Últimas noticias

El primer fin de semana de febrero en imágenes

Comienza el segundo mes del año 2019 y con él llega la onomástica de la Candelaria, festividad que como otras festividades no pasa de puntillas por la ciudad. Este fin de semana ha habido diversos besamanos, actos, cultos y conciertos.

En el apartado de conciertos ha habido varios: Se comenzaba con el celebrado en la Hermandad de la Lanzada; en la tarde del sábado se celebraron dos conciertos uno en la parroquia de Santa Ana y otro en la Hermandad de Padre Pío y por último en la jornada de ayer en la Hermandad de Santa Genoveva se presentaba la nueva banda en un concierto de caracter benéfico.

En los besamanos nos encontramos con cuatro imágenes que bajaron de sus altares a recibir los rezos y besos de sus devotos. Desde la jornada del viernes se encontraba la Virgen de la Candelaria. La imagen estaba elevada en una peana de plata de ley que se estaba estrenando. La imagen se encontraba situada en la nave central de la iglesia y se encontraba ataviada con el atuendo de salida. Tras la imagen se encontraba el altar montado para el triduo de la semana anterior presidido por el simpecado. El exorno floral constaba de flores de tonos claros.

Nos trasladaríamos hasta Triana donde estaba la Virgen de la O Gloriosa se encontraba de besamanos. Esta imagen tan desconocida por muchos es la titular gloriosa de la Hermandad de la O. La imagen se encontraba en el presbiterio alto del templo portando saya y manto celeste. A cada lado de la imagen se encontraban dos jarras con flores blancas. Delante de la imagen se encontraba un gran centro floral con las misma flores que en las jarras.

En la Hermandad de los Estudiantes se encontraba la dolorosa de la corporación, la Virgen de la Angustia. La imagen se encontraba con el terno al completo estrenado hace dos años en el LXXV aniversario de la llegada de la imagen a la corporación. La imagen se encontraba delante de la imagen del crucificado en el presbiterio de la capilla. El exorno floral del mismos consta de cuatro jarras de flores blancas.

Por último en la Hermandad de los Gitanos se encontraba la dolorosa de la corporación. La Virgen de las Angustias portaba el manto conocido como el “de la duquesa”. La imagen se encontraba en presbiterio del santuario y tras la imagen se encontraba completamente montado y encendido el altar del triduo que se celebró en días pasados. El exorno floral como cada estación de penitencia era de flores de distintos colores y completamente diferentes con respecto a otros exornos. Cabe destacar la grandísima afluencia de devotos durante todo el tiempo que estuvo abierto el besamanos.

Fotografías: Antonio Gálvez, Manuel Jesús Pérez y José Carlos B. Casquet.

About Javier Reguera (101 Articles)
Redactor en De Nazaret a Sevilla. Estudiante de Historia por la Universidad de Sevilla. Twitter: javireguera1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: