Últimas noticias

Cien años de ‘Soleá, dame la mano’

Reportajes

Recreación de la imagen que inspiró a Manuel Font de Anta a componer la marcha 'Soleá, dame la mano'.

Corría la tarde del Domingo de Ramos de 1918 cuando tras la Virgen de la Amargura sonó por primera vez en la Semana Santa de Sevilla ‘Soleá, dame la mano’. La Alameda de Hércules fue el enclave escogido por la Banda Municipal de Sevilla para estrenar la obra de Manuel Font de Anta. Artista, autor también de la marcha ‘Amarguras’, que pertenece a una saga de músicos vital para la fiesta sacra hispalense. Su abuelo, José Font Marimont, fue autor de la primera marcha procesional de Sevilla, ‘Quinta Angustia’ (1895), mientras que su padre, Manuel Font Fernández, fundó la Banda Municipal de Sevilla y fue el encargado de instrumentar ‘Soleá, dame la mano’.

La autoría de la obra, en entredicho

Además de Manuel Font de Anta, que fue un excelso pianista, su hermano José Font de Anta, violinista, también fue un magnífico músico. Éste último fue el encargado de registrar a su nombre la marcha ‘Soleá, dame la mano’ en 1922. Es decir, cuatro más años más tarde del estreno de la composición en la Semana Santa de Sevilla.

Francisco Javier Gutiérrez Juan, director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, relata esta curiosa y controvertida intrahistoria sobre la composición: “La marcha aparece registrada a nombre de José Font de Anta, pero realmente es de Manuel Font de Anta. El 14 de julio de 1922 a las 12.40 horas se registran varias composiciones a nombre de José, pero no se confundan: Manuel es el compositor”. La explicación a dicho acontecimiento es bien sencilla: “Los hermanos hablaron y Manuel le diría a José: “Ve a registrar las piezas que tenemos porque nos la van a editar en Madrid”. Al llegar al registro, José tuvo que firmar los documentos”.

Partitura de la marcha ‘Soleá, dame la mano’.

Otro aspecto que llama la atención es la fecha en la que José Font de Anta fija el estreno de ‘Soleá, dame la mano’: el mes de marzo de 1922. Un dato, según las crónicas de los periódicos de la época, erróneo, puesto que la composición sonó por primera vez en la Semana Santa de 1918. “Ya tenemos prensa en 1918 que dice que la marcha de Manuel Font de Anta con el título de ‘Soleá, dame la mano’ se había estrenado”, narra Gutiérrez Juan. Es más, en 1921 el famoso compositor Stravinski dijo mientras presenciaba a la Virgen del Refugio la célebre frase: “Estoy escuchando lo que veo y viendo lo que escucho”, en relación a la marcha ‘Soleá, dame la mano’ que estaba interpretando la Banda Municipal de Sevilla.

‘Soleá, dame la mano’, un himno de la Semana Santa.

Manuel Font de Anta fue un valiente a la hora de componer la marcha ‘Soleá, dame la mano’. A inicios del siglo XX las composiciones dedicadas a la Semana Santa de Sevilla estaban emergiendo y las creaciones no eran tan prolíficas como a día de hoy. La obra alcanza un punto de perfección tal, que cien años más tarde sigue más vigente que nunca. “Soleá, dame la mano’ es una obra muy bien hecha y con una estructura compositiva e instrumental de primer nivel”, afirma Gutiérrez Juan.

La calidad de la pieza es tan grande que hasta mediados de los años noventa prácticamente sólo la interpretaba la Banda Municipal de Sevilla: “Es difícil de tocar en la calle; de hecho, ese tipo de marchas no las tocaba nadie en la ciudad a excepción de la banda municipal. Tanto porque eran complicadas como porque el público no tenía la cultura musical que tiene hoy en día”.

La clave del éxito y de la calidad de ‘Soleá, dame la mano’ se encuentra en el amor que Manuel Font de Anta le guardaba a Sevilla. Es cierto que el músico encontró su inspiración en la saeta que un preso de la antigua Cárcel del Pópulo le cantó a la Virgen de la Esperanza de Triana a su paso por la calle Pastor y Landero. De hecho, en una partitura de la obra para piano escribió la siguiente dedicatoria: “A los desgraciados presos de la cárcel de Sevilla, que al cantarle saetas a la Santísima Virgen, me hicieron concebir esta obra”. Pero realmente éste no es el motivo que lleva a Manuel Font de Anta a componer ‘Soleá, dame la mano’. Así lo cree Gutiérrez Juan: “El motivo es que cuando tú eres sevillano militante es algo extraño porque te emocionas y porque crees. Eres incapaz de faltar a tu encuentro con una expresión que es única”.

Cien años después de su estreno, Sevilla continúa disfrutando y emocionándose con ‘Soleá, dame la mano’. Manuel Font de Anta logró componer una marcha que parece fúnebre cuando torna en alegre y que encaja tanto detrás de la Virgen de la Amargura como de la Esperanza de Triana. Es decir, que resume a la perfección el carisma de la Semana Santa de Sevilla.

Bibliografía

Banda de Música de la Cruz Roja [En línea] https://www.bandacruzroja.es/conoce-la-marcha-solea-dame-la-mano

Patrimonio Musical [En lnea] http://www.patrimoniomusical.com/foro/viewtopic.php?t=777

About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: