Últimas noticias

En imágenes y vídeo, los actos cofrades del tercer fin de semana de octubre

Crónicas

Octubre va concluyendo en el calendario, y con ello, las numerosas procesiones que se engloban en este mes del Rosario que se cerrarán el día uno de noviembre con las advocaciones que residen en San Vicente y San Román.

San Gonzalo finalizó los cultos a Nuestra Señora de la Salud Coronada con el besamanos anual de este mes como marcan sus reglas. Apareció vestida con la saya bordada en oro y seda a realce con distintos tipos de estilos, diseñada por Javier Sánchez de los Reyes y bordada por el taller de Jesús Rosado, el manto diseñado por Sánchez de los Reyes y bordado por Luis Miguel Garduño y la presea de 1967 de Fernando Marmolejo Camargo, que ha remozado su hijo Fernando Marmolejo Hernández. Se situaba la imagen en la capilla lateral izquierda, en un altar sencillo en el que sobre grandes pedestales de plata se apreciaban jarras del paso de palio con rosas de pitiminí rosáceas y champagne, además de azucenas blancas entre otras variedades. Completaba el altar un gran dosel en el que se encontraba centrado el simpecado de la corporación.

Fotografía: Javier Fortúnez

En el extrarradio, la Hermandad del Divino Perdón, consagró un besamanos extraordinario a sus dos titulares con motivo del XXV aniversario de la fundación de la corporación del Sábado de Pasión. Tanto el nazareno del Divino Perdón como la Virgen de la Purísima Concepción aparecieron en el presbiterio de la iglesia de la beata Ana María de Javouhey. El Señor portaba túnica lisa de terciopelo con potencia de plata sobre dorada mientras que la dolorosa vestía saya blanca bordada en realce y manto de tonalidad celeste bordado en las vistas con la corona de salida y toca de sobremanto. Completaban el altar varias jarras con flores entre las que se podían destacar lisianthus morado, margaritas malvas y rosáceas, statices blancos, rosas de pitiminí y thuya.

Fotografías: Álvaro Aguilar

En Santa Ana, la imagen letífica de la Virgen del Carmen estuvo expuesta en devoto besamanos delante de su capilla ataviada con los colores típicos de la orden, marrón y blanco. Escoltada por cuatro candeleros de grandes dimensiones con cera blanca y dos grandes centros de flores situados sobre grandes pilastras que albergaban flores de diferente tonalidad entre las que se podían destacar rosas y lilium.

Fotografías: Hermandad

La Hermandad de la Exaltación celebró en San Román la veneración de fieles a Nuestra Señora de las Lágrimas, la cual estuvo situada en el presbiterio del templo. Lucía saya burdeos bordada en oro de 1970 y manto negro bordado en oro por Jesús Rosado además de la presea de salida. Muchos de los elementos que conformaron el altar pertenecieron a hermandades como la Asunción de Cantillana, Rocío de Triana, Redención o Inmaculada Concepción de Castilleja de la Cuesta, entre otras. Llamó especialmente la atención el exorno floral ‘construido’ como dos columnas junto a la imagen a base de orquídeas cymbidium verdes, tisianthus morados, paniculatas blancas, margaritas euro blancas, amaranto verde, falsa pimienta verde, salat verde y margarita matricaria blanca.

Durante el besamanos la dolorosa ha recibido varios presentes. Un Lignum Crucis regalado por un devoto de Zaragoza, bendecido y traído de Tierra Santa; una cruz de plata de ley de unos 40 cm y un grupo de hermanos una pulsera de plata, zafiros y circonitas que ha llevado en la cintura durante el besamanos.

Fotografías: José Carlos B. Casquet

El sábado se cerró con la procesión de la Virgen del Rosario perteneciente a la Hermandad de Las Aguas, la cual salió a partir de las 19.00 horas desde la capilla situada en la calle Dos de Mayo. Ocasión especial ya que estrenaban la nueva peana realizada por José Banegas siguiendo un diseño de Pedro Palenciano Olivares, además de la reciente restauración de la imagen a cargo de MUSAE.

Recorrió las calles aledañas al templo, visitando a la Pura y Limpia del Postigo y a la Hermandad de la Carretería acompañada por los sones de la Banda de Música Municipal de Mairena del Alcor. Curioso el adorno floral a base de nardos, rosa vendela crema, erika burdeos, rudbeckia, paniculata buganvilla y flores liofilizadas. Minutos antes de las 22.15 horas efectuó su entrada de nuevo en la capilla.

La jornada dominical se inició el domingo con el rosario de la aurora de María Santísima de la Paz Coronada por las calles del Porvenir a partir de las 08.00 horas. Numerosos hermanos y feligreses acompañaron a la dolorosa de la corporación del Domingo de Ramos durante todo el recorrido, que estuvo amenizado por las voces del Coro de Campanilleros de la Hermandad de San José Obrero. Las andas estuvieron iluminadas por seis candeleros con cera blanca, un friso con claveles blancos y unas esquinas con rosas y varas de nardos.

Fotografías: Alejandro García

Minutos antes de las 09.45 horas, la Virgen entraba de nuevo en el templo para la celebración de la misa de 10.00 horas, quedando entronizada a los pies del altar mayor.

El barrio de Rochelambert fue testigo del besamanos a Nuestra Señora de la Misericordia perteneciente al Grupo de Devotos Paz y Misericordia, establecido en la parroquia de San Lucas Evangelista. Apareció al dolorosa en el presbiterio del templo ataviada con saya azul marino bordada en oro, manto burdeos de salida liso y toca de sobremanto con la presea perteneciente a la Virgen de la Caridad de Santa Aurelia. A ambos lados dos cirios blancos y dos jarras con flores situada sobre columnas.

Fotografías: Alejandro García

Posteriormente, a las 11.00 horas salió desde la parroquia de San Roque la hermandad filial de Nuestra Señora de la Sierra que recorrió las calles de la feligresía acompañada de numeroso público durante todo el itinerario. Nada más salir, realizó el saludo a la Hermandad de los Negritos, la cual esperaba con su estandarte corporativo en la puerta y posteriormente se integró en el cortejo de la procesión.

Fotografías: José Carlos B. Casquet y Javier Fortúnez

Variado exorno floral compuesto a base de margaritas, frecias, paniculatas y rosas de Singapur. Tras el paso estuvieron los sones de la Banda de Música Nuestra Señora del Sol que interpretó marchas como ‘La Estrella Sublime’, ‘Corpus Christi’ y ‘Virgen de los Negritos’, entre otras composiciones. Minutos antes de las 14.15 horas entró de nuevo en el templo a los sones de la ‘Marcha Real’.

Por la tarde, realizaron su salida procesional la Virgen de las Nieves de Santa María la Blanca y la Virgen del Rosario de la Hermandad de la Macarena.

La primera de ellas comenzó a salir a partir de las 18.30 horas presentando uno de los recorridos más característicos de las corporaciones letíficas, al realizarlo por los callejones del barrio de Santa Cruz. Durante su recorrido visitó el convento de las Teresas y la parroquia de Santa Cruz, antes de efectuar su entrada en el templo minutos antes de las 23.00 horas. La Virgen estrenaba para la ocasión nuevo terno de salida realizado por José Antonio Grande de León y diseñado por Francisco Javier Sosa, además de portar un rosario perteneciente a la Virgen de las Nieves patrona de la localidad sevillana de los Palacios. Sones clásicos de la Banda de Música Maestro Tejera para la imagen letífica.

Desde la basílica de Santa María de la Esperanza salió la Virgen del Santo Rosario a las 19.00 horas, recorriendo las calles aledañas al templo de la corporación de la Madrugá. Antecedía al cortejo la Banda de Cornetas y Tambores Centuria Romana mientras que tras el paso de la Virgen hacía lo propio la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. Rosas, nardos y orquídeas fue el exorno floral que adornaron las andas de la titular letífica que entró en el templo pasadas las 22.45 horas, a los sones de ‘Esperanza Macarena’ seguido de la ‘Marcha Real’.

Fotografías: José Carlos B. Casquet y Baltasar Núñez

About De Nazaret a Sevilla (847 Articles)
Crónicas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: