Últimas noticias

Quedan muchas cosas por mejorar

Reportajes

Divino Perdón Alcosa en 2017. Foto: Álvaro Iglesias.

El año pasado hicimos un repaso por los valores iconográficos que consideramos más destacables de nuestra Semana Santa, la presencia o ausencia de potencias, coronas de espinas, túnicas bordadas, la necesidad de saber cuándo se puede utilizar una túnica blanca según el misterio que se pretenda representar, la importancia simbólica de los colores.

Si no tuviste la oportunidad de leerlo, aquí tienes el enlace que te ayudará a comprender lo que vamos a comentar en este artículo.

Los errores que no deberíamos repetir.

Es importante revisarlo porque hoy lo que vamos a analizar son los pocos cambios, a mejor en cuanto a representación, que se hicieron en la Semana Santa de Sevilla 2017 con respecto a la de 2016. Siempre hay que recordar que la iconografía no es criterio personal, ni subjetivo. Y más aún, en el mundo católico que establece una serie de normas en la que siempre nos hemos fundamentado:

  • Un uso temporal específico. Aprobado mediante bula papal del papa Pío V (1566-1572).
  • Rubricarum instructum. Ratificación del texto anterior por parte del papa Juan XXIII (1958-1963) que introduce una serie de cambios para actualizarlo.

Viendo las fechas podemos asegurar que estas normas tienen casi 5 siglos de existencia y que han sido adaptadas a nuestros tiempos por un papa del siglo XX.

Jesús Despojado y la Oración en el Huerto en el año 2017. Foto: José Carlos Casquet.

Túnicas blancas

Son importantes estos documentos desde el punto de vista de la simbología de los colores. Recuperamos un extracto del artículo anterior para recordar el uso del color blanco en escenas pasionistas:

“120. Se emplea el color blanco en el Oficio y en las Misas de las fiestas:

  1. Del Señor, excepto en las fiestas y en los misterios de la Pasión;
  2. De la Ssma. Virgen, aun en la bendición y la procesión de las candelas del 2 de febrero;
  3. De los Santos Ángeles;
  4. De Todos los Santos;
  5. De los Santos no mártires” (…)
  6. Por último, se emplea el color blanco, el Jueves Santo, en la misa del Santo Crisma y en la Misa de Institución(…)”.

 Hay tres excepciones que sí pueden usar esta túnica:

1) La Amargura, por la imposición de Herodes a Cristo como castigo de su locura, siguiendo la tradición hebrea de vestir de blanco a los locos. El blanco simboliza inocencia y entonces se consideraba a los locos inocentes de su propia enfermedad.

2) La Cena, por la Institución de la Eucaristía.

3) El Carmen Doloroso, porque la advocación del Señor se vincula al símbolo de la Paz.

De la Semana Santa de 2017 pudimos contemplar dos hermandades que cambiaron esta moda de la túnica blanca, fueron las de Jesús Despojado y la de Montesión. La primera de ellas optó por una túnica morada lisa, mientras que la segunda decidió utilizar túnica y mantolín bordados, aportando gran cantidad de elementos iconográficos que enriquecen sin duda la escena y no la tergiversa.

Divino Perdón y Cristo de la Sed en 2017. Fotos: Álvaro Iglesias y Tomás Quifes.

Potencias y corona de espinas

Fueron dos hermandades las que recuperaron las potencias para sus titulares cristíferos. Divino Perdón de Alcosa y la Sed. Aun así, quedan muchas corporaciones que siguen optando por no utilizarlas, un total de 10.

Siempre acudimos a que se usan túnicas lisas para humanizar a Cristo cuando verdaderamente el elemento de cercanía son las potencias. San Juan de la Cruz las definía como “la memoria, la inteligencia y la voluntad”. Así también, incide en los conceptos santa Teresa Benedicta de la Cruz que vincula la necesidad de estas tres potencias para poder sentirnos “amados y unidos a Cristo”.

El propio san Juan Pablo II vincula cada potencia a una de las virtudes teologales (esperanza, fe y caridad):

El esquema de correspondencia, entre las virtudes teologales y las potencias del alma, se ajusta así: A la fe le corresponde el entendimiento; a la esperanza le corresponde la memoria; y a la caridad la voluntad. En cada virtud teologal debe de actuar la unión con Dios en la potencia correspondiente.

Es decir, el hecho de prescindir de las potencias nos hace perder todo este discurso que pueden llegar a transmitir. El amor y la unión a Cristo, la vinculación a la fe, a la caridad y a la esperanza.

En cuanto a incluir la corona de espinas en escenas que les corresponden, sólo la Hermandad de la Sed decidió recuperar este elemento pasionista.

Túnica bordada

De 17 hermandades que decidieron en 2016 no incluir el discurso iconográfico que aporta una túnica bordada para usar una lisa, sólo la Hermandad de Pasión asumió el valor de este tipo de vestimentas para su Cristo en la Semana Santa de 2017.

Sagrado Decreto en el año 2015 y en 2017. Fotos: Álvaro Aguilar y Youtube.

Ausencia elementos iconográficos

Una de las inclusiones a destacar en la Semana Santa de 2017 fueron los elementos iconográficos en el misterio del Sagrado Decreto de la Hermandad de la Trinidad con el que se facilita la visualización, sobre todo, de los doctores de la Iglesia, san Agustín, san Ambrosio, san Gregorio y san Jerónimo. Fue un estreno que enriqueció más si cabe uno de los misterios con mayor abundancia de elementos iconográficos de la Semana Santa de Sevilla.

Sin duda, las modas siguen imponiéndose a los modos de representación establecidos por la propia Iglesia Católica. Es por ello que hemos querido destacar estos cambios a favor de una representación iconográfica correcta a la espera de lo que está por venir en este 2018.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Juan XXIII. Rubricas del Breviario y del Misal RomanoRubricarum Instructum. 1960.
  • Juan Pablo II. La fe según san Juan de la Cruz. Madrid. 1997.
  • Stein Edith: La Ciencia de la Cruz: Estudios sobre San Juan de la Cruz. Burgos. 1994.
About Álvaro Iglesias (133 Articles)
Subdirector y dirección de redacción en De Nazaret a Sevilla. Historiador del Arte por la Universidad de Sevilla. Hermano del Amor y del Cristo de Burgos. Twitter: @Alvaro_bet

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: