Últimas noticias

Que nadie me toque a las Glorias

La Espera Se Ve

Moisés Ruz | “El desinterés aquí no tiene cabida porque los que las sienten se enamoran”.

Virgen de la Alegría. Procesión 2017 | Baltasar Núñez

Cae la noche. Las ciudad duerme. El asfalto de las calles aún derrite la cera del recuerdo. Todo es un permanentemente ayer. O mejor dicho, casi todo…

Porque en la noche aún las estrellas resplandecen y la luna llena de luz a las devociones de nuestra más viva historia. Las Glorias llenan de vida las noches cuando muchos aún perviven en el pasado sin preocuparse en conocer la pureza del amor a María. Es la alegría de un tiempo donde sólo caben los más selectos paladares de la Sevilla cofradiera.

Por eso es distinto. Por ello el ADN del cofrade de Glorias es de pura casta. Por eso seremos minoría, pero cualificados como pocos. Por eso la evolución es permanente en el seno de estas hermandades que a diario se reinventan no para hacerse ricas precisamente, sino para subsistir ante los factores que la rodean. Por ello las decenas de procesiones que nos quedan por vivir este año serán el más certero reflejo de cada uno que hace posible con su desinteresada entrega el engrandecimiento de las Glorias.

Y no, no están solas. Están los mismos. El problema está en tener una percepción errónea de la realidad después de décadas habitando en Sevilla. Pero claro, el desinterés aquí no tiene cabida porque los que las sienten se enamoran. Es la primera norma del particular libro de reglas de una cofradía que se extiende en el tiempo durante ocho meses.

Pero además, jamás olvidemos que en ellas aún perviven la herencia mejor guardada de nuestros abuelos. De muchas de estas nacieron devociones que hoy atraviesan fronteras y que todos dictan en su memoria. Sin ellas, posiblemente, la escala de valores de la Semana Santa se hubiera visto menguada en la trayectoria de nuestras más benditas costumbres.

Y no pueden caminar solas. Nos necesitan. Son escasos los hermanos que formulan las nóminas de sus secretarias y menos los que arriman sus codos para trabajar en pro de su crecimiento. Pero lo dicho, con cualidades inauditas que en ocasiones parecen obrar un milagro. Y sí, claro que necesitan anualmente una ayuda económica en forma de subvención para ayudar a sostener el día más importante de su año, su salida procesional. Pero no lo tomen como una limosna, porque estas hermandades tienen tal categoría que solamente por sus títulos tienen el derecho innato a la no mendicidad.

Y si aún no las conoces no dejes pasar otro año. Aprovecha la oportunidad que nos da la historia más viva de nuestra ciudad, pues después de centurias y miles de amenazas de extinción, las Glorias mantienen encendida la llama de la fe en María cómo vehículo hacia Dios cada fin de semana de estos resplandecientes meses. Es una oportunidad que nos da la vida para palpar en el alma de estas imágenes el regionalismo del ayer, pero sobre todo el eterno legado de nuestro mañana. Así y por siempre, seamos los que seamos, ¡Vivan las Glorias de Sevilla!

Acerca de Moisés Ruz (26 Artículos)
Opinión. Periodista y director de 'El Programa' de Ondaluz Sevilla. Hermano de San Gonzalo, la O y la Pastora de Triana. Twitter: @MoisesRuz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: