Últimas noticias

En imágenes y vídeo, los besamanos y procesiones del primer fin de semana de octubre

Crónicas

Además del traslado a la catedral de Sevilla de la Virgen de la Salud para su coronación canónica el día 14 de octubre, tanto en la jornada del sábado como del domingo, numerosas imágenes con la advocación del Rosario estuvieron expuestas en veneración de fieles y además, tuvieron lugar varias procesiones por las calles de la ciudad.

Desde el viernes aparecieron varias imágenes con esta advocación en besamanos.

La basílica de la Esperanza Macarena acogió en el presbiterio del templo a la Virgen del Santo Rosario, titular letífica de la corporación de la Madrugá sevillana. Aparecía con manto de tisú celeste y ornamentada con el juego de ráfagas doradas de Manuel Seco Velasco, situándose tras ella el dosel de la coronación, pieza de orfebrería contemporánea obra de Fernando Marmolejo Camargo. Sobre las credencias de plata se alternan juegos de cirios en disposición piramidal en los que se integran centros florales compuestos por rosas de color rosado y nardos blancos.

Fotografías: Álvaro Aguilar, José Carlos B. Casquet y Baltasar Núñez

La calle Feria acogió en la capilla de Monte-Sión a la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos Coronada en solemne besamanos. Apareció sobre la peana de plata de salida escoltada por las imágenes del Cristo de la Salud y Jesús de la Oración en el Huerto, a izquierda y derecha respectivamente. Vestía saya y manto de salida con su característico recogido en la cintura, además de la presea realizada por Ramón León para su coronación canónica en 2004. Numerosas jarras con rosas blancas y puntas de nardos junto a varios candelabros de plata con cera blanca acompañaban a la imagen que presentaba como dosel la bambalina de su paso de palio.

Fotografías: Álvaro Aguilar, Baltasar Núñez y José Carlos B. Casquet

La parroquia de San Román vivió el besamanos de Nuestra Señora del Rosario de Santa Catalina, que debido a la restauración de su sede canónica celebra sus cultos en este emplazamiento desde hace trece años. Sencillo altar compuesto por varias jarras con flores en tonalidad malva entre las que se podían destacar margaritas y lilium, luciendo un sencillo manto rosáceo brocado con ráfaga y corona de salida.

Fotografías: José Carlos B. Casquet

En la jornada del sábado y domingo, varias imágenes se sumaron a veneración de fieles.

La parroquia de San Ignacio de Loyola, en el polígono San Pablo, fue testigo de un besamanos ‘especial’ a la talla de Luis Álvarez Duarte de Nuestra Señora del Rosario Doloroso, ya que este 2017 se cumplen 10 años desde su bendición. Si situaba en el presbiterio del altar principal vestida con saya blanca bordada, manto bordado cedido por la Hermandad del Gran Poder de Camas y presea de salida. Tras la imagen, gran altar compuesto por multitud de cera en candeleros y jarras con centros florales de forma cónica con margaritas, rosas y claveles, entre otras variedades en multitud de colores.

Fotografías: Tomás Quifes-Hermandad

En San Julián se expuso a la Virgen del Rosario de la corporación letífica que allí reside en el presbiterio del altar mayor del templo, conformando un conjunto de besamanos muy sencillo. Tras la imagen vestida con saya blanca bordada y manto de brocado rosa pálido, se podía observar un gran telar con una colgadura que tenía el escudo de la orden dominica, origen de la advocación del Rosario. Dos candelabros de madera tallados y dorados completaban un conjunto que destacaba el adorno floral en color blanco.

Fotografías: José Carlos B. Casquet

San Vicente acogió el besamanos a la Virgen del Rosario, titular gloriosa de la Hermandad de las Siete Palabras. Se situó en un altar sencillo ubicado en la capilla sacramental. Lucía manto y saya a juego en tonalidad verde grisácea y escoltada por dos candeleros pequeños con cera blanca.

Fotografías: Antonio Escudero

La imagen de Nuestra Señora de las Mercedes Coronada de la Puerta Real fue expuesta de nuevo en veneración de fieles en su escueta capilla situada al final de la calle Alfonso XII. Con colores mercedarios, lucía saya con escapulario bordado y manto de salida blanco, presentando la característica que no aparecía con tocado y sobre su cabeza una mantilla blanca además de la presea de su coronación. Escoltada por varias jarras con claveles blancos y dos faroles de metal plateado de su paso.

Fotografías: José Carlos B. Casquet

En la jornada dominical, la imagen del Rosario de la Hermandad de las Aguas fue expuesta en veneración de fieles, que pudieron contemplar la reciente restauración a la que ha sido sometida. Sencillo altar en el que se centraba la titular, con numerosas piezas de plata y flores de talco. Tras la talla, un gran tapiz y dosel en tonalidad burdeos.

Fotografía: Hermandad

En el apartado de procesiones cabe destacar las tres que tuvieron lugar el sábado, y la única de la jornada dominical.

La primera en salir fue la Virgen de Montemayor desde San Juan de la Palma a las 18.00 horas. Abría el cortejo la Banda de Cornetas y Tambores Nuestra Señora de los Ángeles, contando con numerosas representaciones de las hermandades filiales de la devoción a la patrona de Moguer. La Banda de Música Nuestra Señora del Sol acompañó con su sones el discurrir de la imagen que la llevó a visitar los conventos de Santa Ángela de la Cruz y del Espíritu Santo. Claveles y gladiolos blancos fue el adorno floral elegido para este año, además de varas de nardos en las jarras que escoltaban a la Virgen. A destacar el manto perteneciente a la patrona de Moguer. Minutos antes de la hora prevista, entró de nuevo en su templo.

Fotografías: Álvaro Aguilar y José Carlos B. Casquet

Desde la plaza de la Turmalina en una pequeña capilla montada para la ocasión salió, por cuarto año consecutivo, Nuestra Señora de Salud y Esperanza acompañada de San Juan Evangelista. Numeroso estrenos presentaba este grupo de fieles como la corona que portaba la Virgen o la finalización de la cruz de guía.

Momentos de especial interés se viven en la llegada al hospital universitario Virgen Macarena, donde una presentación del centro y enfermos reciben en la escalinata principal a la dolorosa. El recogimiento se materializa en su regreso por las calles aledañas a la capilla efímera con los sones de la Banda de Música Municipal de Coria del Río que interpretó marchas como ‘Coronación de la Macarena’ o ‘La Estrella Sublime’. Claveles blancos y gladiolos adornaron las andas una procesión más que finalizó en torno a las 23.35 horas.

Desde San Martín pasadas las 19.00 horas salió la Esperanza Divina Enfermera a los sones de la Banda de Música Nuestra Señora de la Victoria de las Cigarreras. Recorrió las zonas de su feligresía llevándola a visitar la capilla de la Pastora de la calle Amparo, la capilla de los Panaderos o la iglesia de San Andrés.

Fotografías: Álvaro Aguilar, Baltasar Núñez y José Carlos B. Casquet

Su cruz alzada estuvo acompañada tanto por los sones de la Banda de Cornetas y Tambores San Juan Evangelista como del Santísimo Cristo de las Tres Caídas. Pasadas las 23.25 horas entró de nuevo en el templo.

La jornada dominical la cerró el paso de Nuestra Señora de la Encarnación, titular gloriosa de la Hermandad de la Cena, que tuvo que salir desde el santuario de los Gitanos ante la imposibilidad de hacerlo de su sede provisional, la parroquia de San Román. Recorrido inédito que la llevó hasta el exconvento de Nuestra Señora de la Paz donde hizo el saludo a la Hermanda de la Mortaja.

Fotografías: José Carlos B. Casquet

Tras el paso la Banda de Música del Maestro Tejera interpretando composiciones clásicas como ‘Pasa la Virgen Macarena’ o ‘Madre de los Gitanos Coronada’. Minutos antes de las 22.00 horas efectuó su entrada en el templo de la corporación de la Madrugá sevillana.

Vídeos: Carlos Iglesia

About De Nazaret a Sevilla (355 Articles)
Crónicas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: