Últimas noticias

Si hablamos de Cantillana…

Asunción de Cantillana / Ángel José Ruiz
Resulta especialmente curioso cuando hablan de ‘Cantillanización’ en los medios de comunicación cofrades. Me suena a invasión o a colonización y ninguno de esos dos términos sería apropiado o consecuente para justificar lo que pasa ultimamente entre líneas y opiniones.
¿Solo hay banderas en Cantillana? ¿No existen lemas o frases pintadas en tela en otros pueblos? ¿Cuerdas llenas de banderitas de colores correspondientes a los de una corporación? ¿Todo nació en Cantillana? ¡Qué suerte!
Queridos amigos de la columna. A los no amigos, también. Que leerán esto para ver cómo criticar. ¿Es un problema adornar Sevilla con manifestaciones que certifiquen, propaguen y expandan la fe popular? ¿Es realmente necesario apodar términos realmente subjetivos a una forma determinada de mostrar la fe?
Si hablamos de Cantillana, entonces nos estamos equivocando. Nunca he visto ni en agosto ni septiembre, una bandera colgada de balcón a balcón con una frase desproporcionada o fuera de lugar. En Sevilla, durante el Rosario de la Esperanza de Triana, sí. No he visto en Cantillana, una ‘petalá’ desorganizada, sin argumentos y con más protagonismo de la gente que de la Virgen. En Sevilla, sí lo he visto. No conozco en Cantillana, más aplauso y más ‘vivas’ que los de la Virgen. Sin inventar nada y sin querer sobresalir. Se acoge a todo el mundo y se sabe estar, porque el señorío y la elegancia del celeste y blanco, es así. En Sevilla, por modas trasnochadas y de unos pocos que se hacen los ‘artistas’, lo he visto desgraciadamente.

¿Comparar lo malo en Sevilla porque creamos que nació y pervive en Cantillana? Es osado. Huele a rancio y posiblemente, a desconocimiento total. Si vamos a hablar de Cantillana, hablemos de caridad, de cuidado culto y de desvelo. De trabajo y trabajo, de fe, devoción, de dar todo lo mejor. De Fiestas cuidadas, de cosas que no existen, de estrenos, de armonía, de cultura popular. De tradiciones, de amigos y hermanos. ¿Eso lo hay siempre en Sevilla? Si vamos a poner el nombre de Cantillana sobre la mesa, lo hacemos con todas las de la ley. Ejemplo de pueblo comprometido con la fe y con un Dogma. Espejo donde muchos pueblo se miran. ¿Y saben por qué? Porque antes de pensar en uno mismo, se piensa en la Virgen. Y si tanto miran es por algo. Nunca vi en el mundo, cuando hablaran de Cantillana, otra cosa que no sea la Asunción en su Trono de Oro. Eso nunca lo tendrá Sevilla, por más que hasta las banderas digan su nombre. La cuenta está en la barra.

About Álvaro Carmona (48 Articles)
Opinión. Podólogo, poeta y redactor de 'El Programa' de Ondaluz Sevilla. Hermano de San Benito, Dulce Nombre de Bellavista, Pastora de Santa Marina, Araceli, Cabeza y Asunción de Cantillana. Twitter: @alvcarlop

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: