Últimas noticias

La devoción sevillana a la Virgen del Carmen crece en San Pablo

Carmen de San Pablo. Procesión 2016 | Alejandro García.

La devoción a la Virgen del Carmen es una de las más fuertes, arraigadas y extendidas de la Iglesia católica. Patrona de los marineros, se trata de una advocación que tiene una gran importancia en Sevilla a pesar de que la capital no es ni una zona costera ni marítima. El vínculo de Híspalis con la Virgen del Carmen se inició gracias al río Guadalquivir, que en otro tiempo a través del comercio atrajo a la ciudad a numerosos devotos de la advocación.

Desde entonces, finales del siglo XVI (la Hermandad del Carmen del Santo Ángel se funda en 1591), hasta el día de hoy no ha parado de crecer el amor de Sevilla por la Virgen del Carmen, pues hasta siete hermandades de la ciudad tienen como titular principal a la patrona de los marineros. Elenco al que se sumará en unos años la Asociación Parroquial del Carmen de San Pablo, corporación que rinde culto a la Virgen del Carmen desde finales del año 2014 y que, como iniciara el Carmen de San Leandro hace casi seis décadas, está extendiendo la devoción carmelita más allá del centro de Sevilla.

Recupera una advocación del barrio

La Asociación Parroquial del Carmen de San Pablo puso su primera semilla en el año 2010, cuando un grupo de cofrades liderado por Ramón Moreno, reconocido hermano de las Penas de San Vicente, que pretendía fundar una hermandad de gloria fue acogido por la parroquia de San Francisco Javier del Polígono de San Pablo. Previamente, en su afán por crear una corporación letífica en el barrio, el grupo presentó su propuesta en diversas parroquias, pero siempre encontró una respuesta negativa. Hasta que halló a la figura del párroco don José Antonio Parrilla.

De esta forma, casi 50 años después de que comenzase a levantarse el barrio de San Pablo, se inició el germen de una futura hermandad de gloria en una zona de Sevilla donde la Iglesia católica tiene una gran relevancia, pues hasta siete parroquias forman parte del vecindario. Por ello, según narra Francisco Moreno, director de la asociación, resultaba extraño que San Pablo no contase con una corporación letífica: “Surgió porque no había ninguna hermandad de gloria. Pensábamos que un barrio como el de San Pablo necesitaba, merecía una corporación de gloria”.

En la imagen, la Virgen del Carmen de San Pablo visita a la parroquia de San Ignacio de Loyola, sede de la Hermandad de San Pablo. / Álvaro Aguilar.

La figura de José Antonio Parrilla, a la sazón presidente de la asociación parroquial, es trascendental para que en la actualidad San Pablo venere a la Virgen del Carmen. Una vez establecido el grupo en San Francisco Javier, el párroco le pidió al mismo que la titular principal de la futura hermandad fuese la Virgen del Carmen, con el fin de recuperar una advocación que ya tuvo la parroquia en los años ochenta y que incluso llegó a procesionar por las calles de San Pablo. “Una vez realizada la consulta al párroco, él mismo escogió la advocación. Después, nos hemos dado cuenta de que hay muchísima devoción a la Virgen del Carmen en el barrio”, explica Moreno.

Gran acogida por parte de los vecinos

Después de cuatro años de formación como grupo de fieles, la corporación fue erigida como Asociación Parroquial de Nuestra Señora del Carmen de San Pablo el 17 de abril de 2015. Cuatro meses antes, el 12 de diciembre de 2014, la Virgen del Carmen, una obra del escultor moronense Francisco Coronado, discípulo de Dubé de Luque, fue bendecida en una jornada que nunca olvidarán los feligreses, hermanos y devotos de la imagen. “Estuvimos bien acompañados por las distintas hermandades del Carmen de Sevilla, la Hermandad de San Pablo, representaciones civiles… En definitiva, no estuvimos solos”, detalla Francisco Moreno.

A partir de entonces, comenzó a apreciarse con mayor claridad la devoción que el barrio de San Pablo le guarda a la Virgen del Carmen. La primera manifestación popular de fe tuvo lugar el 18 de julio de 2015, fecha en la que la imagen gloriosa recorrió por primera vez las calles de San Pablo. Quizá aquella jornada fue la más bonita de la corta pero intensa vida de esta asociación. Francisco Moreno reconoce que se sorprendieron ante la cantidad de público que acompañó a la Virgen del Carmen en aquella calurosa tarde: “Se vivió con muchos nervios. Siendo francos, fue algo muy prematuro: pudo más el corazón que la cabeza. Dada la devoción que vimos en el barrio, se decidió realizar la primera procesión. Nos sorprendió la aceptación que tuvo. Cada año va a más”.

Además de en la procesión, que se desarrolla en el fin de semana más cercano al 16 de julio, el cariño del barrio por la Virgen del Carmen se aprecia cada día. Los fieles que acuden a la parroquia de San Francisco Javier siempre tienen una mirada, una visita o un rezo dedicado a la patrona de los marineros. “La feligresía de la parroquia se vuelca con la asociación”, destaca Moreno. Por su parte, Francisco Javier Perea, miembro de la directiva de la asociación, resalta “la gran devoción que hemos visto que el barrio le tiene a la Virgen”. Así se explica el número de hermanos que forman parte de la corporación: 180, una cifra alta teniendo en cuenta que se trata de una asociación de gloria.

Fruto de la relación tan estrecha que se ha forjado entre la parroquia de San Francisco Javier y el Carmen de San Pablo, la asociación tiene la intención de incorporar a San Francisco Javier, imagen a la que la feligresía le tiene una enorme devoción, como titular de la corporación y de que, incluso, protagonice una procesión por las calles del barrio.

Carmen de San Pablo. Procesión 2016 | Alejandro García.

Se da la curiosidad de que la Hermandad de San Pablo y el Carmen de San Pablo son vecinas. Las parroquias de San Francisco Javier y de San Ignacio de Loyola, sede de la corporación penitencial, están separadas por escasos metros. Desde un primer momento, el Carmen de San Pablo ha encontrado un gran apoyo en la hermandad del Lunes Santo. “Es nuestro principal apoyo. Están ahí para cualquier evento que tenga nuestra asociación”, apostilla Perea. De hecho, actualmente la Virgen del Carmen está coronada con la presea de la Virgen del Rosario. Otro ejemplo más de la gran acogida que Sevilla le ha dado a la asociación fue la cesión por parte de la Hermandad de Candelaria Madre de Dios de la corona de su titular para la procesión de 2017.

Antes de concluir, Francisco Moreno y Francisco Javier Perea invitan a todos los cofrades de Sevilla a disfrutar de la procesión de la Virgen del Carmen que tendrá lugar en la tarde de hoy por las calles de San Pablo. “Los sevillanos tienen la oportunidad de estar con nuestra Virgen, que es de gran belleza”, afirma el segundo. El director de la asociación añade: “Los sevillanos deben acudir a San Pablo para conocer la manera en la que se fomenta una hermandad de gloria en un barrio, para que conozcan la gran devoción que San Pablo le tiene a la Virgen del Carmen”.

En poco tiempo, la Virgen del Carmen ha conquistado a San Pablo, un barrio que cincuenta años después de su nacimiento está viendo el desarrollo de una hermandad de gloria. La devoción sevillana a la patrona de los marineros crece y se extiende por la capital hispalense gracias a la Asociación Parroquial del Carmen de San Pablo.

Vídeo: OndaLuz Sevilla.

 

About Fran Delgado (178 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: