paso de misterio. Junto al señor se podían observar a dos de los sayones, uno de ellos portando la soga y otro rasgándole las vestiduras. La escena estaba iluminada por dos candelabros del paso misterio sobre un monte silvestre con rosas, tulipanes, claveles y otras variedades florales.

Tras él, bajo el dosel dorado, se situaba la virgen de los Dolores y Misericordia vestida de hebrea junto a san Juan alumbrada por varios candeleros del paso de palio con cera color tiniebla y otro juego de candelabros del misterio. Varias jarras con flores moradas completaban el conjunto.

Fotografías: Tomás Quifes, Francisco Santiago, Javier V. Fortúnez y Baltasar Núñez

Besapiés al cristo de las Siete Palabras. La capilla sacramental de San Vicente acogió el besapiés del crucificado de la hermandad del Miércoles Santo que estuvo expuesto durante toda la jornada dominical.

Estaba escoltado por el guión sacramental y el estandarte corporativo, además de seis candeleros de grandes dimensiones con cera blanca y dos centros de flores con claveles rojos. A los pies de la cruz, que apareció tumbada, se observaban dos faroles y un centro de claveles rojos salpicado de pequeñas flores moradas. Tras la imagen se encontraba la virgen del Rosario ataviada con manto rojo por la festividad de la Candelaria, y a su derecha la virgen de la Cabeza, con saya blanca bordada y manto verde.

Fotografías: Javier V. Fortunez, Tomás Quifes y Baltasar Núñez

Besapiés al cristo de la Providencia. La Hermandad de los Servitas celebró este culto a la imagen del señor que reposa muerto en los brazos de la virgen de los Dolores cada estación de penitencia en la jornada del Sábado Santo.

Se encontraba en el presbiterio del altar de la pequeña capilla situada en la calle Siete Dolores de Nuestra Señora. Sobre un pedestal cubierto por un telar de terciopelo negro bordado apareció la imagen de cristo y tras él, la dolorosa de Montes de Oca vestida de tipo hebraico junto a san Juan y María Magdalena. Estuvo iluminado por hachones de reducido tamaño con cera tiniebla y varios centros de flores con claveles rojos.

Fotografías: Baltasar Núñez, Tomás Quifes y Francisco Santiago

Besamanos y traslado extraordinarios de la virgen de Guadalupe. La Hermandad de las Aguas celebró el 50 aniversario de la dolorosa de Luis Álvarez Duarte con una veneración de fieles extraordinaria en la parroquia del Sagrario de la Catedral durante toda la jornada del sábado y la mañana del domingo.

La virgen lució de manera muy similar a como fue bendecida en la parroquia de San Bartolomé, saya blanca de otomán de la Esperanza Macarena coon bordados pertenecientes a los antiguos faldones, manto negro de salida de la virgen del Mayor Dolor bordado en oro, toca de sobremanto restaurada recientemente por José Antonio Moreno Bernal y corona en plata sobredorada. Alumbraba el conjunto un juego de candelabros de plata de la Esperanza de Triana y varios centros y jarras con flores con rosas blancas.

Fotografías: Javier V. Fortúnez y Baltasar Núñez

Al finalizar el besamanos, a las 18.00 horas, se abrieron las puertas de la parroquia para que comenzara el regreso a su capilla de Nuestra Señora del Rosario en la calle Dos de Mayo. Numeroso público la acompañó durante todo el recorrido, visitando, además, la capilla de la Pura y Limpia del Postigo que esperaba con el estandarte corporativo en la puerta.

Fotografías: Tomás Quifes y Baltasar Núñez

La dolorosa volvió a lucir sobre las andas de la virgen del Rosario de San Pablo e iluminada por los candelabros del Grupo Parroquial del Carmen de San Pablo en la delantera y en la trasera por ángeles ceriferarios pertenecientes a la Hermandad Sacramental de Tomares. Se pudo destacar en su mano izquierda una azucena de plata regalada por la priostía de la corporación.

Pasadas las 18.47 horas hacia su entrada dentro de su sede canónica a la espera del Lunes Santo.

Vídeo: Alejandro García

About De Nazaret a Sevilla (355 Articles)
Crónicas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: