Últimas noticias

Cabrero: “La solución de la Madrugada pasa por pequeñas renuncias”

Entrevistas

En la imagen, José Antonio Fernández Cabrero, candidato a hermano mayor en la Macarena.

Se abre una ventana al futuro en la Hermandad de la Macarena. La corporación de San Gil celebrará elecciones el próximo 12 de noviembre. A dichos comicios, por tercera ocasión consecutiva, se presentan dos candidaturas. Una de ellas es la liderada por José Antonio Fernández Cabrero, actual consiliario de asistencia social, quien se marca como principal objetivo la búsqueda de la unidad en la hermandad: “Quiero buscar una hermandad fraterna. ¿Lo es la mía? Seamos sinceros; tenemos ciertas divisiones”. Para ello, Cabrero cuenta con un equipo que aúna las distintas corrientes de pensamiento que existen en la Macarena.

En caso de salir elegido como hermano mayor, el primer tema que tendrá que abordar será la Madrugada. Cabrero piensa que la solución de la jornada depende de la “generosidad” de todas las hermandades mediante “pequeñas renuncias”. Durante la entrevista muestra un talante y una amabilidad que parecen los adecuados, no sólo para solventar los problemas de la Madrugada, sino para alcanzar el objetivo más ambicioso de su proyecto: acercar la hermandad de la Macarena al hermano de a pie. Este es José Antonio Fernández Cabrero, un hombre, como él mismo se define, “campechano”.

¿Por qué da el paso José Antonio Fernández Cabrero de presentarse a hermano mayor?

Fue una reflexión muy meditada. No tomé una decisión un día; no me levanté y dije: “Voy a dar este paso”. El área en el que trabajaba, la asistencia social, me ocupaba y me preocupaba tanto que no tenía tiempo para pensar en esta decisión. Pero, a veces, tú sabes dónde estás cuando ves el lugar de los otros. Veía como transitaba mi hermandad y me iba haciendo preguntas; no siempre encontraba las respuestas que quería. Entonces, me senté en el sagrario y me hice todas esas cuestiones. Me decía: “Qué necesidad tengo yo de todo esto”. Pero había como una voz que me hablaba: “Más arriba, más arriba. Todavía no has llegado”. Todo lo que tengo de la Macarena lo he recibido gratis, debo empezar a devolverle todo lo que me ha dado. Es el tiempo de poner en práctica los criterios que tengo de hermandad. Yo no opto a ser hermano mayor, fue el fruto de una profunda reflexión.

Entiendo que apoyado por un grupo de hermanos.

Nunca hubiese dado este paso si diariamente nadie me hubiese animado. Cuando tomé la decisión, en julio del 2016, busqué a Miguel Ángel Vaz, candidato a teniente, y le expliqué mi concepto de hermandad: fraterna, paternal y social. Le transmití que mi hermandad, a raíz de su candidatura de hace cuatro años, está fraccionada y no hallaba el modo de ponerme de acuerdo con ellos y mis compañeros de la junta de gobierno. Le dije: “Si yo doy este paso, necesito contar con quienes estáis rebotados, porque tenéis que tener algo de razón para estar tan mosqueados”. Debemos arreglar esos problemas, es lo que intento con la actual candidatura; mi equipo es muy plural, muy heterogéneo y muy mixto.

«No hay candidaturas oficialistas. No existe una sucesión de tenientes de hermano mayor a lo largo de la historia de la corporación; eso se está usando mal»

Candidatura al gobierno de la Macarena liderada por José Antonio Fernández Cabrero.

Es decir, en su equipo están las distintas corrientes de pensamiento que existen en la Macarena.

Correcto. En mi candidatura hay gente de José Luis de Pablo-Romero, que soy yo, de Joaquín Sainz de la Maza, de Juan Ruiz Cárdenas y de Manuel García. Es decir, hay personas de cuatro hermanos mayores distintos. Eso no es fácil de gobernar, porque es una candidatura plural y heterogénea; cada uno de un pensamiento. Pero creo que el líder está para saber buscar la armonía entre esas corrientes y la negociación y el consenso en la toma de decisiones. Un líder une, cohesionado, participa, distribuye… Eso es lo que quiero.

Su candidatura es la alternativa a la lista oficialista.

Eso es un error, y grave, que se utiliza equivocadamente y que, además, va contra las reglas de la hermandad. No hay candidaturas oficialistas. No existe una sucesión de tenientes de hermano mayor a lo largo de la historia de la corporación. Joaquín Sainz de la Maza y Tobías, es decir, el padre del actual presidente del Consejo, y José Suárez fueron tenientes de hermano mayor y no fueron hermanos mayores. José González Reina, hermano mayor de la Macarena en su momento, no lo fue justo después de ser teniente. Es decir, eso se está usando mal. No somos candidatos oficiales ninguno de los dos, somos aspirantes a gobernar la hermandad.

¿Cuál es el modelo de hermandad que pretende instaurar en la Macarena?

Lo primero, fraterna. Con el puño cerrado, no se puede dar la mano. Quiero buscar una hermandad fraterna. ¿Lo es la mía? Seamos sinceros; tenemos ciertas divisiones. Hay que trabajar mucho en eso. Un modelo caritativo; es decir, no se puede vivir de perfil a 14 mil hermanos. La grandeza de la Macarena radica en la prestación de ayuda a los hermanos, feligreses, y a todo quien a ella se acercare con necesidades. Ésta es la universalidad de la Macarena. Por eso atendemos a tantos inmigrantes, a tantas comunidades sudamericanas y a gran parte de la comunidad musulmana que vive en Sevilla. Y, por último, creo en una hermandad social; yo visito y tú me visitas, estar donde más nos necesitan, representar a mis hermanos en los barrios más pobres y en los más ricos, etc.

Me ha llamado la atención que el eje del proyecto sea el hermano por la dificultad que conlleva en una hermandad tan grande.

¿Por qué el hermano es objeto de preferencia en mi mente? Porque creo que lo primero que tengo que hacer, si gano las elecciones, es decirle a todos aquellos que no pensaban como yo que cómo podemos armonizarnos. Cuando tenemos que unir dos cosas, es mejor que el que está arriba baje con la mano extendida. Lo primero que haría sería sentarme con Santiago Ortega, el otro candidato. Y me sentaré con los tres hermanos mayores que tengo; una hermandad como la Macarena no se puede gobernar con quince personas. Debo hablar con todos los que han salido oficiales de junta por la pluralidad que me dan, que es enriquecedora. Tengo tres es ex-hermanos mayores con los que hay que contar; encontrarás en ellos una frase de sosiego, porque todos han pasado mucho, la sabiduría, la experiencia o la comprensión.

Insistiendo en la figura del hermano: pretende que exista una mayor cercanía por parte de la junta de gobierno.

No entiendo a los “estiraos”. En el trato, soy cercano, íntimo y próximo. Como creo en eso, pienso que la junta de gobierno hay que acercarla al hermano; un oficial de José Antonio Fernández Cabrero debe entrar por el atrio, saludar y sonreír. A cualquiera que se acerque hay que dedicarle un momento de escucha. La caridad tiene mucho que ver con la escucha; el oído blando a los problemas y la soledad de la gente.

«Cuando conviertes lo extraordinario en ordinario estás decreciendo. Celebrar el 425 aniversario de la hermandad con una salida extraordinaria de la virgen no es algo que me inquiete»

La Macarena en su última salida extraordinaria. / Fran Delgado

En una hermandad tan grande: ¿es inevitable la existencia de dos candidaturas?

La respuesta tiene dos vertientes. Que existan dos candidaturas es bueno porque aportan carismas, conceptos y modos diferentes de llegar a un mismo sitio. Los programas de amor a la virgen son iguales, pero son hombres distintos. ¿Cuándo dos candidaturas se convierten en malas? Cuando entra en liza lo peor del hombre, cuando entra en liza el no comprender un pensamiento distinto al tuyo, cuando entra en liza la falta de respecto a alguien que puede optar a tu mismo puesto…

La cofradía, uno de los puntos más importantes de una hermandad: ¿hay mecanismos para que el nazareno de la Macarena pueda sufrir menos en la estación de penitencia?

El cuerpo de nazarenos de la Macarena viene sufriendo desde hace mucho tiempo. Todo el mundo habla, pero nadie medita qué hace un nazareno de la Macarena. Es un cuerpo al que admiro, valoro tremendamente el esfuerzo que hacen. Me gustaría que Sevilla lo conociera. Cuando critican a un nazareno de la Macarena porque sale de la fila para comer algo o hacer sus necesidades, lo que tienen que pensar es que son alrededor de tres horas de espera en la Basílica y que vuelves al día siguiente. Qué sabe la gente si el nazareno tiene una bajada de azúcar, un desmayo, problemas físicos… Claro que habrá alguno que haga una cosa mal, pero nadie sabe por qué. Bastante hacen con salir y entrar en la Basílica, que cada día son más.

Por ejemplo, pretenden estudiar una reducción del número de horas de la cofradía en la calle.

Dile a un nazareno que en lugar de entrar a las tres de la tarde va a hacerlo a las doce. Las primeras horas hieren, las últimas matan. En eso estamos trabajando. ¿Tenemos que entrar a las tres o las dos de la tarde? ¿Tenemos que estar a 400 o 500 metros de la Basílica y tardar una hora en entrar? Claro que el cuerpo de nazarenos merece una mirada. Es un tema que molesta a otra parte de la hermandad porque piensan que mientras más tiempo esté la virgen en la calle, mejor. No es tan fácil juzgar al cuerpo de nazarenos, hay que comprenderlos más.

La Madrugada: ¿dónde está su solución?

Para arreglar los problemas de la Madrugada las seis hermandades tenemos que tener una voluntad cierta de querer arreglarlo. Si reflexionamos las seis sobre el problema de la Madrugada, tendríamos que llegar a un acuerdo. Mal ejemplo estaríamos dando si tiene que venir a organizar la jornada, por un lado, el Ayuntamiento y, por otro, el Consejo. Eso denotaría una incapacidad grave para comunicarnos, una falta de responsabilidad y de generosidad. ¿Para qué estamos nosotros? ¿Dónde está nuestra capacidad de negociación, de generosidad, de concilio, de renuncia?

En caso de ser elegido, será uno de los primeros temas que tendrá que abordar.

Claro. Lo primero que haría sería preguntar si un cambio de recorrido de la Macarena solucionaría algo. Por ejemplo, ¿ocurre algo si la cofradía discurre por la Alfalfa o Puente y Pellón? Nada. Si eso arregla algo, qué están dispuestos a hacer otros. Alguien tendrá que empezar a hacer preguntas. Es cuestión de hablar. Si tenemos unas relaciones óptimas entre los hermanos mayores, si pensamos que tenemos que hacer cosas para arreglar la jornada y si nos sentimos de alguna manera protagonistas una noche, tenemos que ser los más generosos. Como mostremos un camino de concordia, de generosidad y de armonía, estaremos aportando un gran valor y ejemplo al resto de los días.

Es decir, según usted, la solución de la jornada depende de pequeños detalles.

Si todos aportamos algo, alguna renuncia, no veo necesidad de hacer cosas raras. Desde luego, hacer el recorrido oficial a la inversa no se pasa por mi mente. Creo que la solución de la Madrugada pasa por pequeñas renuncias.

Los problemas que hubo en la Semana Santa anterior no tienen nada que ver con temas de horarios, de recorrido y demás, ¿no?

La Madrugada está en manos de los cuatro gamberros que quieran cargársela. ¿Cómo podemos arreglarla? Las hermandades no, solucionaremos lo nuestro en el discurrir. Se afirma que se pondrían cámaras (¿Cuántas?) y más vigilancia. ¿A qué ayuda? Se puede identificar y detener antes y mejor a los delincuentes. Sólo eso. El que pegue el grito, provoca el estallido, la estampida. No podemos negar que hay una cierta psicosis. La Madrugada está en manos de quién quiera cargársela.

«¿Ocurre algo si la cofradía discurre por la Alfalfa o Puente y Pellón? Nada. Si eso arregla algo, qué están dispuestos a hacer otros. Alguien tendrá que empezar a hacer preguntas. Es cuestión de hablar»

Sentencia, Macarena. Madrugá 2017 | Francisco Santiago

En el año 2020 se cumple el 425 aniversario de la hermandad: ¿se plantean una posible salida extraordinaria?

Ya llegaremos al 2020. Hay que ser muy prudente con una posible salida extraordinaria de la Virgen porque el señor arzobispo puede decir que no. Cuando conviertes lo extraordinario en ordinario estás decreciendo. Celebrar el 425 aniversario con una salida extraordinaria de la Virgen no es algo que me inquiete. Es cierto que está en la mente, pero primero lo tiene que aprobar el señor Arzobispo. Entendería que Don Juan José me preguntase: “¿Tienes un concepto del culto en espíritu y en verdad? Practícalo, no necesariamente tiene que pasar todo por una procesión”. Se evangeliza con la virgen en la calle, pero es sólo una manera. La otra es formar, dar ejemplo.

En cuanto a patrimonio, imagino que el manto de coronación debe ser restaurado.

Está ahí. Lo que no podemos ser es populistas. Todo lo que sea restaurar, terminar la casa de hermandad, hacer un columbario… son cosas que tenemos que acometer. Estamos haciendo de esto cuestiones extraordinarias. Todavía no he encontrado ninguna declaración como las que vengo haciendo. Me preocupa la restauración, la restauración de las relaciones, de las heridas, el área relacional. Restañar, ¿están restañadas las heridas? No veo a nadie que hable de eso.

Una vez resumido el proyecto: es realmente ambicioso.

El más ambicioso.

Por último, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a sus hermanos de cara a las elecciones?

Sed respetuosos durante el período electoral, sed más respetuosos de lo que estamos viendo y sed apacibles en el trato. El día doce no habrá ocurrido nada, simplemente uno obtendrá más votos que otro. En una hermandad no conjugo ni el verbo ganar ni el verbo perder, habré obtenido más o menos votos para el gobierno. Y aun obteniendo menos votos, quizá, haya ganado, porque haya mostrado un camino, unas formas, unos modos y unas maneras. Al hermano sólo le digo una cosa: sé feliz, mantén viva la esperanza y aliméntala, porque más importante que esperar es saber esperar. Si quieres aprender a esperar, ven a ver a la Virgen.

About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: