Últimas noticias

Virgen de la Angustia, Madre de los Estudiantes

Reportajes

Angustia de los Estudiantes. Besamanos 2017 | José Carlos B. Casquet

La Hermandad de los Estudiantes celebró el pasado mes de noviembre el 75º aniversario de la llegada de la Virgen de la Angustia a la corporación. Pero la historia de la dolorosa atribuida a Juan de Astorga comienza mucho antes. En concreto, entre los años 1817 y 1818, cuando la extinguida Hermandad del Despedimiento de Cristo le encargó al insigne escultor la ejecución de la imagen. De hecho, en la próxima Semana Santa se va a cumplir el segundo centenario de la primera salida procesional de la conocida hasta 1942 como Virgen del Dulce Nombre.

Más de un siglo después de aquella tarde del Miércoles Santo de 1818, la Virgen del Dulce Nombre abandonó la parroquia de San Isidoro, donde radicaba la Hermandad del Despedimiento, al ser adquirida, a cambio de 2.000 pesetas más 500 en concepto de donativo, por la Hermandad de los Estudiantes. Era el 1 de octubre de 1942, tras muchos años en el olvido, la dolorosa de Juan de Astorga se adentraba en el corazón de Sevilla y en el de la cofradía del Martes Santo. Emergía la devoción hacia la Virgen de la Angustia.

Nace para revitalizar la Hermandad del Despedimiento de Cristo

La Virgen de la Angustia nace fruto de la encomienda de la Hermandad del Despedimiento de Cristo a Juan de Astorga. Encargo que se produce a pesar de que a finales del siglo XVIII la decadencia de la corporación era notoria. Tanto es así que entre 1787 y 1816 la cofradía no procesionó en la Semana Santa de Sevilla. La fusión entre la citada hermandad y la del Dulce Nombre, corporación de gloria que también radicaba en la parroquia de San Isidoro, es clave para entender el nacimiento de la Virgen de la Angustia.

El penúltimo intento por reavivar la hermandad desemboca en el encargo de varias imágenes titulares, entre las que se encontraba la dolorosa de Juan de Astorga, cuya advocación era la del Dulce Nombre. En 1818, un año después del regreso a las calles de Sevilla de la Hermandad del Despedimiento de Cristo, saldría por primera vez, en un palio de terciopelo negro, la obra de Juan de Astorga. La situación económica en la que quedó la corporación tras el esfuerzo por obtener las imágenes y diversos enseres fue tal que, a pesar del intento por reavivarla de nuevo a mediados del siglo XIX, la conocida como cofradía de los ‘Pescadores’ fue extinguida al poco tiempo de la ejecución de la Virgen.

Imagen de la primera salida de la Virgen de la Angustia, año 1946.

De esta forma, la dolorosa permaneció en el olvido en la parroquia de San Isidoro desde inicios del siglo XIX. Antonio Gutiérrez de la Peña, autor del libro de la historia de la Hermandad de los Estudiantes, recuerda el contexto en el que se ejecutó la actual Virgen de la Angustia: “La dolorosa pertenecía a una hermandad extinguida que estaba conformada por: el Santísimo Cristo de las Virtudes, el Despedimiento de Cristo y la dolorosa, que entonces se llamaba del Dulce Nombre”. No hay ningún documento que certifiqué ni la autoría de la imagen ni la fecha de ejecución. “Juan de Astorga la llevaría a cabo, probablemente, entre 1817 y 1818. Por lo que se ha cumplido su 200 aniversario”, asegura Gutiérrez de la Peña.

Sustituye a la imagen de Bidón.

En torno al Cristo de la Buena Muerte, un grupo de universitarios funda en 1924 la Hermandad de los Estudiantes. A pesar de que la nueva corporación no disponía de dolorosa, en el primer cabildo de la hermandad se fija, a petición del capellán de la Universidad, D. Miguel García Miranda, el nombre de ‘Angustia’ como advocación de la futura titular. “En el primer cabildo tras la fundación de la hermandad ya se hace un primer intento por adquirir a una imagen que represente a la Virgen”, narra Gutiérrez de la Peña. Se trató la posibilidad de obtener una dolorosa que aún posee la Hermandad de la Quinta Angustia: la Virgen de la Encarnación, obra atribuida a Martínez Montañés. La gestión no llegó a buen puerto.

Hasta el año 1930, la corporación del Martes Santo no se vuelve a plantear la adquisición de una dolorosa. Entonces, el escultor Antonio Bidón Villar, hermano de la corporación, dona la primera Virgen de la Angustia a la que rinde culto la Hermandad de los Estudiantes: “En noviembre de 1930 el cardenal Ilundain bendice a la nueva imagen, la cual perduró en la hermandad unos once años”. Actualmente, dicha dolorosa recibe culto en Bezana, localidad de Burgos, bajo la advocación de Virgen de los Dolores.

Imagen de la antigua Virgen de la Angustia de la Hermandad de los Estudiantes, obra de Antonio Bidón.

La obra de Bidón no cuajó en la corporación. De esta forma, en 1942 la hermandad decide sustituirla por una nueva. Entonces, el profesor de historia del arte José Hernández Díaz informa a la corporación de la existencia de la Virgen del Dulce Nombre en la parroquia de San Isidoro. Una imagen que también era objeto de deseo de la Hermandad de San Gonzalo. “La hermandad se pone en marcha y, tras algunos problemas con el Arzobispado para autorizar la venta, las gestiones fructifican el 1 de octubre de 1942, cuando la Virgen de la Angustia es trasladada a la iglesia de la Anunciación”, relata Gutiérrez de la Peña.

Cuatro años más tarde, en 1946, la Virgen de la Angustia procesiona por primera vez en la tarde del Martes Santo junto al Cristo de la Buena Muerte. “Joaquín Castilla Romero presenta un proyecto de palio a la hermandad, que algunos piensan que era el mismo que la Macarena rechazó previamente, y la corporación se pone en marcha en 1943. Todo ello culmina con la primera salida procesional en 1946”, cuenta Antonio Gutiérrez de la Peña, hermano mayor de la corporación entre 2000 y 2008.

El palio de la Virgen de la Angustia, la joya de la corona de la hermandad

Transcurridos 75 años desde la llegada de la Virgen de la Angustia a Los Estudiantes, la dolorosa se ha hecho un hueco en el corazón de la hermandad. Con el paso del tiempo los hermanos han ido adquiriendo un cariño especial hacia la Virgen de la Angustia. Dicha circunstancia, quizá, se ve reflejada en el espectacular palio que cada Martes Santo cobija a la dolorosa de Juan de Astorga. Jesús Resa, hermano mayor de la corporación, asegura que la devoción en torno a la Virgen de la Angustia ha crecido: “La principal devoción de la hermandad fue el Cristo de la Buena Muerte. Ahora, la devoción, aunque sigue teniendo un poco más de peso el Señor, está más repartida. La devoción en torno a la Virgen de la Angustia ha crecido bastante”.

Virgen de la Angustia, Hermandad de los Estudiantes.

En 2012, 66 años después del estreno de la Virgen de la Angustia en la cofradía de los Estudiantes, se culminó el proyecto del palio de la dolorosa, obra de Joaquín Castilla Romero. La orfebrería del singular joyero fue realizada por Emilio Armenta, mientras que de las piezas del bordado se encargó el taller de Esperanza Elena Caro. Con los faldones, se terminó la espectacular obra que diseñó Joaquín Castilla: “La gran joya de la hermandad es el palio de la Virgen de la Angustia. La gran virtud que ha tenido la corporación en cuanto al proyecto es que nunca ha tenido prisa por terminarlo, ha respetado su diseño original. Hemos tardado muchos años en terminarlo pero se ha sido fiel al dibujo de Joaquín Castilla”, asegura Resa.

“La Virgen de la Angustia es la ternura de la madre. Con esa carita tan dulce que tiene, más que angustia, reconforta. Es el sentimiento que da a la mayoría de los hermanos”, comenta Jesús Resa cuando se le cuestiona por la devoción hacia la dolorosa. Virgen de la Angustia, que fue del Dulce Nombre, que estuvo más de un siglo en el olvido y que recuperó (para fortuna de Sevilla) la Hermandad de los Estudiantes. La dolorosa que tuvo que esperar más de cien años para recibir el cariño de una hermandad: la Virgen de la Angustia, Madre de los Estudiantes.

Vídeo: OndaLuz

About Fran Delgado (182 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: