Últimas noticias

José Antonio Oliert: “Vamos a intentar por todos los medios posibles que el Martes Santo 2019 salga bien”

José Antonio Oliert, hermano mayor de la Hermandad de los Javieres. / Manuel Jesús Pérez.

Tranquilidad, paz y sosiego para preparar durante la Cuaresma la estación de penitencia. José Antonio Oliert, hermano mayor de la Hermandad de los Javieres, quiere transmitir ese mensaje tras meses de tensión y de complicadas negociaciones con el Consejo, que finalmente ha impuesto su plan para el Martes Santo 2019. En este sentido, Oliert recalca que las hermandades de la jornada han defendido el proyecto aplicado en 2018 por convencimiento de que, a día de hoy, no hay una propuesta en el considerado sentido tradicional que mejore al llamado Martes Santo al revés. De igual forma, lamenta que el acuerdo al que llegaron los hermanos mayores no se haya visto como una gran aportación para la Semana Santa de Sevilla.

En lo referente a la corporación de Ómnium Sanctórum, José Antonio Oliert desvela detalles del que será el gran proyecto de los Javieres en los próximos años: las nuevas bambalinas bordadas del palio de la Virgen de Gracia y Amparo.

El Martes Santo regresa al considerado sentido tradicional en el discurrir de sus cortejos. ¿Qué sensación le queda a José Antonio Oliert tras meses de complicadas negociaciones con el Consejo?

En primer lugar, la sensación que tengo es de satisfacción por lo conseguido y por cómo transcurrió la estación de penitencia en el Martes Santo 2018. Ahí están las crónicas y los resultados, las hermandades pensamos que se habían conseguido todos los objetivos propuestos: se hizo una estación de penitencia mucho más ágil, desaparecieron los cruces complicados… En fin, lo que ya se habló durante el año pasado. Por esa parte, satisfacción. Si se refiere a lo acontecido tras el verano con la llegada de la nueva junta superior del Consejo, me queda la sensación de haber intentado que nuestros hermanos volviesen a hacer una estación de penitencia con las debidas garantías de seguridad al haberse solventado los problemas históricos de la jornada. Todas las hermandades estábamos de acuerdo, pero no ha podido ser. Tenemos la conciencia tranquila porque hemos intentando hacer el esfuerzo por todos nuestros hermanos. Esa es la sensación que yo tengo a día de hoy.

La negociación entre el Consejo y las hermandades del Martes Santo creo que ha dañado la imagen de la Semana Santa de Sevilla. ¿Se arrepienten de algo?

La Semana Santa de Sevilla está por encima de los hermanos mayores del Martes Santo y de la junta superior del Consejo. La fiesta es mucho más importante y más grande que todos nosotros. No sé si puede haberse dañado la imagen de la Semana Santa, yo creo que no. Vivimos en unos tiempos donde todo está muy mediatizado, se sabe y se publica. Por parte de los hermanos mayores sí le puedo decir que, en la medida de lo posible, hemos sido muy prudentes a la hora de contestar o no a según qué tipo de cuestiones. Quizá, como le he leído en una entrevista a Félix Ríos (hermano mayor del Gran Poder), ha habido una sobreexposición en los medios de comunicación. Pero no deja de ser un reflejo de la sociedad en la que vivimos ahora. Los temas de la Semana Santa de Sevilla son tan importantes que generan noticias durante todo el año.

Las posturas del Consejo y de las hermandades estaban muy claras, ¿tanto unos como otros os habéis enrocado demasiado en vuestras respectivas posiciones?

Francisco Vélez desde el principio no tuvo ningún inconveniente en mostrar su pensamiento sobre el Martes Santo: que todas las jornadas deben ser en el sentido Campana-Catedral, mientras que nosotros (los hermanos mayores del Martes Santo) pedíamos que se nos hiciese una propuesta que igualase o mejorase la del 2018. Más allá también de lo técnico, hay un aspecto en el que, quizá, no se haya hecho el hincapié suficiente por parte de las personas que generan opinión: uno de nuestros objetivos era que ninguna de las hermandades del Martes Santo se sintiese especialmente perjudicada. Si hubiese existido una propuesta que igualase o mejorase la del 2018, estábamos encantandos de aceptarla. Eso no ha sido así y, por lo tanto, hemos insistido en el plan del año pasado, pero no por un empecinamiento, sino porque a día de hoy consideramos que no hay una propuesta en el sentido ‘natural’ que la mejore. Simplemente por eso.

El argumento esgrimido por parte del Consejo ha sido el mismo que llevamos escuchando durante meses, ¿no?

Sí, que la Semana Santa es una unidad, que tiene que ser uniforme y, por lo tanto, la carrera oficial debe empezar en la Campana y terminar en la catedral para todas las jornadas. Respeto la opinión, al igual que las que hacen referencia al gusto. Pero no te metas en tecnicismos porque al final no hay nada que realmente rebata nuestra propuesta.

“Hemos insistido en el Martes Santo al revés no por un empecinamiento, sino porque a día de hoy consideramos que no hay una propuesta en el sentido ‘natural’ que la mejore”

José Antonio Oliert, hermano mayor de la Hermandad de los Javieres. / Manuel Jesús Pérez Martín.

Los grandes medios de comunicación de la ciudad también han jugado un papel en el tema Martes Santo. ¿Cree que se han usado deliberadamente para apoyar el plan del Consejo y, en algunos casos, desprestigiar a las hermandades?

Me gustaría pensar que no. Utilizar a los medios de comunicación para generar esa corriente de opinión no creo que sea una actuación coherente por parte de nadie. En cuanto a la segunda cuestión, espero que no porque somos gente de Iglesia y, por lo tanto, no creo que nadie quiera desprestigiar a ninguna hermandad. En absoluto. Es cierto que muchas opiniones, que yo respeto, no sé si nos han desprestigiado, pero sí nos han causado pesar y tristeza. Me considero un cofrade de Sevilla, es más, el día que los hermanos mayores llegamos al acuerdo de 2018, yo francamente pensé que habíamos hecho algo grande por la Semana Santa de Sevilla, que habíamos demostrado que ocho hermandades se podían poner de acuerdo. Bueno, hasta aquí hemos llegado.

El plan que al final se va a llevar a cabo lo consideráis “inviable”, ¿cómo se ejecuta un proyecto que en la práctica es imposible?

Considero que el plan del Consejo es inviable. No me cabe la menor duda de que todas las hermandades del Martes Santo van a intentar por todos los medios posibles que el día salga bien. Principalmente, por nuestros propios hermanos. Las decisiones que se tomen o se vayan a tomar van a ser siempre pensando en nuestros hermanos para que pueden hacer la mejor estación de penitencia posible que permita esta propuesta. Si para ello hay que hacer esfuerzos ímprobos, no me cabe la menor duda de que se van a realizar. En cuanto a la Hermandad de los Javieres, ahí tenéis las modificaciones efectuadas en el recorrido de regreso con el fin de volver a Ómnium Sanctorum lo antes posible, en el horario que más o menos nos ha puesto el Consejo.

Grosso modo, ¿por qué es inviable el plan ejecutado por Daniel Perera, delegado de la jornada?

Se estudió, se puso en conocimiento de los diputados mayores de gobierno y hay una serie de: cruces, espacios, tiempos y cuestiones relativas a lo físico que creemos que no se pueden salvar. Durante los últimos días, el Consejo ha reiterado por activa y por pasiva que el plan ejecutado por Daniel Perera sí se puede llevar a cabo. Si ellos tienen esa opinión, nosotros la respetamos y, le vuelvo a repetir, vamos a intentar cumplir estrictamente ese plan y deseamos que funcione. Somos los principales interesados.

Los Javieres va a llevar a cabo un cambio de recorrido en el regreso que llama la atención: no discurrirá ni por Santa Ángela de la Cruz ni por San Juan de la Palma, ¿por qué?

En la propuesta original de Daniel Perera teníamos un recorrido de vuelta muy similar al de 2017. Aunque ponía que la entrada sería a las 02:15 horas, haciendo ese recorrido era absolutamente imposible que llegásemos a esa hora. Primero, porque teníamos dudas de que, cuando nosotros tuviésemos que discurrir por la Cuesta del Rosario y la Alfalfa, aún estuviese por la zona el palio de la Virgen de la Encarnación; además, independientemente de eso, la vuelta por ese camino es más larga, lenta y el hecho de pasar por los conventos (Santa Ángela de la Cruz y Espíritu Santo) ralentizaría aún más a la cofradía. Por todo ello, calculábamos que estaríamos en Ómnium Sanctorum en torno a las 03:15 horas o 03:30 horas. La Hermandad de los Javieres, que ya de por sí toma un horario absolutamente distinto al que ha tenido tradicionalmente durante toda su existencia, no podía asumirlo. Por lo tanto, se decidió que el recorrido más lógico para intentar paliar una entrada tardía en la medida de lo posible era éste: el antiguo, el que tuvimos hasta 1991 a excepción de las estrecheces de San Andrés y San Martín; es decir, simplemente bajando por Javier Lasso de la Vega, subiendo por Amor de Dios hasta Feria y para dentro. Este año es especial porque estamos hablando de unas horas complicadas. Y todo esto entendiendo que el día haya ido con normalidad, pero si hubiese el más mínimo retraso la entrada sería bastante más tardía.

¿Era imposible llegar a un acuerdo entre los hermanos mayores para discurrir en el sentido considerado tradicional?

Tenemos que ser conscientes de que esa solución se ha venido buscando desde hace más de quince años. Esa solución nunca ha sido posible en el sentido tradicional. ¿Por qué? Por los motivos por los que no son posibles en otras jornadas: porque todas las hermandades, por unas razones o por otras, no aceptan un cambio en algún sentido u otro. Nosotros buscamos la solución de la inversión de la carrera oficial porque, a la postre, satisfacía a todas las hermandades. De hecho, la solución para discurrir en el sentido tradicional se ha vuelto a postergar, ¿por qué? Porque las hermandades de todas las jornadas, pese a lo que puedan decir o no, tienen sus líneas rojas en una negociación: yo no quiero ir por allí, esta hora no me gusta, ponte tú para quitarme yo… En este caso, la propuesta de Daniel Perera deja a hermandades muy heridas, hay corporaciones que se sienten muy perjudicadas.

Hace un año me comentó que era optimista cuando le pregunté si Sevilla estaba preparada para la reforma que necesita su Semana Santa, ¿la experiencia le ha demostrado que no?

La experiencia me ha demostrado que es muy complicado implantar cambios en la Semana Santa de Sevilla. Es obvio que los espacios son los que son, que los números de nazarenos van a aumentar por encima de los tiempos de paso, que el espacio físico de la carrera oficial es el que es… No sé si en un futuro puede haber esa reforma general. Hay una gran parte de Sevilla que estaría muy dispuesta a los cambios y hay otra que es absolutamente contraria a cualquier tipo de reforma.

“El día que los hermanos mayores llegamos al acuerdo de 2018, pensé que habíamos hecho algo grande por la Semana Santa de Sevilla, que habíamos demostrado que ocho hermandades se podían poner de acuerdo”

José Antonio Oliert, hermano mayor de la Hermandad de los Javieres. / Manuel Jesús Pérez Martín.

En cuanto a número de nazarenos, ¿el Martes Santo 2018 trajo consigo un crecimiento en la cofradía de los Javieres?

Dentro de lo que es nuestra hermandad, sí tuvimos más nazarenos y monaguillos. No sabemos qué ocurrirá este año porque tenemos la variable del horario más tardío y el posible temor que puedan tener algunos hermanos a que el plan no salga bien. Actualmente, el cortejo completo de los Javieres está formado por 650 personas, de las cuales 370 son nazarenos y 70 monaguillos. No sabemos cómo va a repercutir el horario nuevo de la cofradía.

¿Va a acometer la corporación algún proyecto importante en el aspecto patrimonial?

A medio plazo la hermandad se está planteando la hechura de unas nuevas bambalinas bordadas. Las actuales son de recortes y la idea de la corporación es terminar el palio haciendo uso de lo que tenemos de valor: el techo. La comisión designada para el proyecto ya ha recibido varios diseños para las bambalinas nuevas de la Virgen de Gracia y Amparo. Se trata de una aspiración importante que anhela la hermandad desde hace muchos años. Por otro lado, en Semana Santa estrenaremos dos nuevos ciriales, ejecutados por el orfebre Enrique Castillo, para la cruz parroquial. Además, en la casa hermandad vamos a efectuar una reforma en el local donde se encuentra la zona de la priostía.

No hemos hablado de la juventud de los Javieres.

Es de las pocas cosas que son más difíciles en una hermandad como los Javieres porque estamos ubicados en el centro y, además, tenemos a corporaciones muy fuertes a nuestro alrededor. Sin embargo, es cierto que gozamos de un grupo joven bastante activo. En ese aspecto, no me pudo quejar. Además, tengo dos diputados de cultos, Ricardo y Javier, que conectan muy bien con los más jóvenes.  

Percibo que es una hermandad acogedora.

Es cierto, siempre lo ha sido, somos una hermandad con las puertas abiertas. No evitamos ninguna cuestión, no hay secretismos de ningún tipo y todos los hermanos pueden transitar con comodidad por su casa. Estamos en un barrio muy alternativo y eso también da carácter a la hermandad, independientemente de la idiosincrasia de la cofradía. En el barrio hemos aprendido a convivir con todas las ideas.

Al final, el Martes Santo 2018 ha quedado en la historia de la Semana Santa de Sevilla, ¿con qué se queda de lo vivido?

Del Martes Santo 2018 me quedo con la magnífica, hermosa y verdadera estación de penitencia de todos mis hermanos de los Javieres; con las estampas que vivimos y que parece que no se van a repetir; con algo fundamental, con la amistad sincera que se ha forjada entre nueve personas (los hermanos mayores y Juan José Morillas, anterior delegado de la jornada); y con el ejemplo de unión inquebrantable que han demostrado las ocho hermandades del Martes Santo.

About Fran Delgado (196 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

2 Comments on José Antonio Oliert: “Vamos a intentar por todos los medios posibles que el Martes Santo 2019 salga bien”

  1. Doy fe de que es una Hermandad que acoge al que acude a ella…

  2. Manuela Fernández Gallego // 20 marzo, 2019 en 7:02 pm // Responder

    La entrevista de nuestro hermano mayor de los JAVIERES magnífica,llevo 32 años de hermana y estoy muy orgullosa de mi Hermandad por la gran fraternidad y cercanía de los hermanos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: