Últimas noticias

XIV estación: Jesús es bajado de la cruz y puesto en el sepulcro

Santa Marta. Lunes Santo 2017 | Álvaro Aguilar

Durante los últimos años, podría decirse incluso décadas, el rezo del viacrucis -el camino de la cruz-se ha convertido en una pieza fundamental en la preparación de Sevilla, las hermandades y los cofrades para la Semana Santa. En su sentido más estricto y tomando como base la devoción a una imagen, durante las catorce estaciones los fieles recorren junto a Jesús el camino hasta su muerte en el Monte Calvario. Así es en el viacrucis del Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta que tiene lugar cada último sábado de enero, en el rezo interno que se celebra cada viernes de Cuaresma en la basílica del Gran Poder o en el ejercicio que presidecada Lunes Santo el Señor de la Salud de los Gitanos.

A pesar de que el origen del modelo de viacrucis que hoy se conoce se sitúa entre los siglos XVI y XVII, el rezo actual, basado en los textos evangélicos, lo establece San Juan Pablo II el Viernes Santo de 1991, quien incorpora nuevos pasajes y sustituye algunas estaciones que estaban tomadas de los textos apócrifos.

Así es el viacrucis según la Semana Santa de Sevilla

XIV estación: Jesús es bajado de la cruz y puesto en el sepulcro. Del Evangelio según san Marcos 15, 46: “José de Arimatea compró una sábana y, bajando a Jesús, lo envolvió en la sábana y lo puso en un sepulcro, excavado en una roca”. Por tanto, esta escena describe el momento en el que Jesús es depositado en un sepulcro del huerto.

En Sevilla son tres las hermandades que pueden representar esta estación, aunque en momentos diferentes: Quinta Angustia, Juan 19, 40 «Así pues, José y Nicodemo tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con vendas empapadas en aquel perfume, según la costumbre que siguen los judíos para enterrar a los muertos». La Hermandad de Santa Marta, Mateo 27, 59-61 «Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. Y estaban allí María Magdalena, y la otra María, sentadas delante del sepulcro». La Hermandad del Santo Entierro, Lucas 23, 55-56 «Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento».

Misterio de la Quinta Angustia

Esta hermandad tiene su origen en dos antiguas cofradías de penitencia, en la del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y Quinta Angustia de María Santísima (1540, convento casa-grande del Carmen) y en la del Dulce Nombre de Jesús (1574, iglesia deSan Vicente). La fusión se llevaría a cabo en 1851, siendo su sede desde entonces la real parroquia de la Magdalena.

El misterio representa el momento del Descendimiento de Jesús. José de Arimatea y Nicodemo, subidos en unas escaleras, descienden el cuerpo inerte. Al pie de la misma podemos ver a las tres Marías, San Juan y la Virgen María. La postura de todas las extremidades de la imagen del cristo es la misma que tiene el Cristo del Descendimiento de Pedro Campaña, pintura sobre tabla de 1548 que actualmente se encuentra en la sacristía mayor de la catedral de Sevilla, y que bien pudo apreciar Pedro Roldán cuando se encontraba en la antigua parroquia de Santa Cruz.

Las andas sobre las que van las figuras son un boceto de Pedro Domínguez López, cuya muerte hizo que llevaran a la práctica Emilio Bartolomé y José García Roldán. La fundición – en bronce – de algunas de las piezas se contrata con Masriera y Campins de la ciudad de Barcelona. La idea original era complementar esas piezas de bronce con otras en carey y ébano, pero el elevado coste hizo que desistiera de la idea. La línea del paso responde a la gramática plateresca que se muestra en la fachada del ayuntamiento que da para la plaza de San Francisco.

Las imágenes del Señor, María de Cleofás, María de Salomé, san Juan, Nicodemo y José de Arimatea son obra de Pedro Roldán. María Magdalena puede ser obra de Pedro Roldán o de Pedro Nieto Montañés y la Santísima Virgen de la Quinta Angustia es obra de Vicente Rodríguez-Caso (1934).

Presidió el viacrucis del Consejo en 1996

Aunque no podemos decir que se trate de un crucificado como tal, sí fue la primera imagen de un cristo, que estando en la cruz, fue en andas en posición vertical. Hecho que sólo se ha repetido este año con el Señor de Conversión del Buen Ladrón de la Hermandad de Montserrat, éste sí siendo una imagen de un crucificado. Actualmente no realiza viacrucis externo.

Curiosidades de la Hermandad de la Quinta Angustia

El llamador es una obra de Joaquín Bilbao Martínez (1903), siendo el más antiguo de los que procesionan en Sevilla. Representa a un dragón alado.

En 1582 la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús contrata con Jerónimo Hernández de la Estrada la realización de una imagen de Cristo Resucitado. Dicho encargo se realiza para el simulacro que efectuaba en la fiesta de la Resurrección, algo típico en otras épocas y que también hacían hermandades como la Soledad, la O, la Carretería, la Sagrada Mortaja o el Santo Entierro.

La composición «Quinta Angustia» (1895) de José Font y Marimont es la marcha procesional más antigua que se conserva de toda la Semana Santa.

Misterio de Santa Marta

Representa el momento en que Jesús es trasladado al sepulcro por los Santos Varones: José de Arimatea y Nicodemo. La escena está contemplada por las tres Marías, santa Marta, san Juan y la Virgen María. Todas las imágenes del misterio son obra de Luis Ortega Bru (1950 – 1958), salvo Nuestra Señora de las Penas (1958) y Santa Marta (1950) que son obra de Sebastián Santos Rojas.

Hay que decir que aunque en el misterio podemos observar la figura de Santa Marta de Betania, titular de la corporación, en los Evangelios no aparece en este momento de la Pasión. Según éstos, Marta era la hermana de Lázaro y María. Es nombrada tanto en el Evangelio de San Lucas como en el de San Juan. Su carácter hospitalario y abnegado con Jesús, buscando incesantemente su comodidad, hace que hoy en día sea la patrona de los hosteleros, que fueron los fundadores de esta hermandad.

Los otros personajes secundarios que aparecen en el misterio son habituales en mucho de los pasos que procesionan durante la Semana Santa y que también podemos ver en el misterio de la Quinta Angustia que hemos analizado antes:

José de Arimatea. Hombre rico e influyente. Era miembro del sanedrín que debía juzgar a Jesús, pero no participó en la decisión final por la falsa del proceso, su amor al maestro y el odio que le tenían a éste los miembros del Consejo de Sacerdotes. Se encerró en su casa para no tener que señalarse en contra del voto de culpabilidad de su compañeros y así ser repudiado por los suyos. Esta postura es comprendida por algunos teólogos, pero criticada por otros ya que su actitud, aunque pasiva, le hace cómplice del resultado final.

Dichos hechos contrastan con su valentía siguiendo a Jesús hasta el pie de la cruz y pidiendo el cadáver a Pilato, actos que hubiesen correspondiendo más a los apóstoles, pero estos se ocultaron en esos momentos de la Pasión (salvo san Juan). Esto convierte a José de Arimatea en una figura que representa el contraste entre dos grupos de personas: los miembros del sanedrín y los apóstoles. Como último gesto de admiración y seguimiento al maestro, cedió la tumba, que desde hacia tiempo tenía reservada para él, para que pudiera tener una sepultura digna.

Nicodemo. Al principio fue un discípulo oculto de Jesús, porque temía a las represalias de los judíos. Miembro respetado del Consejo, era uno de los príncipes de Israel. Poseía una gran riqueza, en algunos textos se afirma que «podía dar de comer a todo el pueblo de Israel durante diez días». Hombre de una enorme erudición. Cuando actuaba como miembro del sanedrín, solía ser cauteloso a la hora de tratar temas religiosos. Se le consideraba «una de las lumbreras de la ciencia rabínica».

Empieza a conocer a Jesús a través de la predicación de Juan «el Bautista». Poco a poco comienza a replantearse todos sus conocimientos de ciencia y de ley rabínica, ante la posible «magia» de un hombre que hacía milagros. Es ante estos hechos cuando empieza a cuestionarse seriamente la que hasta ese momento había sido «su verdad». Todo ello termina produciendo en él una profunda conversión y convencimiento de estar ante el hijo de Dios, incluso pierde el miedo y se hace discípulo abierto de Jesús, llegando a ser bautizado por uno de los apóstoles. Hecho, que como era presumible, le llevó a enfrentamiento con gran parte de sus antiguos jefes y correligionarios, siendo desposeído de honores, competencias, atribuciones y dignidades. Se le expulsó de la sinagoga, le desterraron a Jerusalén, le azotaron y requisaron todos sus bienes. Fue enterrado junto a san Esteban, primer mártir de la cristiandad.

María Magdalena. Figura que ha creado arduos debates desde hace siglos. Empezando por su propia identificación, ya que algunos estudiosos entienden que María Magdalena, María de Betania (hermana de Santa Marta) y María la pecadora hacen alusión a la misma persona. Ya en el siglo XIII el Misal de Letrán consideró como fundada esta teoría. Lo cierto es que no hay una unidad ni una idea clara que logre diferenciar con claridad a estos personajes evangélicos. A modo de curiosidad, en el himno de Laude, parte del oficio divino que precede al de Maitines, se considera a María de Betania como la elegida para ser la primera en ver al Señor resucitado, mientras que en el canto de Vísperas, se equipara a la pecadora con María de Betania.

En unión de otras piadosas mujeres había envuelto el cuerpo en un sudario y cubrieron el rostro con vendas. La devoción que le profesaba al maestro era porque él había sido quien le había librado de sus culpas y pecados. En resumen, podemos decir que representa la figura, que después de la conversión, perseveró más en la fidelidad a Jesús, ya que permaneció delante de él durante la crucifixión, estuvo junto a los que le sepultaron, fue la última en abandonar el sepulcro y la primera en volver al mismo. Quizás por todo ello fue la primera a la Jesús resucitado se le apareció, comunicando ella este hecho el hecho a los apóstoles.

San Juan. Fue uno de los doce apóstoles y uno de los cuatro evangelistas. Era hijo de Zebedeo y María Salomé y hermano de otro apóstol, Santiago el Mayor. Se acercó a Jesús a través de las predicaciones de Juan «el Bautista». La convicción en el mensaje del mesías fue tal, que jamás le abandonó y se convirtió en el discípulo preferido. Tenía un carácter ardiente, tanto que el maestro se refirió a él como «el hijo de trueno». Junto a Pedro y Santiago, fue de los privilegiados que pudo presenciar los milagros que Jesús realizaba; así estuvo en Canaa, en la resurrección de la hija de Jairo o en la curación de la mujer que padecía de flujo. Igualmente, asistió a la Transfiguración del Señor.

Después de Pentecostés no se ausentó de Jerusalén, a pesar de la persecución que los apóstoles y seguidores de Jesús estaban sufriendo. Principalmente, porque se quedó cuidando de la Virgen como si de su madre se tratara. Más tarde sí se dirigió a Asia Menor y predicó junto a Pedro en Samaría. Fundó varias iglesias. Según algunos textos, la tumba donde fue enterrado fue objeto de veneración y el lugar elegido para levantar una basílica cuyo nombre fue Apostolicon. 

María Salomé. Era la esposa de Zebedeo, un pescador de Galilea. Madre de los apóstoles Santiago el Mayor y Juan. Respecto a sus ascendentes hay diferentes teorías, unos la sitúan como hija de san José, nacida de un matrimonio anterior y otros expertos la consideran hija de Cleofás, hermana de san José. La tercera teoría la sitúa como hermana de Juan «el Bautista», hija de Zacarías. Aparece en los evangelios de san Marcos y san Mateo.

María de Cleofás. Al igual que pasa con María Salomé, no tenemos muchos datos sobre ella. Sólo sabemos que era la madre de Santiago el Menor y prima de la Virgen María. Fue una de las primeras mujeres en hacer suya la palabra de Jesús, ya que asistía a sus predicaciones. Aparece en los evangelios de san Marcos y san Mateo.

Presidió el viacrucis del Consejo en 1984

El 12 de marzo de 1984 la imagen del Santísimo Cristo de la Caridad presidió el viacrucis que anualmente organiza el Consejo de Hermandades y Cofradías. Tuvo la particularidad que en esa ocasión trece de las catorce estaciones se rezaron en la calle, siendo la última de ellas la única que se rezó en la Santa Iglesia Catedral.

El misterio de Santa Marta no ha participado en ninguno de los Santo Entierro Grande que se han organizado en Sevilla. Actualmente realiza un viacrucis anual que se desarrolla por las naves de su templo. El 24 de febrero de 2015 la hermandad organizó un viacrucis extraordinario hasta la iglesia de San Martín.

Santa Marta. Lunes Santo 2017 | Álvaro Aguilar

Curiosidades de la Hermandad de Santa Marta

– Desde el comienzo de los años 70 del pasado siglo XX, debajo del brazo del Señor va situada una rosa roja. En esa época, la emisora Radio Sevilla, dirigida por Iñaki Gabilondo, mandaba una rosa a cada hermandad de Sevilla. Un de esos años la esposa del periodista vasco estaba enferma, el hermano mayor y prioste de la hermandad decidieron que la mejor manera de agradecer el gesto que tenía el director de la emisora, era poner esa rosa en el paso. Desde entonces, se mantiene esta tradición.

– El Lunes Santo de 1976 fue la única hermandad que hizo estación de penitencia, aunque solo con el titular cristífero y en una parihuela. Es una estampa icónica de la Semana Santa de esa década, ya que la imagen hizo tal salida bajo una pertinaz lluvia.

– El germen de esta hermandad fue una corporación de Gloria entorno a Santa Marta y que estaba radicada en la parroquia de San Bartolomé. Cuando pensaron en realizar el misterio del Traslado al Sepulcro y salir en Semana Santa, tuvieron que trasladarse a la parroquia de San Andrés, debido a que las calles de la feligresía de San Bartolomé hacía imposible el transitar con dicho paso. Incluso antes e realizar su primera salida en Lunes Santo (1953), la hermandad llevó cinco nazarenos vistiendo la túnica negra con cíngulo y portando estandarte y varas en la estación de penitencia de San Esteban, la corporación de la feligresía de San Bartolomé.


Hermandad del Santo Entierrro

La tradición sitúa el origen de esta hermandad en un hecho milagroso ocurrido en el barrio de los Humeros poco después de la conquista de Sevilla (siglo XIII). Con algo más de rigor histórico, debemos situar su fundación en el siglo XVI, saliendo en el Viernes Santo. Desde esa época, ha tenido varias sedes: capilla de Colón, hospital del Espíritu Santo (Hermandad de la Virgen de Villaviciosa), colegio de San Laureano y la actual de iglesia de San Gregorio (1881).

Fue a partir del siglo XIX, con la instalación de los duques de Montpensier en Sevilla, cuando se empiezan a realizar los Santo Entierro Grande. Hasta la fecha han sido estos los años con celebración especial: 1854, 1874, 1890, 1898, 1910, 1915, 1920, 1923, 1948, 1965, 1992 y 2004. Hay que decir que no todos estos años salieron un número importante de pasos o se representó la Pasión de manera completa.

Señor Yacente

Representa a Jesucristo en la urna. Se trata de una obra atribuida a Juan de Mesa. Esta atribución está basada en el parecido con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Los Estudiantes y con el del Cristo Yacente de Córdoba. También porque lleva una espina clavada en su ceja izquierda, algo que era muy característico en el imaginero cordobés. En el siglo XIX Valeriano Bécquer restauró la encarnadura. La urna es obra de Antonio Ibáñez y Joaquín Pineda en 1998. Está inspirada en el altar mayor de la catedral de Sevilla. Fue fruto de los trabajos del paso nuevo que se hizo a la finales del siglo XX.

En el último tercio del siglo XVI se realizaba una tradición muy curiosa. Cerca de se su sede había un collado, donde cada noche del Jueves Santo se ponía la imagen de un crucificado, los dos ladrones, la Virgen, san Juan y las Marías, todo ello rodeado de luces. El Viernes Santo, a las tres de la tarde, un predicador trataba el tema de la Cruz y el Descendimiento, mientras los sacerdotes situaban la imagen de Cristo en el regazo de la Virgen. Desde allí los trasladaban en parihuelas hasta su oratorio, donde disponían el cortejo para hacer estación de penitencia hasta la catedral. A la vuelta, el Cristo Yacente se quedaba en el convento de San Pablo, en cuyo jardín había un sepulcro. El Domingo de Resurrección amanecía sobre el sepulcro la imagen de Jesús Resucitado. Los hermanos, vistiendo de gala y con acompañamiento musical, llevaban dicha imagen hasta su templo. Esta ceremonia duró hasta 1604, fecha en la que el cardenal Niño de Guevara reorganizó la Semana Santa de Sevilla.

Debió presidir el viacrucis del Consejo de 1986

En dicho año era la imagen designada para presidir el viacrucis de las hermandades en la catedral. Por motivos meteorológicos no se pudo trasladar al templo metropolitano, siendo – junto al Señor de la Salud de la Hermandad de los Gitanos – las únicas imágenes que han suspendido su traslado.

Actualmente, la hermandad organiza un viacrucis externo anual, que se celebra cada segundo domingo de Cuaresma. En dicho acto visita las vecinas capilla de El Museo y la iglesia de San Antonio Abad.

Curiosidades de la Hermandad del Santo Entierrro

Es una de las hermandades que lleva un paso alegórico en su cortejo, seguramente el más popular de todos, la Canina. Una imagen que representa el triunfo de la Cruz sobre la muerte.

Junto a la Hermandad de la Macarena, es la única corporación que mantiene una centuria detrás de uno de sus pasos, aunque la estética e indumentaria dista mucho de la que llevan «los armaos».

En el actual cortejo podemos ver como unos niños portan atributos pasionistas. En otras épocas, dentro del cortejo fueron ángeles con báculos en lugar de picas y San Miguel con escudo espada. Diego Ortiz de Zuñiga resalta el carácter sumamente religioso del cortejo.

En 1729, con motivo de la visita de Felipe V, salieron por primera vez las sibilas y detrás de ellos una compañía de 46 niños soldados, con su paje de jineta, capitán, alférez con bandera negra, cuatro granaderos con escopetas, un chico con clarín sordina, dos en cajas enlutadas, pífanos con libreas negras franjeadas de plata y la compañía vestida con coleto largo, banda, corbatines negros, morriones guarnecidos y alhajados y botines blancos.

Viacrucis tradicional

En el primitivo viacrucis de Sevilla que instauró en 1521 Fadrique Enríquez de Ribera, primer marqués de Tarifa, debía rezarse el ejercicio según el considerado viacrucis tradicional. Así se refleja en los diferentes azulejos que se sitúan entre la Casa Pilato y el humilladero de la Cruz del Campo, recorrido que siguió el viacrucis entre 1630 y 1873. De esta forma, la decimocuarta estación del primitivo viacrucis era la siguiente: Jesús es sepultado.

BIBLIOGRAFÍA

– Passolas Jauregui, Jaime. Personajes de la Pasión. Rosalibros. 2003

– Gelan, Fernando (13 de marzo de 1984). Masiva participación en el via-crucis de las hermandades. ABC de Sevilla. pg. 45

– Carrasco,Fernando (18 de marzo de 2014). Pasión en Sevilla. La verdadera historia de la rosa de Santa Marta. https://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/la-verdadera-historia-de-la-rosa-de-santa-marta.html

– ABC de Sevilla (13 de abril de 1976). La lluvia, intensa y pertinaz, impidió la normalidad de las salidas de las cofradías del Lunes Santo. pg. 23

– Roda Peña, José. Retablos itinerantes. El paso de Cristo en la Semana Santa de Sevilla. Diputación de Sevilla. 2016

– Carrero Rodríguez, Juan. Manifiesto de la Hermandad del Santo Entierro. Ayuntamiento de Sevilla. 1992.

– La Santa Sede [En línea] http://www.vatican.va/news_services/liturgy/2008/via_crucis/sp/station_14.html

– Hermandad de la Quinta Angustia [En línea]. http://laquintaangustia.org

– Roda Peña, José (Marzo 2016). Bronce y madera para el paso de la Quinta Angustia. Boletín de las cofradías de Sevilla (Nº 685). pgs. 169-171

About Agustín López (232 Articles)
Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog El Preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: