Últimas noticias

La muchacha del barrio se nos casa

La Espera Se Ve

Salud de San Gonzalo. Besamanos agosto 2016 | José Carlos B. Casquet

Amanece en su alcoba con la sonrisa de una dama enamorada que tantas noches soñó con este cuento de hadas. Despierta tan bonita como la flor que irradia en sus balcones desde el lucero del alba. Levanta de una noche callada que susurrara en cada puerta que hoy se casaría la vecina más guapa.

En el humilde silencio de una reina que siempre lo fue. Una muchacha que se ha hecho madre enfermera de todo un barrio. Y sin joyas en las almenas. Sin bordados mantos, ni cinceladas preseas. Y es que poco necesitó para conquistar con su nombre más que su infinita mirada.

Así nació y creció entre las calles de la infancia. Donde los niños la soñaron con los ojos tapados mientras jugaban a la gallinita ciega. Niños que fueron padres, y abuelos, y la herencia de seis mil hermanos que hoy han fundido en sus pechos el nombre de San Gonzalo.

Y llegó Ella, con la timidez ante el tumulto provocado por su venida. “Se llama Salud”, cuchicheaban las “marías” del arrabal. Y era tan bonita que hasta el nácar se perfilaba en su inocente rostro. Y fue para Ella el patio más grande de todos, porque en ese patio cada día se reunían las madres y los niños para admirar su belleza. Un patio con una fuente rebosante de salud, en la que tantos enfermos bañaban sus dolores.

Y fue creciendo. Ya no era sólo una niña que revoloteaba por encima de sus naranjos y bajo un cielo de azahares. Su rostro fue madurando. Su nombre aumentó su efecto. Y miles de pañuelos que registraban sus lágrimas fueron bendiciendo tantas camas de hospitales que aguardaban su presencia. Así, la muchacha se hizo mujer en la gubia de un padre gaditano que la adoró tanto que en Ella reflejó todo su amor.

Cuántos lunes nos ha conquistado. Cuántos abuelos de aquel celestial asilo aprendieron a cantar su nombre. Cuántos niños se acercaron a su vera para prender su cirio y llenar de luz a la más bella de las azucenas. Cuántas veces encendió a su paso a la estrella más bonita de Triana… Porque la hemos visto nacer, la hemos visto crecer y ahora la vemos vestida de novia, con las joyas que nunca tuvo pero con la humildad que siempre mantuvo. Y con una corona de azahares que brotase de su jardín para casarse el 14 de octubre con la misericordia de Dios en el cielo de Sevilla.

Hoy amanece en su alcoba, con una sonrisa…  La muchacha del barrio se nos casa. La reina de la Salud por siempre.

About Moisés Ruz (34 Articles)
Opinión. Periodista y director de 'El Programa' de Ondaluz Sevilla. Hermano de San Gonzalo, la O y la Pastora de Triana. Twitter: @MoisesRuz

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: