Últimas noticias

Mientras haya vida, habrá Esperanza

Editorial

La RAE (Real Academia Española) define la Esperanza en su primera acepción como: “estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos”.  

La Esperanza es ese clavo ardiendo al que agarrarse en situaciones difíciles, esa mano amiga que consuela ante el problema, esa mirada cálida que calma el dolor, la fuerza que sale de dónde no sabíamos que la había, para enfrentarnos al rompecabezas más complicado que la vida nos plantea.

Tiempos complicados que vivimos, tiempos donde la desesperación se apodera fácilmente del ser humano, tiempos donde el hastío y el tedio de la sociedad de un país, que asola con fuerza en cada uno de nosotros apretando fuerte una soga al cuello que por suerte y de momento, no ahoga.

“La Esperanza es lo último que se pierde”, positividad en estado puro enmarcada en la Fe, en creer que es posible, que todo llegará tarde o temprano, pero llegará. La Esperanza que no deben perder aquellos que sufren los desahucios, dentro de un sistema enriquecido por la corrupción de los que dicen luchar por los derechos. La Esperanza viva que les hace ver que el timón del barco les arriará en otro puerto y los anclerá a una situación mejor.

Besamanos Esperanza de Triana | Foto: Tomás Quifes

Besamanos Esperanza de Triana | Foto: Tomás Quifes

Esperanza para los enfermos. Para aquellos hospitalizados que reciben los cuidados de estas Divinas Enfermeras de bata verde. Para los pequeños y mayores que hacen de su segunda casa un lugar frío e incómodo, e incluso para los familiares, que en la mayoría de las ocasiones, son los que más sufren la desolación de un túnel sin luz. La Esperanza de la evolución, de las sonrisas rejuvenecidas, del brillo renovado de los ojos, de la fuerza que vuelve a nacer como aquel niño cada 25 de Diciembre, y que viene para quedarse en cada uno de nosotros. Las caras de ilusión que impregnan un ramillete de armaos, de plumas blancas, como el de esmeraldas de su pecho, como el verde, verde Esperanza.

Macarena Carlos Iglesia

Un futuro mejor. Una oportunidad de porvenir. La Esperanza de aquellos que han salido de su casa buscando una vida mejor, una estabilidad laboral, aquellos que tienen lejos a sus seres queridos, y que en muchos casos, como decía el spot, “no pueden volver a casa por Navidad”. La Esperanza de los que han sabido plantar cara a la tempestad, a los que aún confían en que tras ella, vendrá la calma. Como aquella que cruzara por vez primera en un barrio del arrabal, el puente de barcas, complicado sí, imposible no.

Virgen de la O de luto | Foto: Tomás Quifes

Virgen de la O de luto | Foto: Tomás Quifes

La Esperanza para aquellas personas donde la soledad se convierte en su única compañía. Para aquellos que sufren dificultades económicas y necesitan dar una vida digna a sus familias. Aquellas, que consumidas por la oscuridad, sean capaces de encontrar ese Sol resplandeciente que ilumine la expectación de un nuevo camino a seguir y puedan ser llevados hacia un nuevo renacer.

Mientras haya vida, siempre habrá Esperanza.

Alejandro García, Estrella Carreño, Carlos Iglesia

About De Nazaret a Sevilla (29 Articles)
Dirección

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: