Últimas noticias

Felipe Guerra: “Las circunstancias nos obligaron a prescindir de Antonio Santiago”

Entrevistas

Después de tres décadas como costalero del cristo de la Fundación, Felipe Guerra, alcalde de Los Negritos, cumplirá en junio su tercer año al frente de la popular hermandad. El rostro, la sonrisa del máximo representante de la corporación del Jueves Santo irradia el orgullo, la satisfacción que hay en la hermandad tras la restauración del manto de salida de la virgen de los Ángeles. Una pieza única dentro de la singularidad que define a los Negritos.

En contraste con esta buena nueva, Felipe Guerra admite que hace unos meses tomó la decisión más complicada desde que es alcalde; prescindir de los servicios de un ‘amigo’, Antonio Santiago, con el que trabajó durante 16 años. En una ciudad tan mariana como Sevilla, Guerra se emociona cuando habla de su gran devoción, el crucificado de la Fundación. Una talla que, según cuenta, la capital hispalense va conociendo y valorando cada día más.

La entrevista al completo, a continuación.

El manto de la virgen de los Ángeles es, quizá, el mayor atractivo de la exposición sobre los estrenos y restauraciones de la Semana Santa 2017 que se celebra en el Círculo Mercantil.

Me llena de orgullo que se considere así. En la exposición hay verdaderas maravillas. El patrimonio de la Semana Santa de Sevilla sigue enriqueciéndose; las hermandades estamos apostando por una compensación entre las obras nuevas y el cuidado por lo que ya poseemos. Algo que se hizo cincuenta años atrás no tiene porqué ser de mala calidad, sino al contrario. Este equilibrio se ve bien reflejado en la exposición; en ambas salas, la de restauraciones y la de las nuevas obras, hay casi lo mismo.

Felipe Guerra, alcalde de los Negritos, durante la entrevista. / José Carlos Casquet.

Su rostro, sus palabras reflejan la satisfacción de los Negritos con la restauración de la pieza.

Sí, estamos muy contentos. Se ha colmado el objetivo que nos habíamos marcado; además, el IAPH, mientras ha desarrollado el trabajo de restauración, ha ido incorporando nuevos medios, cuestiones novedosas que han permitido incluso conocer la especie del elefante al que pertenecen los marfiles de los ángeles querubines. El mimo y el cariño con el que han tratado el manto nos llena de satisfacción.

¿Qué detalle del manto de salida no podemos perdernos durante la exposición?

En primer lugar, hay que tener una visión global del manto porque se debe ver como un conjunto. Posteriormente vas buscando los detalles, los ángulos, los matices… Con la perspectiva en plano se ve todo; por ejemplo, se puede sacar el simbolismo cristiano que recoge el manto. En este sentido, la hermandad va a hacer una conferencia sobre los resultados del estudio; se va a explicar muy bien toda esa simbología. Además, también hay que fijarse en todos los tipos de puntadas que posee la pieza; el volumen, el material…

La restauración ha confirmado que es una pieza única.

El manto de la virgen de los Ángeles siempre ha sido muy característico; no hay nada igual en Sevilla, es totalmente diferente. Puedo entender que haya personas a las que les guste más o menos, pero no he encontrado ni a nadie que lo deje indiferente ni que piense que no es una obra de arte. El paso de palio en sí es una obra de abra de arte.

Hablemos de la cofradía, una de las más singulares de Sevilla.

Sí, siempre digo que somos dos cofradías en una. Normalmente los nazarenos más jóvenes forman parte del cortejo de la virgen de los Ángeles, parece otra cofradía, se va percibiendo que llega la señora. El Jueves Santo capta los nuevos hermanos por el horario, el colorido, las túnicas… además del contraste entre el recogimiento del señor de la Fundación y la alegría de la virgen de los Ángeles.

Los Negritos, tal vez, sea la hermandad más antigua de Sevilla, ¿reconoce la ciudad su valor?

Cada día más. Es uno de los aspectos que estamos percibiendo muy aceleradamente; hace unos años no se hablaba, no se conocía tanto a Los Negritos. En los últimos años se ha disparado. Como Alcalde valoro muchísimo que se respete la importancia de la corporación. A mí no me gusta compararme con ninguna hermandad, lo cierto es que los datos están ahí; el arzobispo Gonzalo de Mena funda la hermandad en el siglo XIV, aunque hay otras instituciones a las que Sevilla le debe ser los precursores de lo que es hoy día una cofradía en la calle. Si uno es respetuoso con las tradiciones veremos que hay cabida para todos, no es necesario entrar a debatir si una hermandad es la más antigua o no.

Según afirma Felipe Guerra, no existieron reuniones oficiales para tratar el adelanto horario que solicitaba la Madrugada. / José Carlos Casquet.

El Jueves Santo es un día grande en Sevilla, ¿pero eclipsado por la Madrugada?

No veo que ninguna jornada de la Semana Santa eclipse a otra. El sevillano, y quien nos visita, sabe disfrutar de la fiesta día a día; basta con ir a los barrios, que desde muy temprano a media mañana son un bullicio tanto el Viernes de Dolores como el Sábado de Pasión. Cada jornada tiene su idiosincrasia, su particularidad. En el Jueves Santo coincidimos hermandades que tenemos una historia de siglos, así como unos titulares con una devoción muy reconocida y un sello muy diferenciado en la calle. ¿Más o menos que otras? No me gusta esa comparación.

Hace un par de años la jornada encuentra su solución.

Tranquilidad total en este sentido. No sería justo decir que teníamos grandes problemas, pero había cosas puntuales que solventar. Nos pusimos manos a la obra y fuimos tremendamente solidarios, además, tenemos la suerte de poseer un gran delegado, José Carretero. Un gran cofrade y conocedor de la Semana Santa.

Los Negritos fue una de las que dio un paso hacia adelante.

El cambio de itinerario parte de nuestra junta de gobierno; queríamos intentar recuperar el recorrido primitivo de los Negritos. Esta cofradía cuando comienza a ir al Salvador o a la Catedral, antes de que existiese la carrera oficial, hacía estación de penitencia entrando por la Puerta Carmona; es decir, por el camino más recto y rápido posible. La historia ha hecho que el mapa de Sevilla cambie, pero hemos tratado de ajustarnos al máximo al recorrido antiguo. Pasar por la capilla de San José y por la plaza del Salvador a una hora más temprana se han convertido en dos puntos de obligada visita para los cofrades. Ha sido un gran acierto. Cuando planteamos este cambio vimos que se podía ayudar al conjunto de la jornada; para la Exaltación fue una gran noticia. Todos nos hemos visto beneficiados.

No habrá adelanto de la Madrugada, ¿se trató oficialmente el tema?

Oficialmente no ha habido ninguna reunión. Hay una gran relación entre los distintos hermanos mayores, la cual se estrecha aún más en estas fechas, por lo que con unos salen más estas conversaciones y con otros menos; han sido simples diálogos.

El máximo representante de los Negritos, otrora costalero del señor de la Fundación, le pide salud al crucificado para volver a las trabajaderas. / José Carlos Casquet.

Ha sido costalero del señor de la Fundación, ¿la vara dorada o ir debajo de su paso?

-Se emociona-. Debajo del paso siempre; he sido costalero del cristo de la Fundación durante treinta años. No puedo hablar, del señor no puedo hablar.

¿Pensaba ya en la retirada?

No. Lo único que le pido al cristo de la Fundación es salud para volver a las trabajaderas; es mi meta. Tengo que estar otra vez con él. Si el capataz me lo permite y hay hueco me gustaría volver; es mi sueño.

¿Por qué da el paso definitivo para ser alcalde?

Mi caso es curioso porque nunca he pertenecido a una junta de gobierno; he sido un hermano más que acudía a los cultos de la hermandad y vivía muy intensamente el Jueves Santo. Se dieron una serie de circunstancias que me llevaron a dar el paso; por un lado, varios hermanos tras las elecciones de 2010 me aseguraron que era un buen momento para optar a ser alcalde de la hermandad. Fueron cuatro años en los que me formé y preparé de cara a un futuro. Cuando se acercó la fecha de las últimas elecciones yo siempre decía que no quería un puesto en la junta de gobierno. Muy próximo a la presentación de las candidaturas el equipo me pidió que debía encabezar el proyecto; no estaba preparado, ni siquiera para dejar las trabajaderas, me costó pero no lo dudé.

Ha trabajo con Antonio Santiago, decisión difícil prescindir de sus servicios.

Muy difícil porque ha sido el capataz con el que más años he trabajado. A Antonio Santiago, pues no he sido costalero en otras hermandades, lo conozco aquí. Al cabo de los años se fue creando una buena relación, incluso la catalogo de amistad. Es duro cuando los horarios y las necesidades son las que son. Antonio nunca tuvo prisa por dejar a Los Negritos en la capilla, él siempre ha hecho su trabajo muy bien. Han cambiado otras circunstancias de alrededor, nos vimos en la obligación de hacer lo mejor para la cofradía. A mí me duele; entre ambos intentamos buscar soluciones, pero no ha podido ser.

Imagen, tras la restauración, del manto de salida de la virgen de los Ángeles. / José Carlos Casquet.

Los hermanos Gallego han afirmado que la hermandad le ha pedido recuperar la alegría del palio, ¿a qué se refieren exactamente?

Yo no diría recuperar, eso no es justo. Alegría se le puede dar a un palio andando de varias maneras. No es cuestión solo del capataz, sino que depende de las marchas, del punto del recorrido… Nosotros no le hemos pedido a los nuevos capataces una recuperación de la alegría, sino el continuar trabajando para que ese cúmulo de cosas de el resultado que queremos. Eso ya se venía haciendo con Antonio Santiago; se estaban tocando marchas que anteriormente no formaban parte del repertorio. Es idea de él.

Su devoción es el señor de la Fundación, ¿qué significa para usted?

Me gustaría matizar que hasta que fui costalero del señor de la Fundación salí siempre como nazareno de la virgen de los Ángeles. El crucificado para mí es el faro que sigo, que me ilumina, que me dice hacia dónde debo tirar en el día a día…

About Fran Delgado (182 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

1 Comment on Felipe Guerra: “Las circunstancias nos obligaron a prescindir de Antonio Santiago”

  1. Yo sí espero que el palio recupere parte de su anterior alegría y que Santiago no vuelva más, debió ser cesado hace dos años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: