Últimas noticias

V estación: Jesús es juzgado por Pilato

Misterio de los Dolores de Torreblanca

Durante los últimos años, podría decirse incluso décadas, el rezo del viacrucis – el camino de la cruz – se ha convertido en una pieza fundamental en la preparación de Sevilla, las hermandades y los cofrades para la Semana Santa. En su sentido más estricto y tomando como base la devoción a una imagen, durante las catorce estaciones los fieles recorren junto a Jesús el camino hasta su muerte en el Monte Calvario. Así es en el viacrucis del Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta que tiene lugar cada último sábado de enero, en el rezo interno que se celebra cada viernes de Cuaresma en la basílica del Gran Poder o en el ejercicio que preside cada Lunes Santo el Señor de la Salud de los Gitanos.

A pesar de que el origen del modelo de viacrucis que hoy se conoce se sitúa entre los siglos XVI y XVII, el rezo actual, basado en los textos evangélicos, lo establece San Juan Pablo II el Viernes Santo de 1991, quien incorpora nuevos pasajes y sustituye algunas estaciones que estaban tomadas de los textos apócrifos.

Así es el viacrucis según la Semana Santa de Sevilla.

V estación: Jesús es juzgado por Pilato. Del Evangelio según san Marcos 15, 12-15 «Pilato tomó de nuevo la palabra y les preguntó: «¿Qué hago con el que llamáis rey de los judíos?». Ellos gritaron de nuevo:  «Crucifícalo». Pilato les dijo: «Pues ¿qué mal ha hecho?». Ellos gritaron más fuerte: «Crucifícalo». Y Pilato, queriendo dar gusto a la gente, les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran» (Mc 15, 12-15). La escena tiene lugar en el pretorio. 

En la Semana Santa de Sevilla es el misterio de la Hermandad de Dolores de Torreblanca el que representa esta estación. Una cofradía de las denominadas de vísperas. El pasaje en el que se basa la hermandad es el siguiente: “De la casa de Caifás llevan a Jesús al pretorio. Era de madrugada. Ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse y poder así comer la Pascua. Salió entonces Pilato fuera donde ellos y dijo: “¿Que acusación traéis contra este hombre?”. Ellos le respondieron: “Si éste no fuera un malhechor, no te lo habríamos entregado.” Pilato replicó: Tomadle vosotros y juzgadle según vuestra Ley.” Los judíos replicaron: “Nosotros no podemos dar muerte a nadie.” Así se cumplirá lo que había dicho Jesús cuando indicó de qué muerte iba a morir. Entonces Pilato entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús y le dijo: “¿Eres tú el rey de los judíos?” Respondió Jesús:”¿Dices eso por tu cuenta, o es que otros lo han dicho de mí?” Pilato respondió: “¿Es que yo soy judío?” Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?” Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí.” Entonces Pilato le dijo: “¿Luego tú eres Rey?” Respondió Jesús: “Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.” Le dice Pilato: “¿Qué es la verdad?” Y, dicho esto, volvió a salir donde los judíos y les dijo: “Yo no encuentro ningún delito en él.”(Jn. 18, 28-38)

El misterio de Torreblanca


En el paso podemos ver hasta cuatro imágenes además de la de Jesús: Poncio Pilato  (que lleva una toga pretexta en color blanca con una franja púrpura, símbolo de haber alcanzado una alta magistratura)  está dialogando con el Señor. Un sacerdote judío  (situado en la trasera del paso) conversa con un centurión romano. La escena la completa un esclavo que porta la soga para trasladar a Jesús. Hasta el año 2014 llevaba dos grandes columnas que diferenciaban lo que era la casa del gobernador del exterior, desde 2015 esta división la marcan dos columnas más pequeñas con hiedra. 

Nuestro Padre Jesús Cautivo es una talla anatomizada, obra de Jesús Méndez Lastrucci en 1992. Todas las figuras secundarias fueron realizadas por el escultor José Antonio Blanco Ramos en 2005.  Desde 1994, y hasta ese año del estreno de las figuras secundarias, el Señor procesionó solo en el paso.  

Presidió el viacrucis del Consejo el año pasado


El 19 de febrero de 2018, con motivo del viacrucis del Consejo de Hermandades y Cofradías, llegaba por primera vez uno de los titulares de la hermandad a la catedral. Debido a la imposibilidad de hacer todo el recorrido desde su sede, salió desde la iglesia de Santa Marina, templo donde reside la Hermandad de la Resurrección. 


Actualmente la imagen del Cautivo no realiza viacrucis de manera anual, pero sí tiene previsto hacer un viacrucis extraordinario la próxima Cuaresma (concretamente el quinto viernes de la misma). El motivo de dicha celebración es el XXV aniversario fundacional de la hermandad.

Cautivo ante Pilato de Torreblanca, viacrucis de Sevilla 2018 | Baltasar Núñez

 

Curiosidades


En el año 2013 era uno de los misterios elegidos para participar en el viacrucis extraordinario con motivo del Año de la Fe, pero la lluvia impidió que los pasos se pudieran trasladar hasta la catedral. Eso sí, la Hermandad de los Dolores de Torreblanca decidió sacar el paso a la puerta de la iglesia de Santa Marina y realizar allí un rezo. 


Es la hermandad decana de las vísperas. Desde 1995, cada Sábado de Pasión, procesiona con nazarenos por las calles de su barrio. 


En el frontal del paso de misterio lleva una reliquia del hábito de Santa Ángela de la Cruz, que anteriormente figuró en la entrecalle del palio. Fue concedida por el convento de la Compañía de la Cruz que se encuentra en el mismo barrio y que tanta vinculación tiene con esta corporación.


Viacrucis tradicional


En el primitivo viacrucis de Sevilla que instauró en 1521 Fadrique Enríquez de Ribera, primer marqués de Tarifa, debía rezarse el ejercicio según el considerado viacrucis tradicional. Así se refleja en los diferentes azulejos que se sitúan entre la Casa Pilatos y el humilladero de la Cruz del Campo, recorrido que siguió el viacrucis entre 1630 y 1873. De esta forma, la quinta estación del primitivo viacrucis era la siguiente: Jesús es ayudado por el Cirineo.

Bibliografía

  1. La Santa Sede [En línea]http://www.vatican.va/news_services/liturgy/2008/via_crucis/sp/station_01.html
  2. Villalba Rodríguez, D. (septiembre de 2016). De entrecalles y peanas. Boletín de las cofradías (Nº 691), p. 618. 
  3. Hermandad de los Dolores de Torreblanca [En línea] https://hermandaddelosdolores.org/
About Agustín López (207 Articles)
Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog El Preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: