Últimas noticias

Guillermo Baena: “Los hermanos de Monte-Sión tenemos que aprender a convivir”

Entrevistas

Fran Delgado | Entrevista a Guillermo Baena, candidato a hermano mayor en Monte-Sión.

Guillermo Baena, candidato a hermano mayor en Monte-Sión. / Tomás Quifes.

El próximo 29 de junio de junio la Hermandad de Monte-Sión celebrará elecciones. Guillermo Baena, quien ha recibido como herencia de sus mayores el amor por la virgen del Rosario y el señor de la Oración en el Huerto, preside una de las candidaturas que opta al gobierno de la corporación del viejo arrabal de la calle Feria. Convivencia, que entre los hermanos de Monte-Sión impere el diálogo y no la confrontación es el gran proyecto de su equipo. “La convivencia hay que propiciarla; hay que crear un clima de confianza, de serenidad, de tranquilidad, de normalidad… Quizá en esos aspectos hemos fallado en Monte-Sión, todos los hermanos”, afirma el candidato.

Muchos cofrades, hermanos e, incluso, la propia Iglesia consideran que la existencia de dos candidaturas en las elecciones de una hermandad -situación que se da en Monte-Sión, pues el actual hermano mayor, Manuel Soto, se presenta a la reelección- es sinónimo de enfrentamiento, de desunión. Guillermo Baena, siempre que los comicios no se entiendan como “una batalla fratricida”, discrepa con esta corriente de opinión que se ha instalado en la ciudad: “La existencia de dos candidaturas, como mínimo, responde a un ejercicio de sanidad, de higiene democrática; es decir, es indispensable. Dudo de aquellas instituciones donde en cada elección que deba producirse para renovar los cargos se presente solo una candidatura”.

La entrevista al completo, a continuación.

Ligado desde su nacimiento a la hermandad de Monte-Sión, ¿por qué da el paso ahora de presentarse a hermano mayor?

Hay varias causas. En primer lugar, por mi vinculación con Monte-Sión, creo que es una deuda familiar. Mi abuelo fue una persona que dedicó su vida a la hermandad, así está reconocido y consta en la capilla. El hecho de que mi padre falleciera joven quebró la posibilidad de mantener una presencia en el gobierno de la corporación; es una obligación que tengo con los míos. En cuanto a mi papel como hermano percibo que hay muchas cosas que se pueden hacer y que es el momento de dar el paso para obtener la confianza de la mayoría e intentar concretar esa ilusión o ideas que tiene uno en la cabeza.

Rosario de Monte-Sión. Rosario de la Aurora 2016 | Tomás Quifes.

Francisco Serrano León, candidato que perdió las elecciones en 2013, forma parte de su equipo, ¿cree que puede afectar negativamente a la imagen de su grupo?

Es imposible. Quien conozca la hermandad conoce perfectamente las distintas corrientes de opinión que hay en la misma, qué es lo que se piensa en Monte-Sión. En consecuencia, mi candidatura integra las distintas facciones, familias o grupos que tradicionalmente se han enfrentado en Monte-Sión. No creo que nos pueda afectar negativamente el hecho de que yo incorpore al equipo al que fuera candidato en unas elecciones anteriores.

Por lo tanto, su equipo busca la unión que parece no existe en Monte-Sión.

Han existido distintas corrientes de opinión al haber diferentes pareceres en las formas de gestión, ¿qué por algunos se pueda tildar de enfrentamiento o desunión? Puede ser. Insisto, o superamos esa situación o no podemos generar convivencia; los hermanos de Monte-Sión tenemos que aprender a convivir, aunque tengamos pensamos distintos. El fin es ser capaces de expresar las opiniones en el cabildo y, en el caso de resultar ganador de las elecciones, en la junta de oficiales. Nunca, como se ha venido realizando en los últimos años, de forma hostil.

En este sentido, entiendo que uno de sus objetivos principales es recuperar una vida de hermandad real, ¿no ha existido en los últimos años?

No es que no haya existido, sino que es difícil. También es cierto que la convivencia hay que propiciarla; hay que crear un clima de confianza, de serenidad, de tranquilidad, de normalidad… Quizá en esos aspectos hemos fallado en Monte-Sión, todos los hermanos. Esa tendencia es la que hay que intentar corregir. No sé qué ocurre en otras hermandades, pero tengo la percepción como sevillano de que la candidatura que alcanza la confianza de los hermanos y gana unas elecciones normalmente no propicia o no provoca el que el candidato que no haya resultado ganador en los comicios permanezca en el seno de la hermandad colaborando. Es un problema general que nos lleva a abordar los cabildos de elecciones como unas batallas fratricidas.

Encabeza a un equipo una apuesta por el cambio, ¿qué modificaciones necesita Monte-Sión?

En primer lugar, transparencia, y no porque actualmente la hermandad no lo sea, sino porque en los tiempos que corren y con las exigencias de las normativas civiles y canónicas es necesario. Además, es un sentir de un grupo que comparte unos presupuestos y gastos, se exige esa claridad. En materia administrativa es indispensable una modernización; la implantación de medios y programas informáticos. El fruto de esa tarea necesita ser refrendado anualmente por un cabildo; por lo tanto, la claridad, la transparencia y la exposición de los mismos es fundamental para normalizar la convivencia en la hermandad.

La caridad, un punto fundamental en las hermandades.

Pretendemos que la Hermandad de Monte-Sión se asocie a lo largo de un tiempo a una obra social de la Iglesia concreta. Es cierto que hay que sentar las bases y los réditos se recogerán transcurrido un tiempo, pero quiero que en esa obra participe el mayor número de hermanos posible. Incluso, deseo entregarles la iniciativa a los jóvenes, que sean ellos quienes estudien las distintas alternativas y propongan con qué obra social se sienten identificados y pretenden colaborar. No quiero que la implicación se limite a la financiación de la misma, eso será una parte,  sino desde el ámbito personal; es decir, que se propicie la creación de un voluntariado.

En la imagen, Guillermo Baena durante la entrevista. / Tomás Quifes.

El Jueves Santo parece que encontró su solución hace unos años, ¿no?

No sé si el Jueves Santo está plenamente solucionado, máxime con los acontecimientos acaecidos en la última Madrugada y teniendo en cuenta el anuncio de medidas por parte del Consejo en relación a la jornada. Evidentemente las decisiones que se adopten en la Madrugada pueden afectar al Jueves Santo, aunque a día de hoy no he tenido la ocasión de contrastar ni opiniones ni informaciones con otros hermanos mayores; tendremos que llegar a un consenso entre las hermandades del Jueves Santo y la Madrugada, cada una tiene su espacio y debe ser respetado. No podemos tomar decisiones en favor de uno de los implicados y en detrimento de otros.

¿Es planteable un cambio, de nuevo, de recorrido de la cofradía?

En Monte-Sión, como en muchas cofradías que hayan alterado su itinerario, siempre existe el dilema en parte de la nómina de hermanos de si es más aconsejable mantener el recorrido actual, que responde a una modificación reciente, o retomar el que tradicionalmente hemos tenido. Eso será objeto de estudio en su momento, conociendo el sentir de la mayoría de los hermanos; las medidas del Consejo; las indicaciones que se nos dan en cuanto a las horas de entrada, etc.

Un tema superfluo, pero siempre de interés para los hermanos, ¿habría continuidad en la música y en los capataces?

Comprendo a que los medios estos temas les interesa mucho, entiendo que incluso a muchos hermanos les importa. Tenemos encima de la mesa un reto enorme; intentar redirigir el norte, el rumbo de la hermandad por lo que esos temas, que forman parte de la vida de la hermandad, no son prioritarios. Me parecería una falta de respeto absoluta asegurar algo en este aspecto; en primer lugar, porque no se ha tomado una decisión y, además, no es la principal preocupación de este grupo de trabajo.

Guillermo Baena, candidato a hermano mayor en Monte-Sión. / Tomás Quifes.

Manuel Soto, actual hermano mayor, opta a la reelección, ¿la existencia de dos candidaturas es el reflejo de la desunión en Monte-Sión?

Rotundamente no. La existencia de dos candidaturas, como mínimo, responde a un ejercicio de sanidad, de higiene democrática; es decir, es indispensable. Dudo de aquellas instituciones donde en cada elección que deba producirse para renovar los cargos se presente solo una candidatura. Deduzco que pueden ocurrir dos cosas; o un desinterés absoluto por parte de los miembros de la corporación, o la falta de pensar en la propia entidad. Si en cualquier institución un grupo de personas que forman parte de la misma se sientan a hablar sobre ella y deciden qué se puede mejorar, automáticamente eso propicia, y es sano, que un grupo de personas le den forma a un proyecto. Estoy en contra de esa afirmación de que como hay dos candidatos existe desunión. Al actual hermano mayor se lo he manifestado; somos dos candidaturas rivales, no enemigas, esto no es una batalla fratricida.

El artículo 56 de las nuevas normas diocesanas afecta de lleno al tradicional rosario de la aurora de la virgen del Rosario, ¿cómo se plantean este asunto?

En primer lugar hay que documentarse, después hay que abrir una vía de dialogo con quién proceda para conocer por qué y por último explicarlo. Cualquier decisión debe ser fruto de eso. El rosario de la aurora de Monte-Sión tiene una tradición que no es predicable de otras muchas hermandades, es un hecho que tendremos que hacer valer. En función de eso acataremos lo que se nos asegure desde la autoridad eclesiástica en esa y en cualquier otra materia. En Sevilla hay gente que todavía no entiende que las hermandades somos Iglesia.

¿Cómo define a Monte-Sión?

Está claro que somos una de las hermandades más antiguas de Sevilla, además de una de las pocas que radica en el mismo sitio desde su fundación, pero lo cierto, a mi juicio, es que la hermandad a día de hoy carece de ese barrio multitudinario que fuera hasta mediados del siglo XX. Por ello, ese soporte social no existe, distinta es la devoción popular que tienen ambas imágenes porque tradicionalmente es una hermandad querida en Sevilla y que ha sido uno de los grandes clásicos de la Semana Santa.

Oración en el Huerto de Monte-Sión. Viacrucis de Sevilla 2017 | Baltasar Núñez.

Por último, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a sus hermanos de cara a las elecciones?

A juicio de esta candidatura podemos aportar a Monte-Sión ilusión y, sobre todo, la transmisión de la tranquilidad que pretendemos que impere en la hermandad en todos sus aspectos; la gestión, la estación de penitencia y en lo que es fundamental, la convivencia entre los hermanos. Esto último debe ser valorado, que los hermanos entiendan que esa es la principal pretensión de esta candidatura.

Acerca de Fran Delgado (128 Artículos)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: