Últimas noticias

El tercer fin de semana de septiembre, en imágenes y vídeo.

El 15 de septiembre es una fecha grabada a fuego para los vecinos del Cerro del Águila. Nuestra Señora de los Dolores celebra su festividad y el barrio lo sabía. Era el día de su Virgen, por eso, desde primeras horas de la mañana algunos vecinos se organizaban para reparar algunos desperfectos que la tormenta de la noche anterior había provocado en alguna de las decoraciones que adornaban las calles.

Este año era especial: se conmemoraba el 75 aniversario de la parroquia y la Virgen de los Dolores saldría en procesión extraordinaria. No pudo ser. La lluvia truncó el sueño de un barrio que ansiaba ver a su Virgen por calles que no pisa cada Martes Santo. Una prórroga a las 19:30, hora prevista de la salida, otra a las 20:30 y a las 21:30. No fue posible por más que se intentó. La gran tormenta que estaba instalada en sevilla provocó la suspensión de la procesión extraordinaria.

Iba a ser histórico, pero El Cerro demostró una vez más que sabe estar a la altura. El barrio era la demostración de un vecindario por su Virgen, y la Parroquia de los Dolores un hervidero de hermanos que llevaban las naves rezando ante sus titulares.

La Virgen, con la candelería encendida, sobre su paso y sin el palio, una estampa que recordaba a aquellas de los años 70 cuando el barrio celebraba sus fiestas cada 15 de septiembre. El manto cedido de la Virgen del Refugio de la hermandad de San Bernardo brillaba sobre una Virgen de los Dolores que es la locura de sus hermanos. Había tristeza en el ambiente pero comprensión ante una situación que no se puede prever.

 

Desde el Cerro al Salvador, donde los besamanos de la Virgen de la Merced de Pasión y los titulares de la Hermandad del Amor han coincidido a ras del suelo provocando una de las estampas más bellas que se recuerdan.

Es esta estampa inédita ya que por primera vez coincidían en un besamanos y besapiés conjunto el Cristo del Amor y la Virgen del Socorro. Este acto conjunto tenía lugar con  motivo del IV Centenario del encargo de las tallas.

Grandes colas de hermanos, fieles y devotos para rezar ante las sagradas imágenes que lucían bajo el brillo de la Colegial del Divino Salvador.

 

La Virgen de la Luz de San Esteban tampoco pudo salir a realizar su procesión anual. Fue la primera en anunciarlo de todas las procesiones que se celebraban esa tarde en Sevilla.

La Divina Pastora de Triana también vivió una prórroga que acabó en una suspensión irremediable, con el cortejo formado en el interior de Santa Ana y el paso junto a la puerta de salida. De nuevo la lluvia impidió que la calle se reencontrase con sus glorias, pero de nuevo fueron el interior de los templos el lugar donde los sevillanos pudieron vivir una jornada de recogimiento y oracion.

 

Vídeo: Manuel Jesús Pérez.

 

El sol volvió a brillar en la mañana del domingo.

La Virgen de las Tristezas de la Vera Cruz realizaba su anual rosario de la aurora y ya por la tarde la Pastora de Santa Marina hacía su salida procesional por el entorno de su feligresía.

Mucho público con ganas de glorias y un recorrido sentimental que pasa por la capilla de Montesion, San Juan de la Palma y el Convento del Espíritu Santo. Cohetes, sevillanas y pétalos para completar los últimos metros antes de entrar. Al menos el fin de semana había acabado bien.

Y de nuevo las glorias vinieron a confirmar que la ciudad ya está de nuevo completando su nuevo curso cofrade.

 

Fotografías: Benito Álvarez, Ángel Martín, Jose Carlos B.Casquet, Agustín López, Manuel Jesús Pérez Martín

 

Vídeo: Agustín López.

About Alberto Espinosa (35 Articles)
Redactor en De Nazaret a Sevilla. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Periodista. Twitter: bertieespinosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: