Últimas noticias

Javier Muela: “Debemos intentar recuperar a un público respetuoso en la Madrugada”

Cristo del Calvario. Madrugá 2017 | Francisco Santiago

La cofradía del Calvario fue una de las más afectadas en las avalanchas que sufrieron las distintas hermandades de la Madrugada en la recién concluida Semana Santa. Javier Muela, quien se estrenó como hermano mayor en este 2017, relata cómo afectaron las estampidas humanas a la corporación de la Magdalena: “Justo antes del tramo en el que nos tenemos que comprimir entre la Campana y la plaza de la Magdalena fue la estampida mayor que afectó al cortejo litúrgico de la virgen de la Presentación y al tramo de penitentes; de hecho, una de las nazarenas que iba cerrando el cortejo fue arrastrada”. Además, añade que escuchó “un ruido enorme” y sintió “un fuerte temblor del suelo; fue muy impresionante”.

Javier Muela considera que la solución a la falta de educación y de civismo por parte del público debe empezar por las propias hermandades de la Madrugada a través de una tarea de concienciación; es decir, explicar al público en general el sentido de la jornada y de las estaciones de penitencia, y la importancia de la misma. La entrevista al completo, a continuación.

¿Cómo y de qué forma afectaron las avalanchas a la hermandad del Calvario?

Empezaron en la zona de la calle Velázquez y la plaza de la Magdalena, y se consumaron en la parte de la calle San Pablo, donde fue más fuerte la presión de las estampidas.

Se repitieron hasta en cuatro ocasiones.

Sí, pero podemos decir que la realmente importante fue la primera, la que se produjo en torno a las 04.10 horas de la madrugada. Justo antes del tramo en el que nos tenemos que comprimir entre la Campana y la plaza de la Magdalena fue la estampida mayor que afectó al cortejo litúrgico de la virgen de la Presentación y al tramo de penitentes; de hecho, una de las nazarenas que iba cerrando el cortejo fue arrastrada por la avalancha hasta el quiosco de prensa que hay en la calle San Pablo. Fue bastante fuerte.

Cristo del Calvario. Madrugá 2017 | Francisco Santiago.

¿Qué se os pasa por la cabeza en ese momento?

Todos tenemos en el recuerdo lo que ocurrió en el año 2000, el problema, sobre todo, era garantizar la seguridad del cortejo. Personalmente, no soy de los alarmistas que pudiese pensar que era un ataque yihadista ni nada por el estilo. Al no estar informado tienes una inquietud tremenda, además, a nosotros, que salimos en un espíritu de silencio y recogimiento, nos altera por completo la preparación psicológica que uno tiene en una cofradía como la nuestra.

¿Se llegó a plantear la suspensión de la estación de penitencia?

Eso nunca, eso nunca, de ninguna manera. Tendría que haber sido un desastre total para que se nos hubiese pasado por la cabeza; no nos lo planteamos en ningún momento.

Su primera Semana Santa como hermano mayor, ¿cómo vivió los sucesos?

Como mandan las reglas de la hermandad, iba presidiendo el paso de palio de la virgen de la Presentación. Escuché un ruido enorme y sentí un fuerte temblor del suelo; fue muy impresionante. No vi a nadie corriendo alrededor del cortejo, nosotros no nos movimos del sitio.

No nos lo planteamos en ningún momento suspender la estación de penitencia; eso nunca.

El cortejo siempre mantuvo la compostura.

Totalmente, por completo. Y si algo tengo que destacar, además de los nazarenos, es el comportamiento de los acólitos, de los pajes, de los monaguillos… Concretamente, el cortejo litúrgico que acompañaba al paso de palio no se inmutó, y son chavales de diecisiete años. Hemos dado un ejemplo entro nosotros como hermanos y a toda Sevilla de cómo hay que comportarse ante un hecho como éste. Hay que seguir hacia delante; nadie nos va a cambiar el espíritu y nuestra forma de hacer la estación de penitencia.

¿Creen las hermandades que fueron hechos, acciones programadas?

Hasta que no se comunique la versión final me tengo que creer lo que afirman las autoridades. A nosotros, en las conversaciones que hemos tenido con el Ayuntamiento y en las que ha mantenido el Consejo con el delegado del gobierno, nos han asegurado que están en una continua investigación y que, por el momento, no hay una hipótesis definitiva. Quizá, la misma a mucha gente no le guste, pero será esa, que debe ser creíble. Lo que no podemos hacer es meternos a policía porque no es nuestro trabajo.

Sin duda, estos sucesos han supuesto un punto de inflexión en cuanto a la seguridad en la Madrugada.

Sí, es un punto de inflexión porque no es una cosa aislada, sino que empezó en el año 2000 y se volvió a repetir en el 2004, en el 2009, en el 2015 y en la última Madrugada. Indudablemente es una cuestión preocupante; de hecho, tras la reunión que mantuvimos los hermanos mayores de la jornada con el Ayuntamiento, llegamos al acuerdo de que se va a elaborar un plan de seguridad que debe estar listo antes del verano.

¿Quizá, en este sentido, caminamos hacia una Madrugada diferente?

No, no tiene porqué ser una Madrugada diferente. Aparte de las medidas de seguridad, debe haber una tarea de concienciación tanto por parte de las autoridades como del Consejo, de las hermandades y de los medios de comunicación para explicarle al público en general lo que supone la Madrugada del Viernes Santo, y a qué vamos los que procesionamos. Parece que lo que se desprende tras estos hechos es que hay una cantidad enorme de personas que no saben a lo que van al centro de Sevilla, que solo perciben la jornada como un fin de semana cualquiera para consumir alcohol.

Presentación del Calvario. Madrugá 2017 | Francisco Santiago.

Por lo tanto, ¿se ha masificado la jornada en cuanto a público?

No, el público de la Madrugada siempre ha estado formado por diversos grupos que no tenían la compostura adecuada. Esto no es nuevo, aunque no se llegaba a los niveles que hay ahora; ya había grupos de gamberros en los años sesenta, setenta u ochenta. No creo que sea ese el problema; de hecho, desde el año 2000 el público en la Madrugada es bastante inferior. Nosotros tendríamos que intentar recuperar de una manera paulatina un público respetuoso.

La sociedad parece que no concibe la noche para disfrutar de las imágenes, sino para gamberrear, consumir alcohol, etc. ¿está caducada la Madrugada?

Hay que realizar, aunque sea lenta, una tarea de concienciación que debe empezar por las propias hermandades; transmitir qué es lo que se está haciendo, la razón y el porqué de las fechas. En muchas ocasiones se olvida.

¿No es un problema que las cofradías procesionen a altas horas de la madrugada?

No, no. Eso cómo va a hacer, ¿cuánto tiempo llevamos saliendo en la noche? No es un problema de horarios, sino de actitud; tenemos que intentar que la gente sepa a lo que va y que, si no participa del acto, por lo menos que respete. No podemos darnos por vencidos.

Segundo año consecutivo en el que la jornada no tiene retrasos horarios de importancia, ¿se ha encontrado la solución a este problema?

Se ha demostrado que, si se quiere, se pueden cumplir los horarios actuales. Parece que se ha encontrado la solución a la jornada, a pesar de que hay hermandades de que se quejan de que tienen que hacer un gran esfuerzo, al igual que todas. Por ejemplo, el Calvario tiene que hacer un esfuerzo de compresión y de espera antes de entrar en la carrera oficial. En este sentido, estamos satisfechos, es un éxito que solo hayan habido dos minutos de retraso en la jornada.

Debe haber una tarea de concienciación tanto por parte de las autoridades como del Consejo, de las hermandades y de los medios de comunicación para explicarle al público en general lo que supone la Madrugada del Viernes Santo, y a qué vamos los que procesionamos.

Después de la Semana Santa la vida de las hermandades continúa muy viva, ¿qué proyectos tiene en mente para el futuro?

Nuestro proyecto principal es mantener el carácter de nuestra hermandad. En cuanto a formación tenemos un plan trienal tanto en aspectos teológicos como cofrades y en temas propios del Calvario. Todo ello dividido en seis sesiones a lo largo del curso. La caridad funciona estupendamente, nosotros formamos parte del economato del casco antiguo, además ayudamos a instituciones que trabajan este aspecto, mientras que en la conservación patrimonial el proyecto estrella es la restauración del retablo de las imágenes, actuación que se acometerá a partir del mes de junio.

La cantidad de público que acudió a la prueba que hizo el palio de la virgen de la Presentación para comprobar si pasaba por la c/ San Roque en 2016 es un ejemplo de la superficialidad que va creciendo en la Semana Santa de Sevilla.

No lo puedo entender, no tiene explicación. Cuando salió la parihuela de la Iglesia de la Magdalena parecía la salida de la cofradía; había fotógrafos y estaba la televisión. Yo sentí vergüenza.  Lo importante es la devoción hacia las imágenes, incluso, a veces, las hermandades provocan ese tipo de reacciones en el público; por ejemplo, que lo trascendente son los costaleros, las bandas de música, etc. No, lo importante son las imágenes y el carácter devocional de las hermandades.

Cristo del Calvario. / Tomás Quifes.

La Madrugada está marcada por grandes devociones, véase el Gran Poder o la Macarena, ¿valora Sevilla la importancia del Calvario?

Sí, el espíritu y lo que supone nuestro procesionar en la Madrugada imprime carácter. El volumen de personas que van a ver esa jornada con el carácter devocional y de respeto nos valora mucho. Aunque, en principio, eso a nosotros no nos genera problemas; no salimos para lucirnos, sino para hacer estación de penitencia a la Ssanta iglesia catedral con el señor del Calvario y la virgen de la Presentación. Nuestro objetivo es que ambas imágenes generen devoción.

Para concluir, ¿qué significan para usted el crucificado del Calvario y la virgen de la Presentación?

El cristo del Calvario es nuestra seña de identidad, provoca nuestro carácter de recogimiento, de austeridad, es la muerte del señor por nosotros pero sabiendo que va a resucitar. Mientras que la virgen de la Presentación es el consuelo ante esa situación, es la dulzura personificada.

About Fran Delgado (147 Articles)

Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: