Últimas noticias

Innovadores vs rancios

La Espera Se Ve

Carrera Oficial | Sevilleandyou

Ni las cofradías son únicamente fruto de los innovadores, ni por supuesto tampoco lo son exclusivamente de los rancios. Aunque sí los son de los dos en su máxima conjunción y de ahí sus benditas imperfecciones. Y es que seguro que alguien sobre el empedrado de esta ciudad debió poner el grito en el cielo cuando décadas atrás a un ‘innovador’ se le ocurrió la utópica idea de alargar la distancia de la carrera oficial por Sierpes y la Campana. Pero claro, entonces el problema no era el beneficio económico en forma de subvención para las hermandades, aunque a la postre lo fue, y tanto que lo fue. Pero claro que no. Porque cuando la crisis ahoga más inventivos somos, aunque en estas treces hayamos adoptado la cómoda situación de estirar el brazo, abrir la palma de la mano y recibir euros cual caramelos que recoge un niño ilusionado cada 5 de enero.

La cómoda postura de muchos nos está llevando a un verdadero pánico por el cambio en una Semana Santa, que más allá de las ‘carreritas’, lo pide a gritos. Porque todo cambia y nada es eterno. Como lo fueron nuestras cofradías, algunas que siguen su filosofía, otras que la cambiaron y otras muchas que se extinguieron por mor del tiempo. Pero la vida prosigue su rumbo, con o sin nosotros, y quizás sea el momento no sé si oportuno pero seguro que sí el más adecuado para zarandear este olivo que envejece y marchita sus frutos.

La carrera oficial es un punto entre otros muchos, con la que hay que trabajar consecuentemente, razonadamente y, sobre todo, con mucha paciencia. Pero es evidente que la disfuncional Sierpes comienza a ahogarse ella solita. Por cierto, como era de esperar… Además, si el problema cada jornada para el paso de las cofradías por el palquillo de toma de horas es el binomio espacio-tiempo quizás vaya siendo hora de reestructurar las distancias de la que a día de hoy es la carrera oficial más larga de toda Andalucía con un kilómetro de longitud. A ello añadido que es evidente que sobre el escenario actual es casi inviable la incorporación de nuevas hermandades y que en algún momento habrá que replantearse qué hacer para no terminar por levantar una muralla en los intramuros de Sevilla, porque aún hay barrios que sueñan con ver a sus sagrados titulares realizando estación de penitencia en la santa iglesia catedral.

Y quién sabe, tal vez en un reformado escenario todas estas aristas terminaran por limarse, incluidos aspectos de seguridad ingobernables actualmente en la estrecha Sierpes. Pero si después de todo el problema sigue radicando en la posible disminución del número de sillas en carrera oficial y por ende en el descenso económico de la dichosa subvención entonces o yo me he perdido algo o apenas entiendo nada. Porque no, nadie podrá convencerme de que las hermandades viven para rendir ante sus muchos hermanos en los tangibles y no en los intangibles. Evidentemente es fundamental una inyección para sacar los pasos a la calle y vitalizar los cultos internos, amén de la caridad, pero nada más. No son empresas. Que no, que no lo son, por mucho que incluyamos nuevos programas informáticos financieros y asesores jurídicos que dictaminen los caminos certeros. Que no son organismos creados para pagar impuestos de sociedades al cierre del ejercicio anual. Que no producen productos con el fin lucrativo de un sector empresarial. El dinero es sólo el apoyo, incluso más moral que económico, para seguir de frente y movilizar, idear, crear fórmulas entre todos sus hermanos de autoabastecimiento, invirtiendo todos sus esfuerzos en el culto a sus titulares y en la caridad social. Punto.

Así que quizás va siendo ya hora de levantarnos el anfifaz por un rato y mirar a nuestro alrededor para anotar mil problemas que por el egoísmo y el bolsillo nos cuesta un mundo solucionar. Porque sí, porque las cofradías seguirán saliendo y ejerciendo su protestación pública de fe exista o no la Campana.

About Moisés Ruz (38 Articles)

Opinión. Periodista y director de ‘El Programa’ de Ondaluz Sevilla. Hermano de San Gonzalo, la O y la Pastora de Triana. Twitter: @MoisesRuz

2 Comments on Innovadores vs rancios

  1. Miguel alvarez blanco // 16 mayo, 2017 en 9:39 pm // Responder

    Ya va siendo hora de tomar decisiones, cómo quitar la calle Sierpes de la Carrera Oficial y que pase por la calle Tetuán y las Cofradías accedan a ella por Alfonso XII, por Plaza del Duque desde Trajano o desde Martín Villa a Campana, Es decir, que hayan tres accesos a la Carrera Oficial.

  2. La Carrera Oficial jerezana es la más larga de Andalucía

    El nuevo itinerario, con 1.253 metros, seguirá siendo el más amplio de la comunidad, por encima de Sevilla que llega a los 930 metros y de Málaga con unos 800 metros

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: