Últimas noticias

Juan Luis López: “El estilo de la Pasión de Linares es un poco diferente al que se está acostumbrado en Sevilla”

Juan Luis López, director de la Pasión de Linares. / NS.

En palabras de su director, Juan Luis López, el objetivo de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares es disfrutar con la música cada día. En la Semana Santa 2019, Sevilla tendrá la fortuna de ser partícipe de ello: la que muchos consideran mejor agrupación musical de Andalucía se estrenará en la fiesta hispalense tras el paso del Señor Cautivo de la Hermandad de Santa Genoveva. López refleja la ilusión de una banda que llega a Sevilla segura de la música que hace y avalada por sus más de 22 años de trayectoria.

Junto a la Pasión de Linares, cuatro formaciones más de otros puntos de la geografía andaluza van a ayudar a engrandecer la Semana Santa de Sevilla acompañando musicalmente a un paso de Cristo: las ciudades de Linares, Jerez de la Frontera, Cádiz, Huelva y Málaga van a estar representadas en la fiesta hispalense a través de sus bandas. Una circunstancia que va a alcanzar su máxima expresión en 2019 y que Juan Luis López considera un proceso normal.

Para comenzar, ¿qué supone para la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares tocar en la Semana Santa de Sevilla?

Para la Pasión de Linares es una ilusión tremenda y una gran responsabilidad. Para cualquier músico es una ilusión muy grande participar en una Semana Santa como la de Sevilla. Eso nos da un plus de motivación. Vamos con la seguridad de que la música que hacemos es buena, pero también con la responsabilidad de que hay que estar a la altura después de la apuesta que ha hecho la Hermandad de Santa Genoveva con nosotros.

¿Es el premio tras un largo camino?

Premio no, la banda no se hizo con el objetivo de tocar en la Semana Santa de Sevilla ni en ninguna otra. Nuestro objetivo es disfrutar con la música cada día; es decir, no solo en Semana Santa, sino en cada ensayo. Disfrutar con lo que hacemos y, por lo tanto, hacer disfrutar a quienes nos escuchan. Es una satisfacción ver que el trabajo que hacemos cada día va dando resultados positivos. Lógicamente, participar en la Semana Santa de Sevilla es un caramelo apetitoso y lo consideramos como un premio. Valoramos mucho la oportunidad que nos han dado, pero la Pasión de Linares lleva 22 años sin tocar en la Semana Santa de Sevilla y ha evolucionado. No es el objetivo principal, pero sí una oportunidad que acogemos con mucha ilusión.

Habéis celebrado dos conciertos en la capital, ¿contentos con el recibimiento?

Sí, el recibimiento de la Hermandad de Santa Genoveva desde el minuto uno ha sido extraordinario, estamos súper contentos. Sin haber participado aún en ninguna estación de penitencia, nos sentimos como en nuestra casa. Estamos muy agradecidos por el trato y por la relación que se está formando. En cuanto a Sevilla, en el concierto de la hermandad que celebramos en el salón de actos de la Escuela de Ingeniería, había unas 700 personas. El público estuvo entregado con la banda. De momento, encantados. Es cierto que también hay una corriente más crítica, nunca llueve a gusto de todos.

Dentro del estilo de agrupación musical, ¿cómo podríamos definir a la Pasión de Linares?

Nuestro estilo es un poco diferente al que se está acostumbrado en Sevilla en cuanto a las agrupaciones musicales. Nuestra música es seria, clásica y elegante en el sentido de que se intenta cuidar muchísimo el repertorio. Preferimos montar pocas marchas cada año pero que tengan una calidad compositiva adecuada y que, por lo tanto, se mantengan en el repertorio durante bastante tiempo. El estilo de la Pasión de Linares está muy definido por el papel protagonista que desde siempre han tenido las cornetas a pesar de ser agrupación musical. Teníamos claro que debíamos hacer algo diferente y nuestro sello es bastante reconocible. A pesar de que tocamos marchas, intentamos que nuestra música refleje la escena que se representa en el paso; es decir, es una música descriptiva. Al principio, hace unos veinte años, parecía un poco raro, pero ahora podemos ver que este estilo se ha generalizado. Ahí están las últimas marchas de Cigarreras: ‘Prendido’ o, entre otras, ‘Lux Aeterna’. Es el tipo de música que ahora mismo se está componiendo y que nosotros, de la mano de Nicolás Barbero, que fue un poco el visionario, empezamos a realizar hace veinte años.

¿Qué marcha define mejor a la banda y por qué?

La banda se define más por compositores que por marchas. Por ejemplo, las composiciones de Nicolás Barbero (‘Sangre en tus clavos’, ‘Triunfo de tu Santa Cruz’ o, entre otras, ‘Lloras en tu Soledad’), de Cristóbal López Gándara (‘Volver a la vida’ o, entre otras, ‘Al Señor del Prendimiento’) o la última que hemos estrenado de Francisco Javier Torres Simón: ‘Al que yo bese’. En su época, han sido marchas muy identificativas de la Pasión de Linares y han ido marcando el camino por el que íbamos evolucionando.  

«Que participen formaciones de otros puntos de Andalucía en la Semana Santa de Sevilla es natural. Igual que las bandas de Sevilla salen fuera, por qué no pueden tocar formaciones de otros lugares en la Semana Santa de Sevilla»

La Pasión de Linares.

La Hermandad de Santa Genoveva ha estado acompañada durante muchos años por cornetas y tambores, vuelve a agrupación. ¿Supone una responsabilidad añadida?

Sí, porque hay mucha gente, especialmente joven, que nunca ha visto al Cautivo con agrupación musical. Entonces, es una responsabilidad añadida intentar que las personas que han conocido siempre al Señor con cornetas y tambores se familiaricen con un nuevo encaje de cuadrilla y música. Que, como decía Stravinsky, vean lo que escuchan y que escuchen lo que vean. Eso es lo importante, que el paso le transmita algo a los fieles, y a ello ayuda la música.

La música de la formación va a encajar con el Cautivo, ¿no?

Sí, va a encajar. Hay muchísima ilusión tanto por parte de la hermandad como por parte de la banda. La corporación tiene claro qué música se va a interpretar y no nos ha puesto ningún inconveniente con respecto al repertorio. Estamos convencidos de que va a encajar todo bien.

Está de ‘moda’ la llegada de bandas de otros puntos de Andalucía a la Semana Santa de Sevilla. ¿A qué cree que responde?

Responde a una libertad de elección que tienen las hermandades. En cualquier otro aspecto de la Semana Santa, han podido trabajar personas de fuera de Sevilla, pero en la música de paso de Cristo no. En ese sentido, el acompañamiento musical estaba muy cerrado a las bandas de la capital. Que participen formaciones de otros puntos de Andalucía en la Semana Santa de Sevilla es natural. Igual que las bandas de Sevilla salen fuera, por qué no pueden tocar formaciones de otros lugares en la Semana Santa de Sevilla si aportan algo y las hermandades lo creen conveniente. Es lo más normal del mundo.

Se generó cierto debate en la ciudad por este motivo: ¿entiende a quienes muestran reticencias a esta circunstancia?

Entiendo que, lógicamente, tocar en una hermandad de Sevilla es plato de buen gusto para todos. Si viene una banda de fuera, ese lugar no lo ocupa una formación de la capital. Pero es que ocurre lo mismo entre las bandas de Sevilla; es decir, que si no es la mía la que coge ese paso y es otra, tampoco me sienta bien. Entiendo que todo el mundo quiera acompañar a una hermandad de Sevilla, pero no lo comprendo porque debe primar la libertad de elección de la corporación. ¿Dónde se recoge que una hermandad no puede contratar a un bordador, a una banda de música, a un tallista, a un pintor… de fuera de la capital de Sevilla?

En este sentido, sois conscientes de que Sevilla os va a mirar con lupa.

Está claro. Realmente, Sevilla mira con lupa a todas las bandas. Quizá, por ser este año nuestro estreno, se observe con más detenimiento a la Pasión de Linares. Por eso le digo que tenemos una responsabilidad grandísima; nuestra música debe sonar bien. Eso sí, estamos tranquilos y seguros porque tenemos que hacer lo que llevamos haciendo durante más de 22 años. Si una hermandad se ha fijado en nosotros no es por lo que hayamos hecho en los últimos meses, sino por lo que realizamos desde octubre de 1996 hasta julio de 2018. Ese mismo camino es el que seguimos y con esa confianza vamos a Sevilla.  

«Intentamos que la música sirva para que el pasaje que se representa llegue con mayor emotividad al espectador. Entonces, no tiene sentido que, desde nuestro punto de vista, veamos a la banda como la protagonista»

¿Llegáis a Sevilla para echar raíces, como el Rosario de Cádiz, que ya toca en dos jornadas?

Esa es nuestra intención, echar raíces en Santa Genoveva. Ahora mismo, parece que se están dando las circunstancias adecuadas para que eso ocurra. Nos sentimos muy valorados por la hermandad y nosotros también apreciamos a la corporación. Es mutuo. Si todo marcha con normalidad, la idea que tenemos las dos partes es que la vinculación sea duradera.

Las bandas como la Pasión de Linares aglutináis muchos seguidores alrededor de vosotros. ¿Se está desvirtuando un poco el sentido, el objetivo de una banda de música?

Nosotros intentamos que la música sirva para que el pasaje que se representa llegue con mayor emotividad al espectador. Es nuestra forma de entender la música. Entonces, no tiene sentido que, desde nuestro punto de vista, veamos a la banda como la protagonista. Pero, lógicamente, es difícil controlar a los seguidores, especialmente desde la propia banda. Son modas que pasarán. Por ejemplo, hace siete u ocho años este boom era incluso mayor, ahora se está calmando. Todo esto es cíclico. Eso sí, nosotros tenemos claro que el papel de la banda es de mero acompañamiento.

¿Cómo se percibe en Linares el salto de la formación a Sevilla?

Hay dos vertientes. Al tocar a Santa Genoveva, tenemos que dejar de acompañar a la Oración en el Huerto de Linares tras dieciséis años de vinculación con la hermandad. En un principio, fue un shock en la localidad, pero, actualmente, en Linares nos sentimos valorados en el sentido de que la gente es consciente de la gran oportunidad que tenemos de participar en una Semana Santa como la de Sevilla. En nuestra localidad, la gente tiene la impresión de que vamos a tener el placer de vivir la Semana Santa de Sevilla. Hay que tener en cuenta que Linares es muy cofrade y una ciudad que musicalmente es muy rica. De hecho, hasta hace unos años, prácticamente cada hermandad tenía su banda de música propia.

¿Hay algún momento del recorrido de Santa Genoveva que esperéis con mayor ilusión?

La salida -sonríe-. Tenemos ganas de que llegue el Lunes Santo, se abran las puertas de la parroquia de Santa Genoveva y salga el Señor Cautivo. Seguro que será emotivo cuando empiece a sonar el himno nacional y nos pongamos detrás de su paso. Ese puede ser el momento más especial para la Pasión de Linares.

Para finalizar, ¿qué esperáis del próximo Lunes Santo?

Esperamos hacer lo que realizamos cada noche: disfrutar de nuestra música en un entorno y un marco incomparable, como es Sevilla y su Semana Santa. Esperamos cumplir con la función que se nos ha contratado, que la escena de Jesús Cautivo sea acompañada de una forma adecuada. Y que la gente se emocione cuando vea al paso y escuche a la Pasión de Linares. Con todo ello, la hermandad y nosotros quedaremos contentos.  

About Fran Delgado (196 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: