Últimas noticias

José Antonio Oliert: “Si no hay cambios en 2019, por qué no pueden ir algunos días en sentido inverso a la catedral”

Entrevistas

José Antonio Oliert, hermano mayor de los Javieres. / Juan Luis Aramburu.

El Martes Santo 2018 será la gran novedad, quizá en muchos años, de la Semana Santa de Sevilla. La Hermandad de los Javieres protagonizará el cambio más llamativo, puesto que pasa a ser la penúltima en la nómina y, por ende, atrasa su salida en dos horas (18.25 horas). A pesar de la importante modificación, José Antonio Oliert, hermano mayor de la corporación de Omnium Sanctorum, considera que el paso adelante dado por los Javieres en aras de arreglar la jornada no ha sido tan determinante como se piensa.

Conviene recordar que el proyecto del Martes Santo, fundamentado en que las cofradías inicien la carrera oficial en la catedral y la terminen en la Campana, se va a emplear solamente por este año. Siempre que, como alude Oliert, se aplique a partir de 2019 la tan anunciada reestructuración que arreglaría de forma global la Semana Santa de Sevilla. En caso contrario, el hermano mayor de los Javieres no cierra la puerta a que el Martes Santo a la inversa tenga mayor continuidad en el tiempo.

En unas semanas, José Antonio Oliert vivirá su primer Martes Santo como hermano mayor de los Javieres, hermandad en la que encontró refugio en un momento difícil de su vida y en la que ha crecido como persona. La entrevista completa, a continuación.

¿Dónde encuentra José Antonio Oliert las claves del nuevo Martes Santo?

Los cruces complicados y los puntos negros desaparecen al 99 %; todas las hermandades van a hacer una estación de penitencia, cuanto menos, más cómoda para sus hermanos; y las cofradías del Martes Santo que tradicionalmente entraban en sus templos en torno a las 04.00 horas lo van a hacer más temprano. Si eso no es una mejora sustancial, si eso no soluciona todos los problemas que hemos tenido hasta ahora…

¿Era estrictamente necesario que el proyecto de mejora tuviese que contar con una carrera oficial a la inversa?

Es cierto que si se cambiasen los órdenes de algunas cofradías, se podrían hacer las estaciones de penitencia discurriendo por el sentido habitual en la carrera oficial. Pero, también es cierto que ninguna de las soluciones que se habían planteado en ese sentido satisfacía a la totalidad de las hermandades. Actualmente, con el proyecto que se ha aprobado, sí tenemos el mal menor para que todas las cofradías podamos estar en una franja horaria óptima. ¿La Hermandad de los Javieres tiene que retrasar su entrada? Correcto, pero, valorando la salida más tardía y la entrada no tan tardía, puede asumir ese retraso. Así nos lo han constatado todos los hermanos.

Los Javieres atrasa su hora de salida y pasa a ser la penúltima en la nómina de la jornada: ¿considera que la hermandad ha jugado un papel clave en este plan?

No. Nosotros ni nos erigimos en salvadores del Martes Santo ni lo hemos querido ser en ningún momento. Los Javieres hizo una propuesta donde mostramos nuestra disposición a retrasarnos en la nómina lo que fuese necesario si eso generaba nuevas posibilidades para un arreglo del Martes Santo. A partir de ahí, ocurre todo lo que conocemos. Eso no quiere decir que a mí se me ocurriera la inversión de la carrera oficial. Posteriormente, se puso sobre la mesa esa situación, que no es nueva, que no la inventa el Martes Santo. Estaba ahí y parece que se estaba valorando por parte de la Madrugada.

Sé que es una cuestión banal en la estación de penitencia: ¿era un anhelo de la corporación tener un horario más tardío?

No, no es un anhelo, pero sí que es cierto que, dada la cantidad de hermanos que somos y al ser un día laborable, para nuestra hermandad un aumento de cinco o diez nazarenos es muy importante. Si retrasando el horario de nuestra salida hemos conseguido que puedan salir más hermanos, pues magnífico. Además, el horario de entrada de la cruz de guía, 00.45 horas, no es excesivamente tardío. Es decir, el horario más tardío no es un anhelo, pero es perfectamente asumible.

Si el Martes Santo 2018 es un éxito, ¿se intentaría que este plan fuese más prolongado en el tiempo?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el Martes Santo 2018 debe salir bien. Creemos que así será. Si me pregunta qué va a ocurrir con el paso del tiempo, no se lo puedo responder porque hay una anunciada reforma de la Semana Santa de Sevilla de cara a 2019. Si el Consejo lleva a cabo la reestructuración de la carrera oficial, las hermandades del Martes Santo se incorporarán a la nómina en el sentido normal que se indique. Es decir, hay que esperar, primero, a que salga bien el Martes Santo; y, segundo, a ver qué ocurre con la Semana Santa de Sevilla en 2019. Yo confío en el Consejo de Hermandades y Cofradías, que ha sido el que se ha puesto ese plazo.

«Nosotros no nos erigimos en salvadores del Martes Santo. Los Javieres hizo una propuesta donde mostramos nuestra disposición a retrasarnos en la nómina lo que fuese necesario si eso generaba nuevas posibilidades para un arreglo del día»

Virgen de Garcia y Amparo. / José Carlos. Casquet.

¿Y no sería una pena que, después de años buscando una solución, se quedase en algo histórico sin más?

No lo tomemos como una pena, sino como algo que se ha vivido y que quedará en los anales de la Semana Santa de Sevilla. Pero ya le digo, la Semana Santa de Sevilla se va a arreglar en 2019. Confío plenamente en el Consejo, confío en que la Semana Santa y, por ende, el Martes Santo se van a arreglar con la reestructuración que se va a aplicar a partir de 2019.

¿Cree que una de las soluciones de la Semana Santa podría ser que se recorra la carrera oficial a la inversa?

No, quizá, no. Hay jornadas que pueden funcionar a la inversa y otras que no. La pregunta sería si eso sería factible; es decir, si pudiésemos admitir que hay días que pueden ir en un sentido de la carrera oficial y otros recorrerla al contrario. Si no hay ningún cambio y la carrera oficial que tenemos es la mejor, por qué no.

Se ha repetido en varias ocasiones que no se desea esa alternancia entre las distintas jornadas.

Pero porque en 2019 se va a llegar a una solución general de la Semana Santa. El Consejo estudiará las propuestas, llevará los proyectos al pleno de penitencia y los hermanos mayores decidirán. Eso es llegar al terreno de la hipótesis.

Las hermandades del Martes Santo no sabíais nada de la posible reestructuración de la Semana Santa de cara a 2019, ¿no?

Nosotros (las hermandades del Martes Santo) no sabíamos nada de una posible reforma de la Semana Santa de Sevilla para 2019. Es a posteriori de la presentación de nuestra propuesta cuando se nos indica que puede ser que haya una remodelación de la carrera oficial a partir de 2019. Ya veremos.

Parece claro que la Semana Santa de Sevilla necesita una reforma.

Obviamente, está claro que sí. El tablero de la Semana Santa de Sevilla se ha quedado pequeño, el espacio es finito. Tenemos que dar una solución, ¿cuál es? No lo sé.

¿Está Sevilla preparada para ese cambio?

No sé si la ciudad en sí está preparada. La Semana Santa de Sevilla y las hermandades siempre se han caracterizado por ser propensas a los cambios. La Semana Santa de hoy es la que nosotros conocemos, pero las hermandades han cambiado de sedes, de itinerarios, de lugares en las jornadas; es decir, se han adaptado a numerosas circunstancias. Las corporaciones han sobrevivido a todo. Sevilla no sé si está preparada para un cambio, supongo que sí. Lo va a marcar el tiempo. Es cierto que deberíamos estar preparados para un cambio desde hace años porque era algo que se veía venir.

Se han vertido comentarios de todo tipo sobre el nuevo Martes Santo: ¿se ha sido injusto, demasiado crítico con el plan?

Parto de la base de que yo respeto cualquier tipo de opinión, incluso las puramente estéticas. Las críticas constructivas siempre son positivas, lo que me puede molestar es que hay personas que no han sido del todo misericordiosas con nosotros. Es decir, en ninguna de las declaraciones de los hermanos mayores del Martes Santo ha habido una palabra más alta que otra contra aquellas personas que, quizá, han sido excesivamente beligerantes, a las que yo respeto. Entiendo que cualquier situación de cambio en la Semana Santa de Sevilla genera controversia, pero soy humano y hay cosas que te pueden incomodar.

«Si el Consejo lleva a cabo la reestructuración de la carrera oficial, las hermandades del Martes Santo se incorporarán a la nómina en el sentido normal que se indique. Confío en que la Semana Santa de Sevilla se va a arreglar en 2019»

Cristo de las Almas. / Baltasar Núñez.

¿Cómo define José Antonio Oliert a la cofradía de los Javieres?

La cofradía de los Javieres es humilde, sobria, austera, plena de espiritualidad y siempre con la idea de mejora; pero no para la propia hermandad, sino con el fin de seguir llevando el evangelio por las calles de Sevilla. Nosotros damos pública protestación de fe cada Martes Santo, ese es el verdadero fundamento de la estación de penitencia y, por ende, de las cofradías. Los Javieres es fácil de ver, te podrá gustar más o menos, tendrá mejores o peores insignias; pero está plena de espiritualidad.

¿Cree que el cofrade la valora?

No lo sé, pero si no es así, él se lo pierde.

En cuanto a número de hermanos y nazarenos, ¿cómo es la situación de la corporación?

Para todas las hermandades céntricas, exceptuando las grandes devociones de Sevilla, es difícil crecer. Los Javieres está en torno a los 1.500 hermanos, hace unos días juraron reglas alrededor de 30 personas. No me puedo quejar. ¿En cuanto a número de nazarenos? Los Javieres son los que son, en torno a los 400; a veces más, a veces menos, en función del año. En este sentido, tenga en cuenta que hemos tenido unos años muy difíciles con la lluvia, que eso también merma la cifra. Actualmente, los hermanos de los Javieres participan en la vida de hermandad, que al final es lo más importante. Estamos muy contentos.

¿Qué papel juega la Hermandad de los Javieres en el entorno tan particular en el que radica?

El entorno en el que usted ve a la Hermandad de los Javieres es muy alternativo. Convivimos con personas de ideologías y creencias religiosas de todo tipo. Nuestra principal misión es evangelizar, incluso con los detalles más pequeños. Además de evangelizar, la labor de caridad de la hermandad es muy grande. Diariamente tenemos en la puerta a personas que vienen con muchas necesidades y les atendemos vengan de donde vengan. En cuanto a la feligresía, hemos conseguido una cohesión muy grande con las otras hermandades y con la propia parroquia. Estamos viviendo un momento de bonanza.

«No sé si la ciudad en sí está preparada para una reforma de la Semana Santa. La fiesta y las hermandades siempre se han caracterizado por ser propensas a los cambios. Es decir, se han adaptado a numerosas circunstancias»

Cristo de las Almas, los Javieres. Martes Santo 2017. / Baltasar Núñez.

Megafonía, GPS, cámaras, vallas antiruidos, etc.: ¿se está creando un excesivo estado de alarma en torno a la Semana Santa?

No lo sé porque no soy técnico en la materia. Quiero confiar en quienes proponen esas cuestiones porque son profesionales que velan por nuestra seguridad. Entiendo que todo está muy bien medido. Bien usado puede valer, excesivamente usado puede ser un caos. Va a depender de cómo se desarrollen los acontecimientos; si todo funciona con normalidad, quedará en anécdota. Quiero pensar que todas las medidas que se van a llevar a cabo van a funcionar y lo que espero es que ojalá algún día desaparezcan.

Para concluir, ¿cuál es la gran devoción de José Antonio Oliert?

La principal devoción de José Antonio Oliert es el Cristo de las Almas. A finales de los ochenta se vivieron momentos difíciles en esta zona, que era muy complicada, ya que aquí estaba el foco de la droga en Sevilla. La mayoría de los jóvenes que sobrevivieron fueron aquellos que se agarraron a las hermandades. Yo me aferré al Cristo de las Almas y desde entonces me quedé prendado a sus espaldas, porque la primera vez que realicé estación de penitencia fue detrás de Él. Y hasta hoy. Evidentemente, también le tengo una fe inquebrantable a la Virgen de Gracia y Amparo.

About Fran Delgado (196 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

1 Comment on José Antonio Oliert: “Si no hay cambios en 2019, por qué no pueden ir algunos días en sentido inverso a la catedral”

  1. Pues porque no …macho …porque no …porque no puede ser UNA SEMANA SANTA A LA CARTA ….es serio , es normal , es algo lógico que la celebración , la fiesta mas importante de la Ciudad sea un cáos …..unos dias para un lado… otros para otro ….No has oído hablar alguna vez de » la norma » , la costumbre , el Derecho , el órden …..en fin …todo lo que no sea el cáos ….Lo del SANTO MARTES de este 2018 ha sido vergonzoso ….entre Morillas , Casal y unos pocos mas cogísteis en un » happy day » al bueno de Sainz de la Maza y os dio el placet ….pero como el pobre hombre no se cansa de repetir …..una y otra vez …..que fue con carácter extraordinario y por una sola vez …….a ver si te enteras ….a ver si os enteráis los «enterados » del Martes Santo …Para los que estábamos en las sillas fue todo patético ……

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: