Últimas noticias

El frikismo Ilustrado

Quiero empezar este artículo haciendo una reflexión.

¿Cuándo habéis ido a una salida o besamanos y no había nadie con el móvil haciendo el carajote delante de la imagen como si se tratase de Joseph Nicéphore Niépce?

Jamás, ¿verdad?

Pues ahí está el frikismo ilustrado.

Siempre me he preguntado a dónde irán a parar esas miles de millones de fotos que hacen con sus móviles: ¿las subirán a algún lado? ¿tendrán 500gb? ¿acabarán en la nube?…

Lo peor de todo es cuando ese típico niño/a de 13-14 años se coloca al lado de un fotógrafo que está trabajando y adquiere una postura de profesor de yoga. Molestando así al fotógrafo, que sí hace fotos y no el monigote.

Con el título de este artículo no es mi intención ofender a nadie, ni mucho menos.

Si buscáis en el diccionario la palabra <<friki>> podréis leer lo siguiente: “Friki o friqui es un término coloquial para referirse a una persona cuyas aficiones, comportamiento o vestuario son inusuales”.

Así es amigo, el llevar la sudadera de tu banda favorita cada fin de semana te convierte en friki ilustre; el portar las pulseritas de las sesenta hermandades de Sevilla también es otro signo/síntoma de friki ilustre; el coger tu iPhone 6S y ponerte con unas posturas raras, que cualquier día te quedas como la Venus de Milo, es un comportamiento inusual y, por lo tanto, te convierte en un friki ilustrado; el ir silbando las marchas al oído de la persona que va delante tuya viendo la cofradía… Eso es simplemente de carajote.

Sin más, gracias por leerme, espero su crítica y recuerden, sean ilustres pero no carajotes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: