Últimas noticias

El “cártel” de la Semana Santa

Como cada año comienza una “pelea de gallos” sobre las miradas y artes gráficas de Andalucía en el mundo cofrade, desde Málaga a Sevilla pasando por Córdoba y Jaén, parando en Granada, llegando a Cádiz y mirando a Almería y Huelva.

Comenzamos con el graffiti que, como bien dicen en Málaga, cumple la primera de las misiones de una obra artística que es la de impactar y llamar la atención. Para bien o para mal, pero ha roto todos los esquemas. Bajo mi punto de vista creo que se nos ha ido de las manos esto de llamar la atención, aunque como bien dice el dicho: “que hablen bien o hablen mal, lo importante es que hablen”. Y se ha hablado, más mal que bien, pero como diría Nietzsche: el fin justifica los medios.

Ahora vamos a lo nuestro, a Sevilla, a las manos de Fernando Vaquero, el cual usó un cuádruple contenido: que fuera evangélico, sevillano, cofrade y personal. Y sobra decir que ha sido por la aparición de una Piedad, con el Cristo de la Caridad de Santa Marta, la Virgen de la Quinta Angustia y el San Juan de la Amargura acompañando. Al fondo, el humilladero de la Cruz del Campo, origen que fue de la Semana Santa y el sudario, túnica de la hermandad de San Juan de la Palma, con la encomienda de San Juan. Por tanto ha sido un cartel para rememorar durante muchos años, es más, en Fitur se quedaron sin ejemplares a la venta en las primeras horas del día. Por algo habrá sido.

Seguimos y nos trasladamos a Córdoba. Como si de una carátula de videojuego del “Resident Evil” se tratase por la composición pesada y abrumadora de tantos iconos de la Semana Santa cordobesa, preside el cartel el Señor de la Redención rodeado de miles de iconografías de la Semana Santa. Bajo mi punto de vista demasiado cargado. Pero para gusto colores, y de eso tiene tela.

Nos vamos a Jaén, el cual tiene unas letras en negrita y cursiva al 120 en un word. A pesar de eso me parece una pintura espléndida del “Abuelo”. Además, sobre la túnica y convirtiéndola en el cielo de la noche mágica de la primavera, la cruz del Cerro de Santa Catalina y su castillo, el lagarto de la Malena y la Luna de Parasceve. Opino que Rafael Rueda ha realizado un cartel para recordar.

Continuamos por Granada. A diferencia de las demás comunidades esta ha sido la única que es una fotografía, la cual es realizada por Luis Javier Quesada, el cual ha recibido el primer premio del concurso organizado por la Real Federación de Cofradías. Dicha foto está tomada en vertical al Cristo de la Lanzada con un fondo típico granadino: montañas nevadas.

Desde Sierra Nevada nos vamos la tacita de plata. Nuevamente volvemos a una pintura llamada: ‘Buen Fin por San Juan de Dios’. Obra de Fernando Devesa Molina, se trata de una pintura en la que se pueden observar en primer término unos acólitos, y de fondo el palio de la Virgen de Buen Fin de la cofradía de Sentencia por la plaza de San Juan de Dios. La pintura algo borrosa y desgastada parece ser sacada de una caja de cariocas, aun así, ha movido inspiraciones antañas de esta ciudad.

Volvemos a la derecha y vamos a Almería con una pintura de la Caridad que es obra de Pedro Líndez Trillo. Llama la atención por sus primeros planos al Santísimo Cristo de la Caridad en el Traslado al Sepulcro junto a José de Arimatea y San Juan a las puertas de la catedral, sus márgenes en negro arriba y abajo como si de una televisión de cajón del gordo se tratase y su tipografía austera. También he de decir que parece que tiene un filtro de Instagram. No obstante, es de admirar la valentía y la confianza depositada en este cartel.

Por último, pero no más importante llegamos a Huelva. El Cristo de las Cadenas es el protagonista del cartel que anuncia la Semana Santa onubense que ha realizado el artista cordobés Jesús Zurita. Su obra representa el acercamiento a Cristo. Aparecen dos arcángeles portando distintos atributos de la pasión del Señor, además de otras alegorías de origen tartésico que representan a Huelva. Para mi gusto uno de los favoritos de este año 2019 por su simpleza, elegancia y simpleza, con parecido a una pintura de las cuevas de Altamira por su color rojizo.

Aquí les he dejado mi humilde opinión en este recorrido por las obras que pregonan en cierta manera la Semana Santa de cada una de nuestras provincias. Apoyemos a nuestros artistas y a nuestra Semana Santa.

Sean felices y cuanto más, mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: