Últimas noticias

La guerra del Martes Santo (I)

Mamarrachas, paparruchas, lobbie organizado, sindicato, se les ha acusado de estar creando una Semana Santa del Ikea, golpistas, se han reído de las penurias de la estación de penitencia que sufren los nazarenos, independentistas, promotores del 155, Santo Martes, alumnos de colegio, catalanes (con un sentido altamente peyorativo), asamblea de Podemos… todos estos improperios provienen de periodistas o artistas muy conocidos en Sevilla. Se hacen pasar por ultras del catolicismo, pero de cristianos no tienen nada, no aplican ni un valor religioso a su vida. A las pruebas me remito. Ese nivel de odio enfermizo hacia las hermandades es peligroso, básicamente porque lo único que han pretendido las corporaciones del Martes Santo es hacer su estación de penitencia en las condiciones más óptimas y seguras.

Desde el principio, el presidente Francisco Vélez planteó una guerra contras las hermandades, éstas lo que siempre han planteado son soluciones. El Consejo al principio mandó su artillería verbal, intentando coaccionar a las corporaciones del día. Éstas, sabiendo que llevaban la razón, siguieron firmes en su creencia. Visto que esa estrategia no funcionó, el General Paco envió un PDF de 50 páginas, donde incluía algunos dibujos de «paint» para rellenar. Obviamente, el arma no era poderosa y se volvió en su contra cuando la contestación fue un informe serio lleno de argumentaciones que evidenciaba, con educación, el ridículo espantoso del PDF de 50 páginas.

Ahí ya la Junta Superior se puso nerviosa porque veía, que a pesar de tener un ejercito mucho más potente, la batalla la estaba perdiendo. Entonces mandaron al escuadrón mediático, el que hemos descrito al principio del artículo. Los cabos Navarro Antolín, Fran López de Paz, Javier Macias, Ricardo Suárez… sacaron toda su incontinencia verbal y escrita. Bien pagados estarán o están con un premio «Fernando Carrasco», una pregonera del programa, unas exclusivas, un cartel de la Semana Santa… Pero ni así ganaban la batalla que sólo él estaba librando, porque los de enfrente, recordemos, no querían ni quieren guerra ninguna, sólo quieren un Martes Santo en paz y sin problemas. De un lado insultos, del otro argumentos. General Vélez sólo tenía ya una manera de salirse con la suya.

El tanque que ha sacado para la victoria final se llama «baculazo». El error táctico es evidente, ahora todos saben que es un general que no manda realmente, un general títere. Sus argumentos son tan fútiles que tiene que recurrir a otros para que ejerzan el poder que él ha demostrado no tener. Ha abierto una caja de Pandora peligrosa, le ha dicho a Palacio «arréglame los problemas, que yo para la único que he quedado es para recaudar el ‘pay per view’ cofrade», pero de eso ya hablaremos la semana que viene…

About Agustín López (206 Articles)
Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog El Preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

4 Comments on La guerra del Martes Santo (I)

  1. Pues venti cinco años se ha intentado arreglar el Martes Santo y no avía firma siempre se negaban las mismas hermandades y lo unico que avia que hacer era cambiar el orden de algunas hermandades ,como se hace este año ,por ejemplo San Benito lo que pretendía es entrar más temprano y este año entra una hora antes que fue siempre por lo que se lucho,

  2. Aquí la guerra la han empezado las Hermandades que sabían perfectamente que lo del año pasado era sólo por un año a modo de experimento, nada más, y que este año se volvía a la normalidad, algo que se dejó claro ya el año pasado, y que la actual Junta Superior les recordó desde el minuto 1 tras ganar las elecciones, no se va a repetir el Martes Santo al revés, en vez de asumirlo, siguen enrocadas en el pasado, repetir el 2018, sí salió bien, pero es algo que nunca debió suceder, un día no puede ir al contrario que los demás, ¿qué imagen se da?, que se hubiera seguido permitiendo, sí hubiera creado un peligroso precedente, que cada día puede hacer lo que le venga en gana, el año que viene el Lunes decide ir de una manera, el Miércoles en vez de ir por Sierpes decide tirar por Cuna, la Madrugá decide empezar a las 22h porque sus horarios no son buenos para su cuerpo de nazarenos, y ésto se convierte en una anarquía.

    Si el plan presentado por el Consejo está mal y tiene fallos, ¿por qué no lo cogen ahora las hermandades y lo arreglan aportando sus correcciones?, si la hora en que los Estudiantes debe dejar libre la puerta Jerez es imposible porque es un ritmo demasiado rápido, pues arreglarlo planteando una solución, por ejemplo se adelanta la salida, o se plantea un rodeo, o incluso que planteen un tercer plan, con distintos cambios de orden, pero en vez de eso, se dedican a repetir como disco rayado, «repetir 2018» y eso no es negociable, no está sobre la mesa, es una línea roja que no se puede cruzar, asumirlo, si lo hubieran hecho desde el principio, ahora no habría hecho falta baculazo, pero si no estás por la labor de atender a razones ni escuchar, entonces habrá que tirar de métodos más drásticos.

    • «sabían perfectamente que lo del año pasado era sólo por un año a modo de experimento»
      Hombre, si hablamos de que era «a modo de experimento» y este salió exitoso, ¿por qué no repetirlo?

      «y que este año se volvía a la normalidad, algo que se dejó claro ya el año pasado»
      Mentira absoluta. La anterior Junta Superior permitió hacerlo durante un año porque tras eso habría una reforma de la CO, pero nunca propuso que se hiciera un año y luego se volviera a 2017.

      «la actual Junta Superior les recordó desde el minuto 1 tras ganar las elecciones, no se va a repetir el Martes Santo al revés»
      ¿Sabes qué más dijo también la actual Junta Superior? Que había un planm al derecho que sería satisfactorio para todas. Un plan donde a San Esteban se le obliga a hacer EN CINCUENTA MINUTOS MENOS que a la Candelaria una ida que mide lo mismo, a los Estudiantes se le obliga a tener un parón de UNA HORA Y MEDIA para entrar en CO, a la Bofetá se le dan ¿quince minutos eran? más que en 2017 para hacer un recorrido de casi quinientos metros más… No es un plan satisfactorio para todas, ni de lejos.

      «un día no puede ir al contrario que los demás»
      ¿Cómo que no? El Sábado Santo fue al revés durante veinte años y nadie se quejó, y cuando se cambió fue por decisión de las propias hermandades del día.

      «que cada día puede hacer lo que le venga en gana, el año que viene el Lunes decide ir de una manera, el Miércoles en vez de ir por Sierpes decide tirar por Cuna, la Madrugá decide empezar a las 22h porque sus horarios no son buenos para su cuerpo de nazarenos, y ésto se convierte en una anarquía»
      Esto directamente no tiene sentido alguno. Las hermandades del Martes Santo han pedido un cambio de sentido (cosa DE LA QUE HAY PRECEDENTE HISTÓRICO, además), no cambiar el recorrido de CO solo para su día (como sería ese hipotético Miércoles Santo por Cuna) ni invadir la jornada precedente.

      «Si el plan presentado por el Consejo está mal y tiene fallos, ¿por qué no lo cogen ahora las hermandades y lo arreglan aportando sus correcciones?»
      Porque las hermandades ya han dicho que no son capaces de encontrar un plan en sentido Campana-Catedral que solucione los problemas sin desvestir a un santo para vestir a otro. El Consejo ha sido el que ha dicho que ese plan existía… que no sé por qué no lo presentan, porque este truñaco no puede ser ser.

  3. Gran artículo y grandes verdades. Las hermandades no pueden arreglar el plan porque llevan demasiados años probando soluciones con la carrera oficial en el sentido Campana -> Catedral y no han encontrado en años, ninguna solución satisfactoria para todas. El año pasado se probó, a modo de experimiento, otra solución distinta… y funcionó como un reloj. Y no sé qué problema hay, no hay ningún problema de imagen. Se sigue pasando por toda la carrera oficial, no afecta a ninguna otra hermandad de otro día, se cumplen los deseos de las 8 hermandades… Y además, no es algo nuevo, el Sábado Santo ya hizo esto desde su misma fundación y durante más de 20 años. ¿Qué problema hay? Bueno sí, que los señoritos de la campana, es cierto, se ven perjudicados. Y claro, ahí está el quid de la cuestión. La Sevilla elitista y rancia que está en la Campana se siente perjudicada y ha acudido a los medios de desinformación a sacar toda la basura y actuando mediante insultos y coacciones a las 8 hermandades del día. Aquí todos muy católicos sí, pero a la primera que osen fastidiarme, te llamo mamarracho y golpista. Y si encima, en las redes, la gente reacciona llamandote lo mismo, me quejo. Quien siembra vientos, recoge tempestades. Y aquí las formas las han perdido desde el minuto 1, el Consejo y toda la prensa morada y amarillista, que están denigrando cada vez más una profesión cada vez más denostada como es la de periodista.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. OPINIÓN. Santo Martes Santo - Portal - El Foro Cofrade
  2. La guerra del Martes Santo (II) - De Nazaret a Sevilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: