Últimas noticias

Santiago Álvarez: “No es el momento de muchas modificaciones en la Madrugada”

Entrevistas

La Hermandad de la Macarena se prepara para unas elecciones que se esperan históricas por la alta participación de hermanos y por lo incierto de su resultado final. Santiago Álvarez Ortega lidera el equipo considerado continuista por la condición del candidato, actual teniente de hermano mayor, y por la presencia de un nutrido grupo que repite de la junta saliente de Manuel García. La candidatura de Álvarez Ortega responde a un proceso que se ha convertido en natural en la corporación de San Gil: “El teniente, siempre que lo ha dispuesto y ha querido, es el que ha sustituido al hermano mayor”.

En caso de resultar elegido como nuevo hermano mayor, el primer tema que tendrá que abordar será la Madrugada. Álvarez Ortega es reacio, al menos de cara al próximo año, a cambios en la jornada: “Lo prudente es esperar a ver las modificaciones de la carrera oficial que va a presentar el Consejo para 2019”. Es la opinión del candidato que pone al servicio de la hermandad de la Macarena sus veinte años de experiencia en labores de gobierno en la corporación. Este es ‘Santi’, como es conocido entre los macarenos, y su proyecto para la hermandad de San Gil.

En diversos medios ha reconocido con orgullo que ningún hermano le ha cuestionado el por qué se presenta a hermano mayor, entiendo que es sinónimo de un gran respaldo.  

Efectivamente. Hasta la fecha, nadie, a excepción de los diversos profesionales, me ha hecho esa pregunta. Lo cual indica que es asumido por los hermanos como un hecho normal que el actual teniente se presente como candidato a hermano mayor.

Es decir, es un proceso natural en la hermandad de la Macarena.

Sí, desde que tengo uso de razón es lo que he vivido en la hermandad. El teniente, siempre que lo ha dispuesto y ha querido, es el que ha sustituido al hermano mayor. Así ha sido hasta ahora y es lo que me ha animado a dar el paso.

El término adecuado para definir a su equipo es el de continuista, ¿no?

Queremos transmitir la idea de continuidad, que no continuismo; es decir, seguir una gestión, un modelo de hermandad sin aspavientos, sin bandazos, con una línea que tenemos marcada desde hace mucho tiempo. La que entendemos nos conduce al mejor futuro posible para la hermandad.

Imagino que habrá matices a modificar.

Continuamente hay que estar adaptándose a las nuevas circunstancias, modos y tecnologías. Hay que buscar nuevos caminos, sin olvidar que, por ejemplo, seguimos procesionando igual que en el siglo XVI, utilizando unos hábitos, unos modos y unas formas de hacer las cosas donde manda la tradición. Nuestra idea de hermandad se basa en el fin principal: El culto público a las imágenes titulares. No queda completa si no atendemos la formación cristiana y la caridad entre los hermanos, son dos puntos que concretan lo que es el sentido de hermandad. Pero lo principal es el culto. La hermandad es un tronco, el culto, del que salen dos ramas, la caridad y la formación. Una hermandad nace desde el culto y desde los hermanos.

«Las heridas de la hermandad estaban ya prácticamente cerradas, pero se han vuelto a abrir. Será una de las cuestiones principales que tendrá que tratar el hermano mayor que resulte elegido»

Candidatura encabezada por Santiago Álvarez Ortega.

Por tercera ocasión consecutiva hay dos candidaturas: ¿es inevitable en una hermandad tan grande como la Macarena?

Si nos retrotraemos a las dos concurrencias anteriores, pues es inevitable. Pero sólo hubo una candidatura tanto en el año 2005 como en el 2001; que haya más o menos hermanos no quiere decir que nos veamos abocados a tener más de una candidatura. Son las circunstancias últimas las que han propiciado que surjan dos alternativas.

La percepción que hay desde fuera es que la heridas que se abrieron en el proceso electoral de hace cuatro años no se han cerrado.

Estaban ya prácticamente cerradas, pero se han vuelto a abrir. Será una de las cuestiones principales que tendrá que tratar el hermano mayor que resulte elegido; restañar esas heridas y procurar buscar la fraternidad en la hermandad. No es lo más preocupante, pero sí el tema que va a ocupar más esfuerzos.

¿Hasta qué punto deteriora la imagen de la hermandad el hecho de que las candidaturas estén lideradas por dos miembros de la actual junta de gobierno?

Es algo lícito. Es cierto que puede llevar a confusión, parece como si no hubiese concordia ni una buena relación dentro de la junta de gobierno, cuando ha sido todo lo contrario. La relación de todos los oficiales ha sido y sigue siendo magnifica.

La cofradía, aspecto primordial: ¿se es injusto con el nazareno de la Macarena?

Tremendamente. Normalmente el que critica al nazareno de la Macarena no conoce lo que es una verdadera estación de penitencia. Nuestro nazareno está dos horas antes en el templo de pie y más de la mitad del cortejo forma en la calle. Además, desde primera hora de tres en tres, de cuatro en cuatro; es decir, con gran incomodidad. Hacen un gran sacrificio, es una estación de penitencia muy penosa y con muchas horas en la calle. Hay mucho sufrimiento. Entonces, es normal que, si el nazareno no puede acceder a los servicios de la catedral para evitar retrasos, en algún momento tenga que hacer sus necesidades y tomar algún alimento para coger fuerzas. No es algo malo. Como en cualquier colectivo, siempre hay alguno que mete la pata y por unos pocos pagan muchos.

Para reducir ese sufrimiento, plantean reducir las horas de estancia en las calles más céntricas para llegar antes al barrio.

Durante la estación de penitencia la psicología juega un papel muy importante. La amanecida es la parte más dura y cuando vamos llegando al barrio, a pesar de tener muchas horas acumuladas en la calle, por la proximidad con la Basílica los cuerpos se vienen arriba. Pensándolo de esa forma, vamos a procurar aligerar la estancia en las zonas más céntricas para que cuando la cofradía llegue al barrio esté más relajada y se pueda disfrutar más. Y, en parte, desaparezca esa sensación de cansancio.

«Se es tremendamente injusto con el nazareno de la Macarena. Normalmente el que lo crítica no conoce lo que es una verdadera estación de penitencia; es normal que en algún momento tenga que hacer sus necesidades y tomar algún alimento»

Macarena. Madrugá 2017 | Francisco Santiago

Y la jornada, ¿dónde está la solución de la Madrugada?

Creo que lo prudente es esperar a ver los cambios de la carrera oficial que va a presentar el Consejo para 2019. Desconozco si hay previsto una modificación sustancial o leve. En cualquier caso, primero habrá que conocerlo, ver cómo afecta a los actuales horarios e itinerarios de la jornada y adaptarlos si fuese necesario. Si no fuesen sustanciales, sí habría que evaluar las distintas alternativas que hay para modificar la jornada. Siempre desde el consenso y buscando una solución de futuro y no a corto plazo.

Es decir, usted es partidario de que la Madrugada de 2018 sea exactamente igual a la anterior.

Las dos últimas madrugadas, a excepción de las circunstancias de la del año pasado, han funcionado como un reloj; es decir, se han cumplido todos los horarios y no ha habido demasiados problemas. Este año, tras una Semana Santa con dificultades, se presume una menor participación de hermanos en las cofradías y de público en las calles. Además de más presencia de seguridad. Tal vez, la próxima Madrugada sea la más tranquila de los últimos años por lo que hemos vivido hasta ahora. Por ello, quizá tampoco es el momento de muchas modificaciones.

Desde el Ayuntamiento insisten en que la jornada necesita una solución ya.  

Claro que hacen falta cambios, en eso estamos de acuerdo. Pero modificaciones razonadas, lógicas. Cambiar por cambiar, sin un sentido y sin un por qué, no conduce a ningún lado. ¿Si se mejora lo que hay?  ¿Si no se causa ningún perjuicio a nadie? De acuerdo, pero vamos a ver las propuestas. Ya le digo que para este año no lo alcanzo a ver. Y más teniendo a la vista un proyecto de reforma de la carrera oficial por parte del Consejo.

Siempre se ha hablado de que una solución podría ser que la Macarena discurriese por la Alfalfa y/o Puente y Pellón. Su equipo no es partidario de ello.

No entiendo qué beneficio hay para la Hermandad de la Macarena. No hay ningún beneficio en abandonar la calle Cuna para tirar por la Alfalfa y/o Puente y Pellón. Delante de nosotros no hay nadie y detrás de la virgen de la Esperanza las dos cofradías discurren por el lado contrario. No entiendo la necesidad de que vayamos por la Alfalfa cuando la Macarena nunca se ha quejado de Los Gitanos, que es la cofradía que tenemos delante. Ellos hacen un gran esfuerzo para cumplir los horarios. Actualmente tirar por la Alfalfa no conduce a nada.

La Hermandad de la Macarena no para de crecer: ¿cree en el numerus clausus?

En cuatro años hemos crecido en más de mil hermanos. Lo que se traduce en un aumento del número de nazarenos. Muchas hermandades, como la nuestra, ponen limitaciones para poder participar en la estación de penitencia. En la Macarena es el año de antigüedad del hermano; para poder salir de nazareno el hermano normalmente tiene que esperar casi dos años. Además, la hermandad de la Macarena fue la primera que, viendo la problemática del número elevado de nazarenos, decidió poner a sus hermanos de a tres. Es decir, siempre ha buscado soluciones. Participar en la estación de penitencia es un derecho y una obligación; no podemos privar de eso al hermano. Pero puestos a establecer un numerus clausus, tendría que ser igual para todas las hermandades. En ese caso, hay dos opciones: marcar un número máximo de participantes o un porcentaje de los hermanos. En ambos se perjudicaría a unas corporaciones más que a otras. Jurídicamente es un tema complicado.

¿Por qué cree que el 425.º aniversario de la hermandad se debe celebrar con una salida extraordinaria de la Virgen?

Creemos que una serie de actos con motivo de la efeméride se deberían culminar con una salida extraordinaria de la Virgen. Quizá hace unos años no se hubiese planteado porque la hermandad no ha sido propicia a este tipo de salidas, pero hay unas normas diocesanas donde se contempla la posibilidad de la salida extraordinaria. Si la posibilidad está encima de la mesa, quiénes somos nosotros para desaprovecharla, cuando cualquier salida de la Virgen es un motivo de alegría para tantísimos fieles. Además, se desarrollaría por las calles del barrio, quizá sea el momento de visitar parte de la zona que ya recorrió la Virgen en la salida extraordinario del año 2010. Por supuesto, contando con el beneplácito de la autoridad eclesiástica.

«No hay ningún beneficio en abandonar la c/ Cuna para tirar por la Alfalfa y/o Puente y Pellón; no entiendo la necesidad de que vayamos por la Alfalfa cuando la Macarena nunca se ha quejado de Los Gitanos»

Sentencia, Macarena. Madrugá 2017 | Francisco Santiago

Fuera de la hermandad hay cierta polémica por el hecho de que Gonzalo Queipo de Llano esté enterrado en la basílica: ¿qué solución plantean al respecto?

La polémica está fuera de la hermandad, dentro de la corporación no genera debate. En cuarenta años que llevo participando en los cabildos, jamás he escuchado a un hermano hacer alguna alusión a este tema. En estos años a Gonzalo Queipo de Llano, que está enterrado en la Basílica como hermano mayor honorario, se le ha ido despojando de todos los elementos extraños a esta condición. Sus restos descansan en la basílica por su contribución indispensable para la construcción del templo. No creemos que afecte a ninguna de las leyes que hay dictadas sobre memoria histórica; de hecho, ha habido alguna denuncia que no ha tenido recorrido. Dicho esto, en caso de que salga adelante el proyecto del columbario y de acuerdo con la familia, es posible que sus restos descansen con todos los hermanos en el nuevo establecimiento.

Uno de los proyectos destacados de su equipo es el columbario, ¿qué puede contar del mismo?

No es una cuestión nueva en la hermandad. Es un anhelo que llevo escuchando desde hace veinte años, cuando comenzaron en Sevilla las primeras incineraciones. Siempre ha sido una inquietud en la corporación, pero hemos tenido el problema de la falta de un sitio adecuado, reservado y lo suficientemente amplio para una hermandad con casi quince mil hermanos. Nuestra idea ha sido buscar un sitio digno y amplio. Surgió la posibilidad de hacer una cripta, pero no encontrábamos la forma de acceder a esa zona. En los últimos meses hemos estado viendo las diversas opciones hasta que hemos dado con la que es perfectamente factible. La idea es que pueda acoger varios miles de urnas, la primera estimación que hemos hecho es de diez mil restos.

¿Cuál es el proyecto más ambicioso en cuanto a caridad?

Nuestra idea en cuanto a caridad es cumplir con lo que marcan las reglas: Atender principalmente al hermano. Si no les atendemos y dedicamos nuestros recursos hacia otras instituciones, flaco favor le estamos haciendo a la hermandad. Hay muchos hermanos con problemas que son los primeros que deben ser atendidos. Después de tantos años de funcionamiento de la asistencia social de la corporación, entendemos que hay que mantener aquellos compromisos que tenemos con algunos conventos, colaboraciones con el seminario… El resto debe estar enfocado fundamentalmente en los hermanos, y no a una ayuda puntual, sino persistente en el tiempo.

Por último, ¿qué mensaje le gustaría transmitir a sus hermanos de cara a las elecciones?

Que se comprometan con su hermandad, que se comprometan en colaborar en el futuro de la corporación, y la mejor forma de hacerlo es participando en el próximo cabildo de elecciones. Que voten por quien crean que es más capaz de llevar a la hermandad a cotas más altas en todos los sentidos. Que ejercen su derecho y deber de votar, así contribuirán a que la historia de esta corporación sea cada vez más grande.

About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: