Últimas noticias

El segundo fin de semana de la Cuaresma sevillana, en imágenes y vídeo

Crónicas

De Nazaret a Sevilla | Crónica audiovisual de la procesión, traslados, viacrucis, besapiés y besamanos del fin de semana.

La actividad cofrade de la ciudad de Sevilla es intensa cada fin de semana cercano a la Semana Santa ante la multitud de cultos cofrades de cada una de su hermandades. Viacrucis, traslados, besapiés, besamanos y una procesión, albergaron las calles y templos de la capital de Andalucía desde el jueves hasta el domingo, aunque continúa hoy lunes con el besamanos al titular cristífero de la Hermandad de la Milagrosa.

Desde el pasado jueves, la imagen de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento de la Hermandad de los Panaderos estuvo expuesta en su capilla de la calle Orfila. Vestido con túnica lisa burdeos y flanqueado por dos jarras con claveles rojos y cuatro faroles de plata cedidos por la Hermandad de Santa Genoveva. Tras Él, presidiendo el altar del templo, la virgen de Regla alumbrada por numerosas tandas de candelería con cera blanca y varios candelabros de pequeño tamaño con cera del mismo color.

Fotografías: José Carlos B. Casquet, Álvaro Aguilar, Francisco Santiago, Javier Fortúnez y Tomás Quifes

En la jornada del viernes San Esteban y Santa Genoveva celebraron el besapiés a su titular cristífero, mientras que el Dulce Nombre expuso en su capilla de San Lorenzo a la imagen de Jesús ante Anás.

La parroquia de San Esteban fue testigo del besapiés al señor de la Salud y Buen Viaje que se situó bajo un dosel en tonalidad morada donde se podía leer la leyenda ‘Salve, Rey de los judíos’. A ambos lados, dos faroles pertenecientes a las andas del Cautivo de San Ildefonso con cera color tiniebla y un juego de tres jarras con lirios morados salpicados con pequeñas flores rojas. Destacó sobre el cristo, que llevaba la caña en la mano y la clámide púrpura.

Fotografías: José Carlos B. Casquet, Tomás Quifes, Álvaro Aguilar, Baltasar Núñez y Francisco Santiago

Santa Genoveva expuso en una capilla lateral a la imagen de Jesús Cautivo en un sencillo altar conformado por un dosel morado, y escoltado a ambos lados por cuatro candeleros con cera blanca y cuatro jarras con lirios morados. Portaba el señor túnica lisa morada.

Fotografías: Alejandro García

Por otro lado, la parroquia de San Lorenzo, acogió en la capilla de la corporación del Martes Santo, el besamanos de Nuestro Padre Jesús ante Anás. Vestía túnica blanca de raso bordada en oro por el taller de las Hijas de la Caridad del Colegio de San Martín de Cádiz siguiendo dibujo y diseño de Juan Pérez Calvo de 1963 y pontencias con esmeraldas engarzadas. Tras Él, la imagen del Santísimo Cristo del Mayor Dolor presidiendo el altar de la capilla acompañado por varias tandas de candelería con cera roja y varias jarras con flores de la misma tonalidad.

Fotografías: Tomás quifes, Álvaro Aguilar, José Carlos B. Casquet y Javier Fortúnez

Cerrando la noche del viernes, el crucificado de las Misericordias de la Hermandad de Santa Cruz recorrió con el rezo de las catorce estaciones del viacrucis, las calles de uno de los barrios más señeros de la ciudad hispalense, por el recogimiento de sus estrechas calles y plazas.

Fotografías: Tomás Quifes y Baltasar Núñez

Salió desde el templo de la calle Mateos Gago pasadas las 20.30 horas para buscar el convento de las Teresas y rezar dentro de sus paredes una de las estaciones. De ahí recorrió calles como Agua y Vida para llegar al patio de Banderas y de ahí proseguir hasta la plaza de la Alianza y buscar de nuevo su templo en torno a las 22.45 horas. Acompañó un trío de capilla musical durante todo el recorrido.

Vídeo: Alejandro García

Y en Padre Pío, el nazareno de la Salud y Clemencia de la hermandad de vísperas, celebró el piadoso acto con el rezo de las oraciones por las calles de la feligresía de la parroquia del Buen Pastor y San Juan de la Cruz. En una posición de Cristo cautivo con túnica lisa morada alumbrado por dos pequeños faroles y con un exorno floral a modo de monte silvestre.

Fotografías: Álvaro Aguilar

En la jornada del sábado, numerosas imágenes fueron expuestas en veneración de fieles además de la celebración de cuatro viacrucis y una procesión.

En el Barrio León, la parroquia de San Gonzalo acogió el besapiés de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder ante Caifás el cual fue colocado sobre una peana en el altar lateral que posee la corporación del Lunes Santo. A ambos lados dos arcángeles con lazos rojos entre sus manos y dos ángeles con jarras doradas con rosas rojas, todo ello junto a varios candeleros de gran tamaño con cera roja. En el altar lucía la virgen de la Salud, ataviada de hebrea y San Juan Evangelista, y en medio el guión sacramental de la entidad. Rosas rojas exornaron todo el conjunto.

Fotografías: Álvaro Aguilar, Javier Fortúnez, Baltasar Núñez y Francisco Santiago

La parroquia de la Milagrosa en el barrio sevillano de Ciudad Jardín acogió el besamanos de Nuestro Padre Jesús de la Esperanza en el Puente Cedrón de la corporación del Sábado de Pasión, colocado en la parte delantera de la capilla que ocupa todo el año. El altar estaba cubierto por un dosel conformado por la antigua bambalina del palio y una gran tela roja junto a la cruz de guía. Con túnica verde y soga en las manos, escoltado por dos faroles de metal plateado y dos jarras con claveles rojos y un centro de lirios morados y claveles rojos a los pies del señor.

Fotografías: Álvaro Aguilar y José Carlos B. Casquet

La calle Castilla, en la parroquia de Nuestra Señora de la O, consagró el besapiés a Jesús Nazareno de la corporación del Viernes Santo en un sencillo altar con un gran telar burdeos que cubría el altar mayor del templo. Túnica morada para el nazareno escoltado por dos jarras a cada lado y un friso de flores en tonalidad morada y varios candeleros en diferentes tamaños con cera roja sacramental.

Fotografías: Álvaro Aguilar, Javier Fortúnez, Francisco Santiago y José Carlos B. Casquet

Santa Cruz acogió el besapiés al cristo de las Misericordias que el día anterior presidió su viacrucis por la alcazaba sevillana. Tumbado a los pies del altar que preside durante el año y bajo la mirada de la virgen de los Dolores, fue expuesto el titular de la corporación del Martes Santo flanqueado por cuatro jarras, dos de ellas sobre columnas con lirios morados y cuatro candeleros de gran tamaño con cera tiniebla.

Fotografías: José Carlos B. Casquet y Javier Fortúnez

El barrio de las Avenidas en la zona de la Macarena, acogió por cuarto año consecutivo la salida procesional de Nuestro Padre Jesús de la Piedad del Grupo de Devotos de Salud y Esperanza, asociación que tiene su sede en un pequeño oratorio en la plaza de la Turmalina.

Comenzaba a salir el cortejo a las 18.16 horas encabezado por la Agrupación Musical Veterana de Sevilla seguida de la cruz de guía con varias representaciones. Desde una pequeña carpa salió el señor de la Piedad a los sones del ‘Himno Nacional’ interpretado por la Agrupación Musical Santa Cecilia, realizando minutos después su saludo al oratorio donde se encontraba la virgen de la Salud y Esperanza ataviada a la forma hebráica. Uno de los puntos álgidos de la procesión fue la visita al Hospital Universitario Virgen Macarena, donde multitud de enfermos y personal sanitario esperaban en la escalinata principal del edificio.

Procesionaba sobre un paso de marquetería barnizada en caoba con apliques en metal plateado e iba alumbrado por varios guardabrisas en metal plateado y faroles, destacando un friso de flor de cera roja, iris morados y rosas malvas en la delantera. Pasadas las 23.10 horas entró con los sones de Santa Cecilia.

Vídeo: Alejandro García

El primer viacrucis en salir fue San Esteban con el cristo de la Salud y Buen Viaje, que fue trasladado a la parroquia de San Bartolomé para el rezo de las catorce estaciones dentro del mencionado templo.

Fotografías: Tomás Quifes

La corporación usó las andas del Cautivo y Rescatado de San Ildefonso en madera barnizada en caoba con apliques en plata, alumbrada por cuatro faroles con cera tiniebla y un exorno floral a base de iris morados y rosas rojas. El titular se presentaba sin clámide de tela, sino con la que posee la imagen tallada. Con media hora sobre el horario previsto llegó a San Bartolomé, y con un regreso más apresurado, entró de nuevo a su templo sobre las 22.10 horas. Estuvo acompañado por un cuarteto de viento de la Banda de Música Nuestra Señora de la Victoria de las Cigarreras.

Vídeo: Alejandro García

Desde la capilla del Dos de Mayo, salió el crucificado de las Aguas en dirección al Hospital de la Caridad para realizar allí la función principal de instituto en su honor en la mañana dominical. Portado en andas sobre los hombros de sus hermanos, discurrió por las calles del barrio del Arenal a un ritmo bastante acelerado, efectuando su visita a la capilla de la Pura y Limpia del Postigo del Aceite. Una capilla musical acompañó al rezo de las estaciones.

Fotografías: Tomás Quifes

Vídeo: Carlos Iglesia

La calle Feria fue testigo del viacrucis del crucificado de la Salud de la Hermandad de Monte-Sión, la cual tuvo el protagonismo el primer lunes de Cuaresma con el Viacrucis de las Hermandades de Sevilla con el señor de la Oración en el Huerto. Portado en andas y con un centro de claveles rojos a los pies de la cruz, recorrió las calles estrechas del barrio de la calle Feria como Castellar o Espíritu Santo, o la plaza de los Maldonados. Visitó además la iglesia de San Juan de la Palma y la capilla de la Divina Pastora, para llegar de nuevo a su sede en torno a las 22.15 horas. Un trío de capilla musical acompañó el acto.

Fotografías: Tomás Quifes

Vídeo: Alejandro García

La jornada dominical fue intensa en el ámbito cofrade con numerosos besamanos y besapiés, además del multitudinario traslado de regreso de la Estrella y el viacrucis del Santo Entierro.

La parroquia de San Antonio María Claret acogió el besamanos al cristo de la Misión de Bonilla, situándose la imagen en el presbiterio del templo sobre una peana plateada labrada, y tras Él, la virgen del Amparo situada bajo el baldaquino principal de la sede, acompañada por María Magdalena y San Juan Evangelista. Multitud de candelería dispuesta en el altar con cera roja y un exorno floral distribuido en jarras y centros a base de lirios morados. Destaca la túnica burdeos bordada que porta el señor ejecutada por Ana Bonilla.

Fotografías: Hermandad

La corporación de Monte-Sión del Jueves Santo sevillano, expuso en su capilla del Rosario al crucificado de la Salud en veneración de fieles. Sencillo altar con dos faroles de plata y dos centros de claveles rojos a ambos lados de la imagen junto a los cuatro ciriales con cera morada.

Fotografías: Tomás Quifes y Baltasar Núñez

En Santa Marina, la corporación del Domingo de Resurrección celebró el besapiés de la Sagrada Resurrección de Nuestro Señor que se situó a los pies del altar de madera tallada y dorada que preside durante todo el año ocupado en esta ocasión por San Juan Evangelista. Lucía el señor potencias labradas en plata y multitud de candeleros con cera blanca junto a dos jarras y dos centros con frecsias rojas.

Fotografías: Tomás Quifes y Álvaro Aguilar

La parroquia del Sagrario acogió el besapiés al cristo de la Corona de la corporación del Viernes de Dolores. Sobre una peana cubierta por terciopelo negro se situaba la imagen, escoltada por seis candeleros dorados, cuatro jarras situadas sobre columnas con flores en distintas tonalidades rojas, moradas y malvas y dos pequeños faroles junto a la peana de plata, todos ellos con cera color tiniebla.

Fotografías: Francisco Santiago, Tomás Quifes, Álvaro Aguilar y José Carlos B. Casquet

El barrio del Arenal acogió por partida doble dos besamanos y un besapiés.

En la calle Real de la Carretería tanto el crucificado de la Salud como la virgen de la Luz, formando un conjunto simulando el monte Calvario, recibieron el beso de hermanos, fieles y devotos. También estuvo presente la imagen de San Juan Evangelista. Completaba el altar los ángeles pasionistas que forman parte del misterio, dos jarras y un centro con flores moradas y hojarasca y dos candeleros grandes con cera tiniebla.

Fotografías: Baltasar Núñez, Francisco Santiago, Javier Fortúnez, Tomás Quifes y José Carlos B. Casquet

Mientras en la calle Adriano, en la capilla del Baratillo, la virgen de la Piedad con el cristo de las Misericordia en sus brazos, estuvo expuesta en veneración de fieles en un altar presidido por la imagen del patriarca San José con cera blanca distribuida en multitud de candeleros y un total de seis jarras con flores blancas.

Fotografías: Baltasar Núñez, Javier Fortúnez, Tomás Quifes y José Carlos B. Casquet

En el barrio de los Remedios, la capilla de la Fábrica de Tabacos acogió el besamanos de la virgen de la Victoria la cual estuvo ataviada con manto bordado por Jesús Rosado en 2015 y saya de Santa Bárbara de 1995, ambas piezas de estilo regionalistas junto a la corona de Manuel Seco Velasco labrada en 1968, que incluye las letanías en el canasto y se inspira en la del siglo XIX. La dolorosa se situaba sobre la peana de salida de Cristóbal Ortega de 1895, de ornamentación renacentista con el escudo de la corporación en el centro, además de dos ángeles de Pedro Roldán de 1666 portando azucenas como símbolo de pureza, algo que ya realizó Murillo hacia 1950.

Fotografías: Álvaro Aguilar y Baltasar Núñez

Rozando el mediodía, desde Santa Ana partía la corporación de la Estrella camino de su capilla de la calle San Jacinto tras haber realizado sus cultos en el primer templo del arrabal trianero.

Con un cortejo amplio, a las 11.51 horas se ponía la cruz alzada en la calle, seguida de las andas del cristo de las Penas que salía con la marcha ‘Jesús de las Penas, una oración’ interpretada por la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras que esperaba en la puerta a la salida de la dolorosa. Unos 20 minutos más tarde, a los sones del ‘Himno Nacional’ y la marcha ‘Virgen de la Estrella’ la dolorosa que abre el Domingo de Ramos en Triana, puso camino a su sede canónica.

Fotografías: Baltasar Núñez y Francisco Santiago

Discurrieron por Pelay Correa, Rodrigo de Triana y San Jacinto, y tras más dos horas de recorrido llegaron de nuevo al templo. La dolorosa posó sus andas en el interior de la capilla pasadas las 14.05 horas con el rezo de la Salve.

Vídeo: Carlos Iglesia

En la tarde-noche, desde la capilla de San Gregorio en la calle Alfonso XII salió en viacrucis el Santo Entierro de Nuestro Señor con un recorrido muy diferente al que suele hacer, ya que las nuevas normas diocesanas le impidieron visitar la capilla del Museo. Sin embargo, fue a la parroquia de su feligresía, San Andrés. Desde minutos antes de las 20.00 horas esperaba multitud de personas en la salida del cortejo que antecedía a la imagen de Cristo muerto portando en unas sencillas andas alumbradas por cuatro faroles llevados por cuatro servidores.

Fotografías: Tomás Quifes, Baltasar Núñez y Javier Fortúnez

Vídeo: Carlos Iglesia

Acerca de De Nazaret a Sevilla (347 Artículos)
Crónicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: