Últimas noticias

Javier de Martos: “Acudir a la catedral el Sábado de Pasión es una posibilidad; tras la Semana Santa iniciaremos los contactos con el Consejo”

Javier de Martos, hermano mayor de la Hermandad de la Milagrosa. / Manuel Jesús Pérez.

La Hermandad de la Milagrosa es quizá el gran paradigma del crecimiento, la evolución y la importancia que han adquirido en los últimos años las corporaciones de Viernes de Dolores y Sábado de Pasión en la Semana Santa de Sevilla. La claridad del mensaje y la convicción que desprende en sus palabras Javier de Martos, hermano mayor de la hermandad, reflejan la madurez de la corporación más joven de la jornada. Como ha manifestado en diversas ocasiones, el gran anhelo de La Milagrosa es hacer estación de penitencia a la catedral. Martos asegura que la Semana Santa de Sevilla se va a adaptar a esta nueva realidad y, para ello, añade que si se quiere, hay alternativas para encajar a nuevas cofradías.

La estación de penitencia de 2019 será diferente para la cofradía de Ciudad Jardín. Debido a la coincidencia con el derbi Sevilla FC-Real Betis, La Milagrosa se ha visto obligada a cambiar su horario y recorrido. Javier de Martos expresa su malestar al considerar que las autoridades no son conscientes del tirón que tiene la cofradía y, a pesar del esfuerzo de la hermandad, advierte del peligro que conlleva que ambos eventos coincidan en tan pocos metros.

Han pasado más de tres años y medio desde el nombramiento de la corporación como hermandad de penitencia, ¿cómo ha cambiado La Milagrosa en este tiempo?

Muchísimo, La Milagrosa ha cambiado como de la noche al día. Ya cambió de por sí conforme se iban pasando los escalones de nombramientos y de erecciones, pero el salto a ser hermandad y salir con nazarenos ha sido bastante importante. El crecimiento ha sido muy notorio. Raro es el mes en el que no llegan solicitudes de nuevos hermanos: somos un total de 1300. Este año seremos unos 350 nazarenos, número que creíamos iba a ser mayor, pues se habían dado de alta muchos nuevos hermanos, pero, finalmente, se va a rondar casi el mismo número que en 2018. Al coincidir la salida de la cofradía con el derbi Sevilla FC-Real Betis, ha habido muchos padres que, por miedo, han decidido que sus hijos no realicen la estación de penitencia.

A pesar de la juventud de la hermandad, es cierto que Sevilla os ha valorado mucho desde el primer momento. Solo hay que ver la cantidad de público que acude cada Sábado de Pasión a Ciudad Jardín. ¿Cuáles son las claves?

Muchísimo. Nosotros mismos no podíamos llegar a entender la dimensión que tenía la cofradía en la calle hasta que empezamos a ver fotos aéreas. No sé cuáles son las claves -sonríe-. Puede ser porque es una cofradía muy atractiva que aporta muchas cosas diferentes: el misterio es un pasaje evangélico singular, la calidad artística de las imágenes, el pellizco devocional, la guardia judía, el hábito nazareno, pretendemos que la cofradía siga el mismo estilo desde la cruz de guía hasta la cola del manto, el palio es distinto… En definitiva, se aporta algo a la Semana Santa de Sevilla. Desde los inicios del grupo parroquial tuvimos claro que eso debía ser clave, el anterior delegado diocesano de hermandades, Manuel Soria, nos indicó el camino. Nos dijo que fuésemos valientes para intentar aportar algo a la Semana Santa de Sevilla.

Debido a la coincidencia de la estación de penitencia con el derbi Sevilla FC-Real Betis, os veis obligados a cambiar el recorrido de la cofradía: ¿por qué la modificación?

En la reunión que tuvimos hace dos semanas en la comisaria de La Ranilla con la Jefatura de la Unidad de Intervención Policial (UIP), la Jefatura de la Policía Local, el director del CECOP, el presidente del Consejo y nuestro delegado, se trataron diversos temas. Nosotros pretendíamos poner encima de la mesa que no se nos había hecho caso a nuestras advertencias: la mayoría de ellos desconocían el tirón que tiene la cofradía y, por ende, la peligrosidad que eso conlleva en materia de seguridad ciudadana con dos eventos que aglomeran a tantísimas personas. Miles en dos actos muy cercanos. ¿Qué nos aconsejaba la Policía? Que a la hora crítica estuviéramos lo más lejos posible del punto conflictivo más cercano entre el Hospital San Juan de Dios y el Ramón Sánchez-Pizjuán. ¿Y eso cómo hace? Nuestro horario es reducido -entre seis horas y media y siete- y el recorrido es totalmente simétrico; es decir, la parroquia está en un vértice y San Juan de Dios en el opuesto. Tirar por un lado u otro era llegar al punto conflictivo a la misma hora; o sea, teníamos que sacrificar recorrido u horario. Nos llegaron a pedir que si era viable que hiciésemos estación de penitencia a otro lugar en vez de a San Juan de Dios. Se barajaron muchísimas alternativas y, con delicadeza, le explicábamos los pormenores de cada una.

“¿Ya vale mezclar un evento deportivo con una procesión de Semana Santa y aquí no pasa nada? ¿Si esta coincidencia se hubiese dado con una gran hermandad, se hubiese tenido la misma consideración?”

Javier de Martos, hermano mayor de la Hermandad de la Milagrosa. / Manuel Jesús Pérez.

¿En ningún momento se planteó el cambio de horario del partido?

Claro, eso fue lo primero que planteamos nosotros. Nos comunicaron que el horario del partido era inamovible. ¿Por qué? Ha habido una gestión que se ha hecho mal. Cuando nos nombran a la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) y a la Española (RFEF), me sorprendo. No tiene nada que ver ni la RFAF ni la RFEF con La Liga de Fútbol Profesional (LFP), que es la que marca los horarios de los partidos. Además, la RFAF y la RFEF no se llevan bien y ésta, a su vez, tampoco mantiene buenas relaciones con la LFP. Esa gestión se ha quedado en la calle Canal, sede de la Federación Andaluza. Los numerosos esfuerzos que ha hecho el Consejo con la RFAF no sirven para nada. Esto lo sé yo, ¿no lo saben las autoridades de la ciudad? Si es un problema de seguridad, debe partir del Ayuntamiento e ir directamente al órgano que tiene potestad para obligar a cambiar el horario del partido: la Subdelegación del Gobierno. Esos son los cauces. La Policía nos garantizaba la seguridad si manteníamos nuestro horario y recorrido habitual, pero, a las 20.30 horas, toda la procesión estaría en San Juan de Dios y a cincuenta metros, furgones antidisturbios, helicóptero, la policía, la caballería, la entrada de los aficionados radicales… ¿Y tú no cambias nada? Te garantizan la seguridad pero te están pasando la pelota a tu tejado. Todo ello con niños y personas mayores en el cortejo y, además, con la deslucidez que conlleva para la cofradía, que es una protestación pública de fe. Nos estamos cargando una tradición de siglos, ¿ya vale todo? ¿Ya vale mezclar un evento deportivo con una procesión de Semana Santa y aquí no pasa nada? ¿Si esta coincidencia se hubiese dado con una gran hermandad, se hubiese tenido la misma consideración? Son preguntas que hago y que también las lancé en la reunión que tuvimos en La Ranilla. Entonces, haces lo posible por evitar todos esos riesgos y, aun así, adviertes que el peligro sigue estando presente.

Evidentemente, a pesar del esfuerzo de la hermandad, sigue siendo temerario que ambos eventos coincidan en tan pocos metros.  

Por supuesto, totalmente. Para nosotros es un sinsentido. Ojalá no pase nada, seguramente así sea en el 95 % de los casos. Para ello confiamos en el trabajo y la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Por activa y por activa, el Ayuntamiento, en la persona de Juan Carlos Cabrera, nos ha afirmado que el recorrido va a estar completamente seguro. Pero así no se solucionan los problemas, el barrio es un caos en materia de tráfico y aparcamientos. Hace dos años coincidió el Sevilla FC-Deportivo con el paso de la cofradía por San Juan de Dios, pero aquel partido no tiene nada que ver con un derbi. Otro ejemplo: recuerdo que hace unos años un encuentro de España que se iba a disputar en el Benito Villamarín el Viernes de Dolores se cambió de sede para no coincidir con la cofradía de La Misión. Es decir, si aquel partido se modificó, ¿por qué no se ha cambiado el horario del derbi? Simplemente con esa modificación se hubiese solucionado el problema. ¿De dónde parte el problema? De la poca conciencia de la Subdelegación del Gobierno a la hora de arbitrar directamente con la LFP y obligar a la plataforma televisiva a cambiar el horario del partido.

¿La Milagrosa se ha sentido desamparada?

Digamos que nos han atendido tarde. Nosotros entregamos nuestros horarios y recorrido hace seis meses, cuando fueron aprobados por el Consejo y el CECOP. Te das cuenta que, en quince días, se cambia el horario de un partido y aquí no pasa nada; es decir, eres tú el que debes llevar a cabo una modificación a pesar de tener aprobados desde hace meses los horarios y el recorrido. Es cierto que hubiese hecho falta más atención hacia La Milagrosa. Pienso que se desconoce el tirón de la cofradía en la calle.

Por intentar sacar el lado positivo de la modificación, la cofradía va a llegar más temprano a San Juan de Dios, ¿lo valoráis para años venideros?

Se lo diré cuando pase todo esto. Es una prueba. ¿Sacar algo positivo? Vamos a tener más tiempo para hacer un recorrido más extenso por el barrio de Ciudad Jardín. La gente está muy ilusionada en ese aspecto, entiendo que todo el mundo quiera que la hermandad pase por sus calles y casas todos los años, pero es imposible porque la cofradía tiene un determinado número de horas en la calle y debe cumplir con la feligresía. Además, a las bandas se las contratan por unas horas. Son muchos datos que la gente desconoce.

“Para nosotros es un sinsentido. Simplemente con el cambio de horario del derbi se hubiese solucionado el problema, que parte de la poca conciencia de la Subdelegación del Gobierno a la hora de arbitrar directamente con la LFP”

Esperanza en el Puente Cedrón de la Milagrosa, Sábado de Pasión 2018 | Francisco Santiago.

La Milagrosa está perfectamente asentada el Sábado de Pasión en el barrio de Ciudad Jardín, ¿por qué el deseo tan manifiesto de acudir a la catedral?

¿Qué por qué ese deseo tan manifiesto? El deseo de todas las hermandades que tienen posibilidad de hacerlo. Todas y cada una de las corporaciones que van a la catedral algún día dieron el paso. Es lo que siente el cofrade sevillano. El día que la hermandad va a la catedral es cuando se hace grande su barrio. Por esa regla de tres, todas las corporaciones deberían quedarse en sus barrios. Le recalco lo que le he comentado antes: jamás se ha nombrado tanto al barrio de Ciudad Jardín como desde que la hermandad está presente. Además, hacemos barrio y feligresía 364 días al año: rosario de la Virgen del Rosario, procesión de la Virgen Milagrosa, viacrucis del Señor de la Esperanza, caravanas de solidaridad, verbenas en el patio de la parroquia… El día de la estación de penitencia, el barrio tiene que acompañar a su hermandad a la catedral.

¿Tiene algo que ver que no se valoran igual a las hermandades de Viernes de Dolores y Sábado de Pasión que a las que acuden a la catedral?

Esa brecha está desapareciendo. Las diez hermandades de la jornada lo comentamos: en esta última etapa ha pegado un giro total. Cada año que pasa se tiene más en cuenta a las corporaciones de Viernes de Dolores y Sábado de Pasión. Es cuestión de tiempo, es una cosa natural que va a caer por su propio peso. Conforme vayan pasando los años, las hermandades de Viernes de Dolores y Sábado de Pasión con las que acuden a la catedral se van a ir mezclando más en la gente, en las generaciones. Si a un niño que naciera hace diez años le preguntas por la guardia judía, te dirá que es de toda la vida. De toda su vida. Con las relaciones entre las hermandades de vísperas y el resto de corporaciones pasa igual, cada vez son más unidas y estrechas. Al final se va a llegar a un ambiente de tal cordialidad que se verá con total normalidad que las hermandades soliciten ir a la catedral y el resto tengan que ceder.

La hermandad intentó incorporarse al Domingo de Ramos y recibió una respuesta negativa: ¿ve inviable la posibilidad de hacer estación de penitencia entre el Domingo de Ramos y el Sábado Santo?

Yo, al igual que muchos hermanos mayores, lo veo viable. Sí es cierto que, tal y como está actualmente configurada la carrera oficial, es complicado en la relación de espacio-tiempo. Ese aspecto es muy mejorable. Si se regulariza, seguramente puedan salir huecos donde puedan caber más cofradías. También se pueden ampliar los horarios por delante. Hay muchas alternativas, el tema es querer.

La Milagrosa ha abierto otra vía para acudir a la catedral: el Sábado de Pasión.

Así es. Entendemos que el Sábado de Pasión puede ser una posibilidad para las hermandades que tengan anhelo de acudir a la catedral y no tengan el hueco de Domingo de Ramos a Sábado Santo. Nuestro arzobispo, don Juan José Asenjo Peregrina, ya afirmó que no tendría inconveniente en recibir hermandades en la catedral el Sábado de Pasión. Eso sí, lo que vaya a hacer cada hermandad será a título particular; es decir, si la Milagrosa pide hacer estación de penitencia a la catedral el Sábado de Pasión, no tienen por qué sumarse más cofradías. Como curiosidad, en Jerez de la Frontera todas las hermandades nuevas que están surgiendo están siendo ubicadas por el obispo el Sábado de Pasión y van a la catedral de la ciudad. El tema es que la Semana Santa está formada por mucha gente inmovilista mentalmente y creemos que la fiesta no se ha movido nunca: en cinco siglos la Semana Santa ha sido la fiesta de Sevilla que más ha cambiado, está en continuo movimiento. Por ejemplo, el Lunes Santo se creó en 1924, no tiene ni un siglo. El que no quiera ver eso está ciego. Tarde más o menos, la Semana Santa de Sevilla se va a tener que adaptar a los tiempos y la realidad es que hay hermandades de vísperas que quieren ir a la catedral y tienen los mismos derechos y obligaciones, según los estatutos del Consejo.

¿Habéis dado pasos oficiales en este sentido o solo se ha hablado de manera informal?

De momento, el tema se ha tratado en reuniones. Vamos a esperar que pase la Semana Santa para intentar tener un contacto oficial con el Consejo para ver de qué manera se pueden ir dando pasos en este sentido.

“Tarde más o menos, la Semana Santa de Sevilla se va a tener que adaptar a los tiempos y la realidad es que hay hermandades de vísperas que quieren ir a la catedral y tienen los mismos derechos y obligaciones que el resto”

Javier de Martos, hermano mayor de la Hermandad de la Milagrosa. / Manuel Jesús Pérez.

Se generó mucha polémica con el Martes Santo al revés, ¿está Sevilla prepara para ver a cofradías hacer estación de penitencia a la catedral en la jornada del Sábado de Pasión?

Sevilla no lo sé, nosotros sí. El Viernes de Dolores hay una hermandad de penitencia -Cristo de la Corona- que sale con nazarenos alrededor de la catedral. ¿Qué diferencia hay? Y estoy hablando del viernes, no del Sábado de Pasión, que toda la carrera oficial está montada. Pero que si no hay que tocar la carrera oficial, no se toca, lo importante es hacer estación de penitencia a la catedral. Y se puede hacer por varias vías; de hecho, el Viernes de Dolores el Cristo de la Corona sale y entra en la catedral y no pasa absolutamente nada.

Junto a la Milagrosa, La Misión, Pino Montano y el Cristo de la Corona han solicitado su incorporación a la Semana Santa de Domingo de Ramos a Sábado de Pasión: ¿se le está dando la espalda a esta cuestión?

No sé si se le está dando la espalda, pero es cierto que el Consejo debe regularlo. Eso está claro. La autoridad eclesiástica, por medio de nuestro pastor, ya se ha pronunciado: no habría problema litúrgico para recibir a hermandades en la catedral el Sábado de Pasión. Habrá que estudiar, plantear, trabajar y pensar muchas cosas, pero es el Consejo el que lo tiene que regular.

La guardia judía le otorga un sello muy particular a la cofradía. Está perfectamente asentada a pesar de que al principio generó cierta controversia, ¿no?

Como bien sabe, innovar en la Semana Santa de Sevilla es muy difícil. Pero la guardia judía tardó muy poco en cuajar. Recuerdo que hubo periodistas que el primer año, antes de salir, catalogaron a la guardia de judía como disfraces carnavalescos. Realmente, desde la primera salida se vio con buenos ojos. De hecho, posteriormente tuve la ocasión de hablar con el periodista y me reconoció que se había precipitado al hacer esa afirmación. Cada Sábado de Pasión, la guardia judía muestra seriedad y sobriedad en el desfile. Sorprende a muchísima gente. Ahora mismo sería casi imposible hablar de La Milagrosa sin la guardia judía.

Para terminar, ¿por qué deben acudir los cofrades este Sábado de Pasión a Ciudad Jardín para disfrutar de La Milagrosa?

Sobre todo, para seguir arropando a la hermandad en este año tan especial por el tema del cambio de horario y recorrido. Además, para observar las novedades que va a presentar la cofradía en la calle: la gloria del techo de palio y la indumentaria de José de Arimatea, que la ha diseñado David Calleja. En relación a la salida de la Virgen del Rosario, va a haber alguna sorpresa. Por otro lado, la presencia de la Infantería de Marina va a ser más numerosa y, este sentido, la Banda de la Cruz Roja va a interpretar el himno de la Escuela Naval. Todo ello relacionado con la batalla de Lepanto y el sentido que se le quiere dar al paso de palio. Son cosas que queremos ir aportando poco a poco, que ojalá cuajen y, conforme pasen los años, sean un atractivo más para ver la procesión.

About Fran Delgado (196 Articles)
Entrevistas en De Nazaret a Sevilla. Periodista. Hermano de la Esperanza de Triana y el Gran Poder. Twitter: @unfrandelgado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: