Últimas noticias

El sueño del rey san Fernando para Sevilla

Reportajes

El sueño de San Fernando (Círculo de Juan de Valdés Leal, S. XVII)

Escrito está en ‘Las Cantigas de Santa María por Alfonso X El Sabio: su padre, Fernando III, le debía su propia vida y hasta la de su esposa a la virgen.

No siendo esto suficiente, cuenta la leyenda que varias fueron las veces que la Madre de Dios se le apareció al rey San Fernando durante la Reconquista, además de ayudarlo en la batalla, llegándole a propiciar agua en momentos de sequía. Fueron tantas las gracias concedidas que el monarca no tardó en expresar su deseo de materializar a aquella mujer que tanto lo ayudaba.

De esta manera, san Fernando solicitó ayuda a notables escultores de la época de los que no sabemos el nombre pero sí que conservamos sus obras en la actualidad. Obras catalogadas como ‘fernandinas’ aludiendo al que ordenó sus respectivas ejecuciones allá por el siglo XIII.

Aguas 2010

Virgen de las Aguas en su camarín, 2010 | Blog El arte de vestir a la Virgen

La primera de ellas se encuentra en la iglesia colegial del Divino Salvador. La virgen de las Aguas mide 1,74 metros y han sido pocas las investigaciones que se han podido realizar de sus extremidades interiores debido a la tela que envuelve el cuerpo de la talla.

Con respecto a la cabeza, por restos de color dorado encontrados en ella, se puede corroborar que la Imagen no tuvo cabellera. Llama la atención el trazado de la pintura de los ojos, así como los diferentes matices de color en su rostro, muy característicos de la imaginería medieval hispalense. El cráneo de la virgen es de estilo gótico, pero fue su policromía barroca posterior la que le dio apariencia de mayor modernidad. El niño, sentado en las rodillas de su madre, pertenece al Barroco incorporándose en el siglo XVII al lugar que ocupa actualmente.

Esta imagen llegó a ser muy venerada ya que los fieles recurrían a ella para su intercesión en acontecimientos sociales nefastos así como en otras calamidades. En efecto, tal era su hermosura que, tanto el dramaturgo Tirso de Molina como el ilustrado Juan de Ledesma, llegaron a atribuirle su ejecución a Juan Martínez Montañés en sus escritos, por ser todas sus esculturas calificadas como “geniales”.

En torno a esta talla se fundó en el primer tercio del siglo XVII la Hermandad de las Aguas, constando así en su libro de reglas conservado hasta día de hoy y restaurado en la primavera del 2003 por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. A finales del siglo XVIII la Hermandad ya estaba extinguida siendo el propio templo y los feligreses los encargados de su cuidado.

La virgen de las Aguas ha procesionado en muy contadas ocasiones, casi siempre con motivo de una rogativa popular. Una de las últimas se produjo en 2008, cuando el cabildo de la Catedral decidió que integrase el cortejo de la procesión de San Fernando en el día de su festividad.

Reyes, Patrona de los Sastres. Procesión 2015. Foto-Raúl Pajares (7)

Virgen de los Reyes (Patrona de los Sastres) | Raúl Pajares

Otra de las Imágenes perteneciente al ciclo fernandino es la virgen de los Reyes, patrona de los sastres. Se trata también de un maniquí cuya estatura es de 1’27 metros. Las transformaciones que ha recibido a lo largo de su historia han hecho que pierda la apariencia primitiva. El estilo del rostro nos lleva al primer tercio del siglo XVI donde sufrió las primeras alteraciones. Originariamente era de estilo gótico.

Fue a finales del siglo XVIII cuando esta Imagen sufrió grandes cambios, como la colocación de unos ojos de cristal y pestañas postizas, además de policromarla en su totalidad por lo que podría confundirse la obra con una más novedosa. El Niño fue ejecutado entre finales del siglo XVII y principios del XVIII.

Al parecer y según el inventario con el que la hermandad contaba desde 1786, la virgen poseía dos imágenes del niño Jesús. Una de ellas era la que reposaba sobre el regazo de la Virgen y otra, la colocada en el pie de altar. La primera, fue sustituida por un motivo que se desconoce siendo adaptada esta última para que se pudiera venerar sentada en el regazo de su madre.

La vinculación de esta talla con los sastres se remonta a una leyenda en la que se cuenta que fue este gremio el encargado de reparar el daño que causó una flecha en pleno combate a un “estandarte en el que figuraba una efigie de Nuestra Señora”. De hecho, al fallecer el rey San Fernando, los sastres hicieron guardia durante un largo periodo de tiempo en el sepulcro del mismo.

La titular de esta hermandad, que desde el siglo XIII aún perdura en la ciudad de Sevilla, ha sido venerada en distintas sedes a lo largo de su historia. Desde 1895 reside en la iglesia de San Ildefonso, lugar en el que después de más de 30 años se recuperó su besamanos el verano pasado. Es desde septiembre de 2003 cuando se reguló la procesión de Nuestra Señora de los Reyes, para la que estrenó paso y se restauraron varias piezas de su ajuar.

San Clemente 2012

Virgen de los Reyes (San Clemente) | La Pasión a través del objetivo

Finalmente, la tercera imagen que se obró fue la de la virgen de los Reyes que recibe culto en la iglesia conventual de San Clemente. De esta talla son menos los datos que se conservan, pero su historia es muy parecida a la de las dos anteriores. Mide 1’57 metros y tampoco se observan huellas en su cabeza de haber tenido cabellera. Data de finales del siglo XIII, perteneciente al estilo gótico francés. En el siglo XVIII sufrió una intervención para colocándole ojos de cristal. El niño Jesús es de estilo barroco, y está fechado del siglo XVIII. Artísticamente, es una talla considerada “discreta”.

La virgen de los Reyes salió procesionalmente en 1948, con motivo del VII Centenario de la Conquista de Sevilla. Además, ha sido recientemente restaurada debido a los problemas de policromía que presentaba fundamentalmente en el rostro.

Cuentan que ninguna de estas imágenes agradó al rey ya que no se parecían a la que en sus sueños había visionado, de manera que las distribuyó por distintos templos de la ciudad para que se extendiese el culto y la devoción a la Santísima Virgen. Sin embargo, dice la leyenda, que hubo un día en el que aparecieron dos mozos por el campamento donde se encontraba San Fernando, presentándose como “maestros en el arte de la imaginería” y buenos conocedores del deseo del rey, le solicitaron permiso para ejecutar la imagen que tanto ansiaba.

Le pidieron madera, las herramientas necesarias, así como viandas para los días que estuviesen trabajando. También, pidieron estar aislados en un lugar donde nadie los molestase, por lo que san Fernando los envió a una torre cercana denominada de los Herberos.

Virgen de los Reyes. Salida 15. Fotos-Raúl Pajares (3)

Virgen de los Reyes (patrona de Sevilla y de su Archidiócesis), en la Procesión de 2015 | Raúl Pajares

Es en este momento cuando se obra la virgen de los Reyes, patrona de Sevilla y de su archidiócesis. Mide 1’,76 metros y muchos de los catedráticos e historiadores que la han estudiado la catalogan como un “interesantísimo ejemplar de la escultura romántica del siglo XIII”. Su rostro carece de modelado y el cabello no fue tallado en la madera sino que está formado por finos cordoncillos que prenden del cráneo, formados por trenzado de seda recubierto de oro. Sus manos son largas y simples, faltas de naturalismo, talladas en la típica forma medieval de peine. Sus pies, están calzados por unos mocasines puntiagudos. Precisamente en el calzado se encuentran representadas flores de lis que por un lado muestran la relación directa de esta figura con el arte francés de la época.

Cabe mencionar el hecho de que la Virgen fuese una posible donación de doña Juana Ponthieu, segunda esposa de San Fernando. Aunque sin ningún documento que lo pudiera corroborar, también hay testimonios que afirmaban que la Virgen habría sido donada al rey por el emperador Federico II o por el rey francés Luis IX. El niño que tiene entre sus manos, es de época posterior al igual que pasaba con el resto de las imágenes. Su cabeza parecía ser de época moderna ya que en su figura se podía ver más preocupación por la belleza que la que tuvo el imaginero que labró a su madre, centrado en dotarla de sencillez.

Transcurridos unos días desde que el rey Fernando III les concedió a los dos adolescentes la oportunidad que solicitaron, ordenó a un familiar que fuese a la torre donde se encontraban para mirar cómo iba el proceso. La leyenda cuenta que al llegar al taller improvisado, se encontró con la Imagen de la Virgen en el centro del lugar y los dos mozos habían desaparecido. Inmediatamente avisó al monarca de lo sucedido quien al postrarse delante de la talla supo que los mancebos eran unos ángeles enviados desde el cielo para esculpir a la madre de dios en la tierra.

No se conoce a partir de cuándo tomó la advocación de Nuestra Señora de los Reyes, pero hay una explicación que alude a que fue constantemente motivo de visita y obsequiada en múltiples ocasiones por los monarcas españoles. La otra explicación hace referencia a que tiene en sus plantas urnas de cuerpos reales.

Sea como fuere, es el nombre con el que se hace referencia a la sublimación de la Virgen Majestad por ser María, Madre del Rey de los Reyes.

Virgen de los Reyes. Primer Besamanos 2016 | Rocío Romero

Virgen de los Reyes en su primer Besamanos de 2016 | Rocío Romero

Bibliografía:

  • Carrero Rodríguez, Juan: Nuestra Señora de los Reyes y su historia. 1989.
  • Hernández Díaz, José: La Virgen de los Reyes, Patrona de Sevilla y de la Archidiócesis: Estudio iconográfico. 1947.
  • Gelán, Fernando: Historias y leyendas de la Virgen de los Reyes. 1991.
  • Ruiz Jiménez, Juan: Las Cantigas de Santa María en Sevilla.
  • Salas, Nicolás: Sevilla: Crónicas del siglo XX (1941-1960). 1991.
  • http://sanclementesevilla.es
  • http://www.rafaes.com
  • http://www.rufinoiglesias.es
  • http://www.hermandades-de-sevilla.org
  • http://hermandaddelossastres.blogspot.com.es
  • http://virgendelosreyesysanfernando.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: