Últimas noticias

José de Arce, la gubia flamenca que talló al señor de las Penas

Reportajes

Estrella Carreño | Una autoría descubierta en 1996.

Besapiés Penas (Estrella) | Foto: Tomás Quifes

Mucho se habla de la autoría de imágenes cuando la gubia que le da forma es desconocida.

Son varios los caminos que pueden seguirse para corroborar y datar al ejecutor de una talla, siguiéndose normalmente dos cauces posibles: los atributos estilísticos semejantes a otras tallas o la conservación de algún documento histórico que sirva de catalogación directa.

Hasta hace 20 años, Nuestro Padre Jesús de las Penas de la Hermandad de la Estrella, era de autor desconocido y se atribuía al círculo de Pedro Roldán o de Jerónimo Hernández, por la similitud de rasgos con otras tallas realizadas por estos dos imagineros.

El señor de las Penas y su origen iconográfico grecorromano

La imagen del cristo de las Penas representa el momento anterior a la crucifixión, encontrándose en una posición sedente.

'Gran Pasion' Alberto Durero | Artehistoria

‘Gran Pasion’ Alberto Durero | Artehistoria

Aparece sobre una roca entrelazando las manos y simbolizando la oración, con la cabeza alzada levanta la mirada al cielo con los labios entreabiertos, dejando ver un diálogo interior con Dios. Esta imagen deriva del grabado que realizó Alberto Durero para el frontispicio de la ´Gran Pasión’.

Si atendemos a la iconografía, una figura meditando y sentada sobre una piedra con el rostro apoyado en las manos, es originaria de la época grecorromana donde se representaba a Saturno, el más antiguo de los dioses griegos, asociándolo con la melancolía, la introspección y la meditación. En el mundo cristiano, en el último cuarto del siglo XV, los filósofos neoplatónicos asemejaban a Saturno con Cristo, como guía de la contemplación filosófica.

Misterio Cristo Penas | ABC

Misterio Cristo Penas | ABC

La representación de Jesús en actitud pensativa ante el instrumento de suplicio, llegó a ser una de las escenas pasionistas más frecuentes desde el S. XV hasta el XVIII, siendo habitual situar la cruz tendida en el suelo junto a la víctima. En el caso de la Estrella, está presente en el título fundacional de la corporación ‘De las Penas de Christo Nuestro Señor y Triunpho de la Cruz’.

Respecto a la advocación, proviene de los Países Bajos y Alemania, donde esta iconografía se denominaba ‘Cristo de la Humildad y Paciencia’, ‘Cristo de la Piedad’ y ‘Cristo de las Penas’. Para simbolizar la piedad durante el barroco, se alteraba la postura primitiva de las manos para unirlas en gesto de oración, dando lugar a la proliferación de estas imágenes en hospitales y asilos como consuelo para enfermos y ancianos.

La restauración del antes y el después

Corría el año 1996, tras dos restauraciones a las que el Señor de las Penas fue sometido en 1977 por Francisco Peláez y posteriormente en 1982 por Luis Ortega Brú (quien no pudo acabar el trabajo ya que falleció mientras lo realizaba, terminándolo Manuel Calvo Camacho), cuando Raimundo y Joaquín Cruz Solís junto a Isabel Poza realizaban una intervención a la talla en una nave del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.

En principio se trataba de quitar los soportes de hierro que contenía en su interior para sustituirlos por espigas, pero desde el primer momento comenzaron a aparecer detalles que alertaban a los restauradores sobre el delicado estado de conservación de la imagen. Tras los estudios realizados se apreció una fisura en la cabeza, diversos puntos de poliéster en la espalda así como en el pie izquierdo junto con una grieta en el mismo. Además encontraron las juntas despegadas y abiertas.

En la parte trasera del paño de pureza se localizaron dos grandes agujeros producidos por los hierros que albergaba la talla en su interior, al igual que un orificio en el brazo derecho cercano al hombro, lo que puede dar a entender que en tiempos anteriores pudo haber en ese lugar un clavo. Por otra parte, se observó un defecto surgido de la deficiente colocación de las potencias produciéndose asimetría, con lo que delimitaron el eje de la cara y perfilaron su colocación.

Pero el hallazgo más importante se produjo en el interior de la peana del cristo de las Penas donde, mediante una endoscopia, se encontró un documento que mencionaba la autoría de la talla, siendo ésta de José de Arce, y datándola en 1655.

images

Pergamino que daba a conocer la autoría de José de Arce

José de Arce, el escultor flamenco desconocido en Sevilla

El imaginero nacido en Flandes, se formó artísticamente casi en su totalidad fuera de España, ya que su estilo escultórico no guarda relación alguna con el desarrollado en nuestro país.

Besapiés Penas (Estrella) | Foto: Tomás Quifes

Besapiés Penas (Estrella) | Foto: Tomás Quifes

Cuando realizó la imagen del cristo de las Penas, José de Arce estaba a punto de convertirse en uno de los escultores más prestigiosos de Sevilla, avalándole un carácter solemne, rico en ritmos y ungidos de pasión. Aportaba un estilo nuevo consistente en trasladar a la escultura los modelos pictóricos de Rubens, además del conocimiento que poseía sobre los escultores flamencos de los estilos europeos.

El atrevimiento de sus formas conjugan perfectamente con la expresividad de los rostros que realiza, los ropajes y la expresividad espiritual de la que dota a sus imágenes. Arce llegó a ser el primer representante del estilo barroco cosmopolita del S. XVII reuniendo y sintetizando las diferentes corrientes escultóricas y pictóricas que existían en Europa.

El primer trabajo documentado que existe de José de Arce son los doce apóstoles y el crucificado que realizó para el retablo mayor de la Cartuja de Santa María de la Defensión de Jerez, realizando en el mismo tiempo la talla de san Bruno, fundador de la orden.

Tras ésto, los problemas de Martínez Montañés para finalizar el retablo de la parroquia de San Miguel de Jerez de la Frontera, hicieron que la propia comunidad eclesiástica le traspasara al escultor flamenco cuatro relieves y cuatro esculturas de bulto que faltaban. Además, durante estos años también realizó el cristo de la Salud, titular de la corporación que reside en la parroquia jerezana.

Los cuatro Evangelistas y los cautro Padres de la Iglesia | Leyendas de Sevilla

Los cuatro Evangelistas y los cuatro Padres de la Iglesia | Leyendas de Sevilla

 

Sobre Arce lo último documentado y datado es en 1657, cuando ejecuta los cuatro Padres de la Iglesia latina y los cuatro evangelistas en piedra blanca y sin policromar, para la parroquia del Sagrario de la catedral de Sevilla.

Bibliografía:

  • Web Hermandad de la Estrella.
  • ABC, :”La Semana Santa según ABC de Sevilla 1981-1996″ IV Tomo.
Acerca de Estrella Carreño (84 Artículos)
Directora General De Nazaret a Sevilla. Dirijo Contenido, Márketing y RRSS. Community Mánager. Publicista. Hermana de la Estrella, Esperanza de Triana, Pasión, y Rocío de Triana. Colaboradora de la Revista Estrella. Twitter: @EstrellaCarre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: