Últimas noticias

Antonio Garfia: «A la junta de gobierno de Santa Genoveva no le gustaba la Banda del Cautivo»

Después de 39 años vinculado a las bandas de cornetas y tambores de Sevilla, Antonio Garfia acaba de vivir su momento más duro. El ex director de la ya disuelta Banda del Cautivo aún se emociona cuando recuerda el desenlace de la formación musical. Alma mater y director durante 15 años de la histórica Banda Corona de Espinas, cree que el detonante de la decisión tomada por la Hermandad de Santa Genoveva ha sido la entrada de la nueva junta de gobierno dirigida por Enrique González Eulate.

Siempre en entredicho, la Banda del Cautivo se despidió el pasado Lunes Santo tras ocho años acompañando a la cofradía del Tiro de Línea. Las dudas sobre el nivel de la formación musical fueron constantes, según Garfia, motivadas por la falta de respaldo y apoyo económico por parte de la hermandad. En este sentido, asegura que el presupuesto que destinaba la corporación para la banda era de 800 euros. La entrevista completa, a continuación.

¿Le sorprendió la decisión que tomó la Hermandad de Santa Genoveva de disolver a la Banda del Cautivo?

No, es una decisión que estaba latente desde hace varios años. Es cierto que Javier Bonilla, anterior hermano mayor de la Hermandad de Santa Genoveva, sí apostó por la Banda del Cautivo aun no teniendo el apoyo total de su junta de gobierno. Sin embargo, el hermano mayor actual, Enrique González Eulate, y su equipo no han tenido consideración con la banda.

Digamos que el cambio de junta de gobierno ha sido el detonante de la decisión.

Sí. En la junta de gobierno ha entrado gente nueva y para ellos son más importantes otros aspectos que tener una banda de hermandad. Es decir, un grupo que haga más fuerte a la corporación.

¿Qué argumentos os ha dado la junta de gobierno para explicaros la disolución?

La junta de gobierno se ha basado en el artículo 14.1 del reglamento de funcionamiento de la banda, por el que podían disolver la formación. Es decir, motivos realmente no hay ninguno. Ha sido por una cuestión de gustos y ya está. No hay otra historia. A la junta de gobierno no le gustaba la Banda del Cautivo y quiere apostar por otra formación. Yo les pregunté a ellos que cuál era el problema. Por ejemplo, estábamos dispuestos a cambiar nuestro estilo.

¿Vivisteis el Lunes Santo de 2018 como el último u os quedaba la esperanza de continuar?

Es cierto que muchos miembros de la formación sí teníamos en nuestro interior la sensación de que el Lunes Santo 2018 era el último. Pero hasta que no se toma la decisión, mantienes la esperanza, que es lo último que se pierde. Nosotros teníamos que hacer la Semana Santa y acabar en condiciones. Nadie puede decir que la Banda del Cautivo no se ha comprometido; hemos trabajado hasta el último momento.

«Los continuos rumores sobre la disolución de la formación se hubiesen acabado si la junta de gobierno hubiese emitido un comunicado afirmando que la Banda del Cautivo era la banda de la hermandad»

En la imagen, la Banda del Cautivo.

La disolución de la Banda del Cautivo era un rumor que siempre ha existido.

Sí. Este tipo de rumores se hubiesen acabado si la junta de gobierno hubiese emitido un comunicado afirmando que la Banda del Cautivo era la banda de la hermandad. Entonces, se hubiesen acabado las especulaciones. La junta de gobierno actual dejó que existieran todos estos rumores.

Es cierto que las palabras de Javier Bonilla, anterior hermano mayor, siempre desprendían confianza hacia la banda.

Siempre. Javier Bonilla ha llevado muy a gala que la Banda del Cautivo era suya y que por ella iba a luchar. ¿Qué la banda a nivel musical no ha dado todo lo que podía? Pues se habla con la dirección musical y se cambia. En este caso no era así, la dirección funcionaba bien y la banda, dentro de la gran extensión del recorrido de la cofradía, ha sonado bien.

¿La formación supo vivir al margen de estos rumores?

Era muy difícil trabajar así, pero yo siempre he concienciado a mis músicos de que había que trabajar por la hermandad hasta el último momento. Eso es lo que hemos hecho. La toalla no la podíamos tirar.

Llega a la dirección en 2015, ¿qué valoración hace de estos tres años?

Antonio Garfia lo ha dado todo por esta banda. Nadie podrá decir que la dirección de la formación, tanto musical como administrativa, no ha apostado por la Banda del Cautivo. Cuando entré en la banda (2015), me costaba dinero. Había una formación casi destruida porque solo tenía 40 músicos, contaba con un gran déficit económico, psicológicamente estaba mal y la nave se encontraba en malas condiciones. Estos problemas se los achaco a la antigua dirección. Todo ello se lo comuniqué a Javier Bonilla. Ese año logramos salir con 82 músicos.

«La Banda del Cautivo no cuajó porque hubo poca inversión en la formación y porque no se atajaron los rumores sobre su disolución. Cuando tú quieres hacer una banda grande y quieres apostar por ella, tienes que invertir»

En la imagen, el Cristo del Cautivo. / Baltasar Núñez.

¿Por qué no cuajó la Banda del Cautivo?

La Banda del Cautivo no cuajó porque hubo poca inversión en la formación y porque no se atajaron los rumores sobre su disolución. Cuando tú quieres hacer una banda grande y quieres apostar por ella, tienes que invertir. Eso no se ha hecho. Además, cada vez quería entrar menos gente en la banda porque su futuro era incierto.

Si me lo permite, percibo poca autocrítica en sus palabras.

Pienso que siempre se puede hacer algo más, pero sin recursos es difícil. Hacer más de lo que hemos hecho es imposible. La Banda del Cautivo debería haber recibido mucha más ayuda por parte de la hermandad.

Por lo que veo, no ha existido un binomio hermandad-banda.

No, no ha existido desde octubre, cuando toma posesión la nueva junta de gobierno, hasta hoy. En los años anteriores con Javier Bonilla sí existía ese binomio, aunque es cierto que no había un esfuerzo traducido en forma de ayuda por parte de la corporación. Bonilla no tenía el respaldo al completo por parte de su equipo en el tema de la banda.

Sevilla cuenta con grandes bandas, ¿esto también ha jugado un papel determinante en el fin de la formación?

Sí, claro que pesa. Tenemos muy buenas bandas en Sevilla, que es la cuna de las formaciones musicales, pero las hermandades con banda propia tienen que apostar por sus formaciones. ¿Qué está haciendo actualmente la Macarena con la Centuria? La está apoyando para que crezca en número de músicos y vuelva a ser lo que fue. Una banda debe ser patrimonio de la hermandad. Es lo que tendría que haber hecho Santa Genoveva con nosotros: invertir y no habernos tirado tanto por tierra. Cosa que han hecho tanto miembros de junta como personas allegadas a la hermandad. A un grupo de hermanos no se le puede tirar por tierra.

Entiendo que no habéis sentido ese apoyo por parte de la hermandad.

Con Javier Bonilla sí he sentido el apoyo a la formación musical. Pero los últimos ocho meses han sido muy duros para la Banda del Cautivo. Actualmente, se están viviendo momentos muy difíciles. ¿Qué pasa con los chavales, con los hermanos, con los músicos? La junta de gobierno lo ha hecho muy mal.

«La junta de gobierno de Santa Genoveva no fue a despedirse de los músicos. Si tú (Enrique González Eulate) decides disolver la banda, ten la clase suficiente como para ir a hablar con los chavales»

Banderín de la Banda del Cautivo.

De hecho, la junta de gobierno no se despide personalmente de los músicos.

No, no, la junta de gobierno no fue a despedirse de los músicos. Si tú (Enrique González Eulate) decides disolver la banda, ten la clase suficiente como para ir a hablar con los chavales. Es tu banda, independiente de que haya más o menos hermanos, que es un tema que siempre nos han achacado. Yo le dije a la junta de gobierno que habían tenido una actitud de cobardía.

¿Se ha sido excesivamente duro en la crítica con la formación?

Sevilla es dura, lo sabemos. Cuando se hacen críticas crueles, no se mira el más allá. Es decir, lo que supone llevar una banda de este nivel, el desgaste como persona, el compromiso… Se han pasado con las críticas bastante. Bueno, también hemos recibido mensajes de apoyo de muchísimas personas a las que estoy enormemente agradecido. Ha sido muy doloroso. En las últimas reuniones que mantuvimos con la junta de gobierno, no se habló de la música. Eso quiere decir que la banda ha ido bien. Nosotros hemos tocado este año 87 marchas, que son muchas, y la gran mayoría de un alto nivel de complejidad. Da que pensar. Nos han puesto muchas zancadillas. Lo que me duelen son los músicos.

Entiendo que estáis satisfechos con la última Semana Santa, ¿no?

Sí, sí, estoy muy satisfecho con la última Semana Santa. Tengo muchos vídeos donde se puede comprobar que la banda lo hace bien. También depende de la comparación que quieras hacer. No podemos estar al nivel de Tres Caídas o Cigarreras, hay que tener los pies en el suelo y saber lo que tenemos para trabajar. La Banda del Cautivo ha ofrecido un acompañamiento musical digno.

¿Se arrepiente de algo de los tres años que ha estado al frente de la dirección?

No, no, en absoluto. No me arrepiento de nada, ni de la absorción que hizo la Banda del Cautivo de Corona de Espinas. Mi conciencia está muy tranquila. ¿Lo podría haber hecho mejor? El tiempo lo hubiese dicho. He trabajado hasta el último día al 200%, me he dejado la piel.

Conoce a la perfección a las bandas de cornetas y tambores: ¿en qué punto se encuentran las formaciones de este estilo?

En un punto álgido. Solo hay que escuchar cómo suenan Tres Caídas, Cigarreras, que es la perfección, o el Sol, que sigue en su línea. La Centuria Macarena es la que ha bajado un poco su nivel. Por su parte, Esencia ha sido un bombazo. El nivel de las bandas de cornetas y tambores de Sevilla es poderoso. También es cierto que las formaciones de fuera de la capital están creciendo mucho. Mira al Rosario de Cádiz.

«Estoy muy satisfecho con la última Semana Santa. Tengo muchos vídeos donde se puede comprobar que la formación lo hace bien. La Banda del Cautivo ha ofrecido un acompañamiento musical digno»

El Cautivo durante su último besamanos. / José Carlos Casquet.

¿La figura del músico ha adquirido un protagonismo desmedido?

Sí, el músico ha adquirido un protagonismo desmedido. Las hermandades son las que le dan lo bueno y lo malo a las bandas y, últimamente, parece que es el contrario. No es así, las formaciones musicales somos el complemento del Señor y de la Virgen. Sin ellos, no existirían las bandas.

¿Hace 39 años hubiese imaginado la importancia que poseen las bandas hoy en la ciudad?

No, impensable. Antes era todo más bonito, más liviano. Actualmente, hay muchos intereses creados y las cosas no se hacen con tanto corazón. Todo era más cercano, más familiar. Además, había menos bandas, todos nos llevábamos bien. Y esto irá a peor, porque cada uno miramos por lo nuestro. Cada uno debe velar por lo suyo, pero respetando al resto. Eso hoy en día no existe.

Una vez finalizada la etapa en la Banda del Cautivo, ¿qué proyectos tiene en mente Antonio Garfia?

No tengo ningún proyecto. Mi intención es dedicarme a ensayar con la Banda de la Sed junto a mi hijo. Quiero estar tranquilo y disfrutar de la corneta, es lo que necesito. Si el próximo año me encuentro con fuerzas, es posible que intente incorporarme a alguna formación como músico.

About Fran Delgado (198 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

3 Comments on Antonio Garfia: «A la junta de gobierno de Santa Genoveva no le gustaba la Banda del Cautivo»

  1. Vengadefrente // 30 julio, 2018 en 9:26 pm // Responder

    Una autentica pena. El hecho de que una hermandad se quite de encima su banda por tener otra con más nombre es penoso, de verdad.
    El tema del protagonismo de las bandas en la actualidad es muy espinoso. Que se pretende llevar, una banda buena o una banda «famosa». Confío en que sea una moda y con el tiempo tengamos solo bandas buenas. Sería mejor para la Semana Santa.

  2. Florencio Dominguez Tutor // 3 octubre, 2018 en 4:59 pm // Responder

    Y no solo con bandas de la propia Hermandad, sino con otras que han prescindido de los servicios de una banda y tirar por tierra el sello de la hermandad, como ha pasado con La Exaltación o en Las Aguas. Esto acabará mal

  3. Florencio Dominguez Tutor // 3 octubre, 2018 en 5:05 pm // Responder

    Grandes el Viernes Santo en Constantina. Gracias por haber puesto vuestros maravillosos sones inconfundibles tras mi Nazareno de Santa Ana. Genios de la musica, ojala volvais pronto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: