Últimas noticias

Esplendor en la mañana del Corpus en Sevilla, en imágenes y vídeo

Repicaban las campanas de la Giralda. Vestida de primavera, y preparada para el día más grande que celebra el Cabildo Catedralicio. Salía Su Divina Majestad sobre la custodia que Arfe hizo realidad en el S. XVI. Plata para acoger a Jesús Sacramentado, que en la mañana de jueves salía a las calles de Sevilla para recordarnos, que una vez más, su presencia es verdadera, real y sustancial. Sobran las palabras, ante una procesión que contiene toda la ciudad. Sus cofradías, hermandades e instituciones de variado tipo.

Se notó un aumento de público con respecto a otros años. Quizá de la misma manera que la víspera tuvo más publico, así lo tuvo la jornada principal, en la que a medida que iba entrando la mañana, la presencia de gente en la calle era mas numerosa. Los niños carráncanos salían pasadas las ocho de la mañana, creando esa estampa costumbrista que es la del inicio del cortejo cuando la misa ni siquiera ha empezado. Paradojas de Sevilla.

Corpus | 31 mayo 2018 | Fran Santiago

Niños carráncanos. Corpus Christi 2018. Foto: Fran Santiago.

Representaciones y pasos con las imágenes que son la esencia de Sevilla. Una primera parte con tres santas sevillanas. Santa Ángela de la Cruz, devoción sevillana y emblema de la ciudad. Exornado por la Hermandad de la Amargura, de la que es titular. El paso de las santas Justa y Rufina, exornado por la Hermandad de las Cigarreras, y que además este año llevaba una candelaria fundida que ha sido muy comentada y alabada.

Tres santos sevillanos siguen a las santas: san Isidoro, san Leandro y san Fernando. Distintos pasos para representar otras devociones desde tiempo inmemorial. El paso de san Isidoro, que porta la imagen del arzobispo revestida de plata está a cargo de la Hermandad de San Isidoro. Le sigue san Leandro, preparado por la Hermandad de la Macarena. Y san Fernando, cuya festividad se había celebrado unas horas antes, exornado por La Redención, de la que es titular también. Tras él, la Banda Municipal, y diversas instituciones civiles de la ciudad.

La última parte de la procesión se compone de tres pasos que son: la Inmaculada Concepción, de la que se encarga la Hermandad del Silencio, que como se sabe, fue la primera en defender el dogma y además es titular de la misma; el Niño Jesús del Sagrario, obra de Martínez Montañés bajo templete, adornado por la Sacramental del Sagrario, a quien pertenece. Y para acabar, la Santa Espina, de cuyo paso, llamado la custodia «Chica», se encarga la Hermandad del Valle, que además también procesiona con ella en Semana Santa y es titular de la hermandad.

Y en último lugar, cerrando la procesión: la Custodia de Arfe con el Santísimo. Buen ritmo, a pesar del retraso con el que salió, y que luego completó llegando a su hora a la Plaza Virgen de los Reyes, donde se dio la bendición y este año se hizo una ofrenda al monumento del Papa Juan Pablo II. Se conmemoraban los 25 años de la visita papal a Sevilla y había que recordarlo. Por eso el Arzobispo tuvo muy presente las enseñanzas del Santo Padre durante la homilía y platicas llevadas a cabo en la jornada en la que Jesús mismo sale a las calles. Uno de los momentos para remarcar, es la recuperación de la escolanía María Auxiliadora por varios puntos del recorrido, como el momento en la Plaza del Salvador. Apto para sibaritas y sensibilidades de las que buscan momentos de belleza.

Fotografías: Tomás Quifes, Manuel Jesús Pérez y Francisco Santiago.

 

Vídeo: Tomás Quifes y Manuel Jesús Pérez.

About Alberto Espinosa (67 Articles)
Redactor en De Nazaret a Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Periodista. Twitter: bertieespinosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: