Últimas noticias

Alabemos al Santísimo Sacramento en el altar

La Espera Se Ve

Moisés Ruz | “Y en esas andan un par de señores, dos custodios sevillanos que quieren y van a revitalizar la esencia de las hermandades sacramentales, fusionadas o no fusionadas”.

Sevilla entiende y sabe, en su más que enraizada personalidad, alabar a las santas imágenes que representan a Nuestro Señor Jesucristo y a su Santísima Madre, la Virgen María. Los altares no están solos. Las peticiones diarias se cuentan por miles. Y la invocación ante los santos es cada vez mayor… Bendito problema, si es que así lo fuere, diría aquel. Porque evidentemente no lo es. Es una bendición para la Iglesia que cada viernes San Lorenzo se convierta en un gigantesco nido de fe. O que el atrio de la Macarena sea como esa bendita salita de espera donde la Sevilla de los “males” aguarda a visitar a su prodigiosa enfermera. No es menos loable la inagotable llama que prende de las cientos de velas que dan luz cada día en San Antonio Abad a San Judas Tadeo o el fervor celestial que los sevillanos le profesan a diario a su santa más sevillana en el convento que lleva su nombre, Santa Ángela de la Cruz.

Así nació Sevilla para proclamar su fe desmedida ante los altares de la ciudad y que así lo sea por siempre, pero que el bosque de amor que aquí levantamos no nos deje sin la visión necesaria para alabar al Altar de los Altares, al que da sentido a nuestra religión, al verdadero y único Dios vivo en la Tierra, a Jesús Sacramentado en el Santísimo Sacramento del altar.

Atravesamos una era dorada para las cofradías hispalenses. Año a año son más los hermanos que engrosan las nóminas de nuestras centenarias hermandades y no hay calle sin aforar que no aguarde entre la multitud el paso de los sagrados titulares, pero que el bosque no nos ciegue. En esa bendita herramienta podemos encontrar una autopista hacia la plenitud, hacia ese rincón donde una tenue luz nos debe cegar de amor. Es una etapa espléndida para recuperar la sacramentalidad fundamental de todas nuestras cofradías, de reeducar a nuestros cofrades de la importancia vital que requiere alabar y rezar diariamente ante el Santísimo Sacramento.

Y en esas andan un par de señores, dos custodios sevillanos que quieren y van a revitalizar la esencia de las hermandades sacramentales, fusionadas o no fusionadas. Los dos consejeros sacramentales del Consejo de Hermandades y Cofradías vienen trabajando a destajo con todas estas corporaciones con el fin de abrir los Sagrarios y exponer ante los cristianos profesos de nuestras cofradías el presente de nuestra historia de fe. Así, van a celebrarse dos jornadas más que interesantes los días 10 y 23 de mayo en el salón de actos del Consejo para formar verdaderos custodios del Santísimo. Si pueden, no se lo pierdan. Toda la información la encontrarán en la web oficial de la institución cofradiera.

Porque llega una época ideal para que juntos restablezcamos la identidad de nuestra auténtica herencia de Jesús. Tiempo para reencontrar el espíritu de nuestras necesarias y fundamentales Hermandades Sacramentales y, sobre todo, para reencontrarnos con Dios en el bellísimo, eterno y Santísimo Sacramento del altar.

Acerca de De Nazaret a Sevilla (1997 Artículos)
Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: