Últimas noticias

1617, el cristo de los Desamparados y Martínez Montañés

Reportajes

Estrella Carreño / Carlos Iglesia | El próximo sábado 10 de junio realizará su salida extraordinaria por el 400.º aniversario de su hechura.

El próximo sábado 10 de junio a las 19.30 horas el templo carmelita del Santo Ángel vivirá una jornada histórica.

El cristo de los Desamparados de Martínez Montañés procesionará de forma extraordinaria por las calles aledañas a su sede con motivo del 400.º aniversario de su hechura. Irá en el paso del cristo de la Salud de San Bernardo, exornado con flores de tonalidad morada y con los sones musicales de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de la Oliva de Salteras.

Sin lugar a dudas se trata de una estampa única e histórica para poder presenciar en un paso procesional a la portentosa talla del insigne imaginero alcalaíno, siendo una de las tallas más representativas de la imaginería barroca española.

Cristo de los Desamparados del Santo Ángel sobre el paso de San Bernardo | Hermandad San Bernardo

El cristo de los Desamparados: la imagen

Esta imagen representa a Cristo crucificado clavado en una cruz arbórea mediante tres clavos, con la herida de la lanzada en el costado derecho.

La figura muestra un leve descolgamiento respecto al travesaño horizontal de la cruz. Tiene la cabeza inclinada hacia su lado derecho y hacia delante con el mentón apoyado en el pecho. Esta postura origina un pliegue en el cuello que el escultor realiza con gran realismo.

El rostro tiene forma ovalada, los ojos están cerrados y ligeramente hundidos con marcadas ojeras y las cejas se encuentran algo arqueadas. Presenta un tabique pronunciado y las aletas nasales marcadas. La boca tiene los labios entreabiertos dejando a la vista los dientes de ambos maxilares que aparecen mostrando la tensión del sufrimiento padecido. El superior está oculto por el bigote, salvo la zona central que es más abultada, mientras el inferior es grueso. Muestra la barba bífida, al igual que el mostacho, ejecutado ambos en el inicio mediante suaves incisiones y desde la zona inferior de los pómulos se va abultando formando pequeños rizos hacia la parte de la mandíbula y el mentón.

El cabello es largo formado por sinuosos mechones que se encuentran pegados al bloque craneano y caen sobre la

Cristo de los Desamparados | Fran Silva

nuca. Por el lado derecho desciende uno grueso hacia delante por el lateral del rostro y por el lado izquierdo otro pequeño  enmarca la oreja dejándola a la vista. Lleva la corona de espinas tallada y le ajusta sobre la frente clavándole algunas espinas [1].

El torso muestra el tórax hinchado con el vientre rehundido y las costillas marcadas. Lleva el sudario tallado por un plegado anguloso situado a la altura de las caderas.

La imagen fue sometida en el año 2008 a una profunda restauración acometida por el IAPH, poniéndose de manifiesto la rica policromía de la corona con matices de color verde, simulando las ramas que aparecen sujetas entre sí por una especie de cintas también talladas en madera. En esta intervención se llevó a cabo la consolidación de fisuras y reposición de pérdidas de soporte, y la sustitución de la cruz de madera por otra de iguales características al presentar una importante deformación en el travesaño horizontal. Además se realizaron pruebas de solubilidad para determinar el método y el disolvente adecuados para la remoción de los depósitos superficiales y los repintes en la película pictórica y se fijaron los estratos policromos con materiales afines al original [2].

El cristo de los Desamparados como titular de la Lanzada

El cristo de los Desamparados pertenece a la comunidad carmelita, aunque la portentosa imagen fue ‘cedida’ como titular a la Hermandad de la Lanzada en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX. Por este motivo en la comitiva de la procesión de rogativas del próximo sábado la corporación tendrá un “un lugar preferente en el cortejo, junto a San Bernardo”, tal y como afirmó a De Nazaret a Sevilla el prior Juan Dobado.

En 1851 la corporación llegó al Santo Ángel tras el cierre de su anterior sede, la capilla de San Basilio. Con motivo de su estancia pasó a ser como nuevo titular al crucificado montañesino, en sustitución de otro de papelón [3]. Hasta 1855 realizaría su salida procesional en la tarde de Jueves Santo, entrando en un periodo de decadencia por el fallecimiento de sus principales bienhechores [4].

Misterio de la Lanzada con el Cristo de los Desamparados de Martínez Montañés

La corporación volvió a resurgir  en 1875, retomando su estación de penitencia el Martes Santo hasta 1876 con el paso cedido por el Cachorro, y los años siguientes el Miércoles Santo, con el nuevo paso neogótico de Manuel Gutiérrez Reyes y Cano, vistiendo túnicas blancas en el cortejo de paso cristo y blancas y moradas en el de virgen. Tras la salida de 1881 la corporación volvió a un estado de postración con la llegada de los carmelitas descalzos al Santo Ángel tras su exclaustración de 1835, ya que no vieon con buenos ojos la presencia de la entidad en el templo. [5]

Se volvió a retomar la corporación en 1895, comenzando de nuevo a salir en 1896, con túnicas negras de cola y con las tres Marías restauradas por Gutiérrez Reyes y Cano, en 1898 un nuevo Longinos y al año siguiente un judío sosteniendo las riendas del caballo.

En el siglo XX continuaron las desavenencias con los carmelitas perdiendo el almacén donde guardaban su paso procesional que la corporación tenía en su templo. En 1910 participó en el Santo Entierro Grande y en 1914 sería el último que procesionaría la talla. En 1915 estas disputas ocasionaron la supresión de la salida procesional y la cesión del crucificado, pidiendo al año siguiente tras su reorganización a la autoridad eclesiástica su traslado de sede canónica a la parroquia de San Román. [6]

Juan Manuel Martínez Montañés y su evolución 

Martínez Montañés

Juan Manuel Martínez Montañés nace en 1569 en Alcalá la Real donde pasa su niñez junto a su familia y su padre, bordador de oficio conocido como ‘El Montañés’. Su formación comienza en Granada bajo la tutela principal de Pablo de Rojas con quien comparte taller y adquiere la serenidad y el equilibrio que poco después comenzará a aflorar en sus obras, desarrollando su primera etapa conocida como la de formación de la que no se conservan obras.

Crucificado cristo de la Clemencia | Catedral de Sevilla

Hacia 1582 decide trasladarse a Sevilla donde se forma bajo las influencias de Jerónimo Hernández, de Gaspar Núñez Delgado, de Andrés de Ocampo y de Juan B. Vázquez, ‘el Mozo’, convirtiéndose en 1588 en maestro escultor y maestro ensamblador (arquitecto de retablos), estableciendo su taller en la actual parroquia de la Magdalena de Sevilla y poniendo en marcha la escuela andaluza de escultura barroca, ideando un arte al servicio de la religión, retomando de esta forma el fin didáctico que debía tener el oficio y los artistas.

Protagonista frecuentemente de tertulias culturales que se celebraban en la Casa de Pilatos o en la academia del pintor Francisco Pacheco, establece una estrecha amistad con Velázquez y Alonso Cano, en la que es considerada la etapa magistral de Montañés, obras de esta época son San Cristóbal con el niño Jesús y santo Domingo Penitente entre otras.

El escultor pasa unos años difíciles, denominados el decenio crítico, al perder a sus discípulos Juan de Oviedo y Juan de Mesa y verse envuelto en diversos pleitos.

Tras ésta, llegaría la etapa de la plenitud barroca, apoteosis final de Montañés donde no abandona las composiciones equilibradas ni la serenidad, creando estereotipos barrocos como la Inmaculada Concepción de la catedral de Sevilla. [7]

Bibliografía

1. Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Consejería de Cultura. Conservación y restauración. ‘Crucificado de los Desamparados. Iglesia del Santo Ángel Custodio. Sevilla’. [En línea] http://www.iaph.es/web/canales/conservacion-y-restauracion/catalogo-de-obras-restauradas/contenido/Cristo_de_los_Desamparados_Iglesia_del_Santo_Angel_Sevilla

2. Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. Consejería de Cultura. Conservación y restauración. ‘Crucificado de los Desamparados. Iglesia del Santo Ángel Custodio. Sevilla’. Actuación. [En línea].   http://www.iaph.es/web/canales/conservacion-y-restauracion/catalogo-de-obras-restauradas/contenido/Cristo_de_los_Desamparados_Iglesia_del_Santo_Angel_Sevilla

3. IGLESIA DOMÍNGUEZ, Carlos A. . De Nazaret a Sevilla. ‘Los cinco crucificados de la Lanzada en su historia’. [En línea] https://denazaretasevilla.com/2016/12/27/los-cinco-crucificados-de-la-lanzada-en-su-historia/

4. BERMEJO Y CARBALLO, José. ‘Glorias religiosas de Sevilla’. 1882. ps 347-348

5. JIMÉNEZ SAMPEDRO, Rafael. ‘La Semana Santa de Sevilla en el siglo XIX’. Abec editores. 2013 ps 198-200

6. ‘Crucificados de Sevilla II’. Ed. Gaver, S.A. 1995 p 119

7. CARREÑO GUERRERO, Estrella M. . De Nazaret a Sevilla. ‘Martínez Montañés, ‘el dios de la madera ”. [En línea] https://denazaretasevilla.com/2017/01/17/martinez-montanes-el-dios-de-la-madera/

Acerca de De Nazaret a Sevilla (1922 Artículos)
Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: