Últimas noticias

El cuento de la túnica lisa

Quinario Los Gitanos 2017, ÁlvaroAguilar (2)

Un cuento chino. O más bien un cuento antiguo y manido que empieza a atormentar a la belleza. En un mundo donde lo más importante es llevar a la mejor banda, tener al vestidor de moda, buscar el recorrido idóneo para tu cofradía o encontrar la fórmula secreta del incienso, vuelve a llegar la más que laureada pregunta: ¿Túnica lisa o bordada? Hombre por favor. Cada vez las velas rizadas con más aditivos, los pasos más grandes y voluminosos. Cada año mejores flores, mayor proliferación de escudos bordados a mano en oro, mejores cíngulos, estrenos de distinta índole y de enorme cuantía…y nos hacemos la pregunta famosa. Lo curioso de todo esto es ver a imágenes rodeadas de todos estos factores y valores, con una túnica lisa. “Siempre ha sido así”, “nosotros somos humildes y no llevamos ropas bordadas”, “los hermanos no quieren que salga de otra manera”, “¿Una túnica bordada?. Eso no es posible”, “El día que lleve una túnica bordada me doy de baja”. Pues llegó la hora. El Cristo de la Salud de la Hermandad de Los Gitanos va a volver al momento del que nunca debió salir y prescindir la hermandad, vestir a Dios con la magnificencia de la divinidad humana que no es otra que vestir al Señor con los mejores tejidos y materiales de los que disponga el ser humano. Por eso vamos a dejar del cuento de la túnica lisa para siempre. ¡Cuántas hermandades darían lo que fuera por poder vestir a su titular de manera digna! Se trata de una decisión con fundamentos teológicos y culturales y no por supuesto, de modas y de imperativos legales de ayer para hoy que en Sevilla hacen de tradiciones, cosas ocurridas desde hace cinco años.

Un cuento sería adoctrinar dentro de nuestras corporaciones a no invertir en la imagen y estampa del titular. ¿Se imaginan a una dolorosa sin vestir con los mejores tejidos? ¿No es el sueño de toda hermandad un manto bordado? ¿Y desde cuándo el movimiento de una túnica lisa es más importante que la representación del Señor? Este año, por fin, el Cristo de la Salud cuando empiece a subir la Cuesta del Rosario, será más que nunca y aunque ya lo es, el Dios moreno vestido de eternidad y luz del cielo. Ojalá el Señor ciegue nuestros ojos y abra los corazones cuando cada paso nos acerque al Reino que nos tiene prometido. Sevilla, el Rey de reyes es el Hijo de Dios. Si Dios es lo más grande que tenemos…¿No será igual Cristo? ¡Enhorabuena a Los Gitanos!

About Álvaro Carmona (68 Articles)
Opinión. Podólogo, poeta y redactor de 'El Programa' de Ondaluz Sevilla. Hermano de San Benito, Dulce Nombre de Bellavista, Pastora de Santa Marina, Araceli, Cabeza y Asunción de Cantillana. Twitter: @alvcarlop

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: