Últimas noticias

En imágenes y vídeo, un Martes Santo de estrenos y cambios

Esplendoroso día el que se vivió en un Martes Santo en el que Nuestro Padre Jesús de la Humildad, de la Hermandad del Cerro, copó gran parte del protagonismo de una jornada en la que, por imposición del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, se retornaba al modelo habitual de paso por Carrera Oficial, es decir, iniciándose en la Campana y concluyendo en la Catedral, introduciéndose además diferentes cambios en la nómina del día. Cambios que, a priori, beneficiaron el discurrir de los cortejos sin que se registraran retrasos.

El primero de los cambios llegaba desde la Puerta de Carmona, donde a las 13:25, con dos horas de antelación con respecto a años anteriores, la cruz de guía de San Esteban se ponía en la calle, ocupando de esta forma el primer lugar de paso por la Carrera Oficial, y realizando su entrada en su templo a las 19:55 horas. Horario poco habitual para la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Salud y Buen Viaje, cuyo paso exornaba una variedad de flores en tonos púrpura, rojo y morado, y María Santísima Madre de los Desamparados, con variedad de flores en color rosa claro en su palio. Musicalmente acompañaron la Agrupación Musical Santa Cecilia, abriendo paso, la Agrupación Musical de la Redención, en el misterio, y la Banda de Música de las Cigarreras, en el palio.

Fotografías: Antonio Gálvez, José Carlos B. Casquet, Benito Álvarez, Luis Selvático, Rocío Cobaleda, Manuel Jesús Pérez, Pepe Cruz.

La Hermandad de los Dolores del Cerro, que cedía el primer lugar en la Carrera Oficial a San Esteban, ponía por primera vez tres pasos en la calle. Su gran estreno, el paso del Señor de la Humildad, salía entre el fervor y la expectación de un barrio que se entregó como cada año a sus veneradas imágenes. El primero de los pasos llevó una variedad de flores en tonos morado y negro; el del Señor del Desamparo y Abandono lo componían claveles color rojo sangre de toro; mientras que el palio lo exornaban flores blancas variadas. La Agrupación Musical Santa María de la Esperanza ‘Fraternitas’ abrió paso ante el cortejo, la Banda de cornetas y tambores Jesús Nazareno de Huelva, que se estrenaba en nuestra ciudad, acompañó al Cristo de la Humildad, mientras que la Banda de Nuestra Señora del Sol y la Asociación Cultural y Musical Nuestra Señora de las Nieves de Olivares, hicieron lo propio, un año más, en el paso del crucificado del Desamparo y Abandono y en el palio de la Virgen de los Dolores Coronada.

Fotografías: Antonio Gálvez, José Carlos B. Casquet, Juan de la Torre Santacana, Benito Álvarez, Rocío Cobaleda, Luis Selvático, Iván Núñez, Manuel Jesús Pérez, Álvaro Muñoz, Miguel Ángel Suárez, Jesús Barco.

Vídeo: Alberto Calero.

Siguiendo con los cambios, la Hermandad de la Candelaria adelantaba su hora de salida a las 15:40 horas, lo que supuso que el deseo de no hacer su entrada a horas intempestivas se cumpliese, llegando incluso a hacer su entrada minutos antes de lo previsto. El paso del Señor de la Salud, al que acompañó musicalmente la Banda de las Tres Caídas, se disponía sobre un monte de flores rojas. Por su parte, el palio de María Santísima de la Candelaria, que caminó acompañada por la Banda de la Cruz Roja, llevó flores blancas. Ante la cruz de guía, la Banda juvenil de las Tres Caídas hizo su acompañamiento.

Fotografías: Antonio Gálvez, José Carlos B. Casquet, Juan de la Torre Santacana, Rocío Cobaleda, Miguel Ángel Suárez.

A las 15:45 horas puso su cruz de guía en la calle la Hermandad de San Benito, a la que acompañó la Agrupación Musical María Santísima de las Angustias Coronada. Muchísimo público contempló el paso del cortejo de la Calzada durante todo su recorrido, especialmente el transitar del paso de misterio, que este año estrenaba la restauración del dorado de los candelabros y respiraderos, y que fue exornado con lirios morados. Claveles rojo sangre de toro y limonium compusieron el exorno del paso del Cristo de la Sangre, mientras que el color blanco fue el protagonista en el palio de la Virgen de la Encarnación Coronada, compuesto por rosas de pitiminí calas y frecsias. La Agrupación Musical de la Encarnación, la Banda del Cristo de la Sangre y la Banda de Música Municipal de la Puebla del Río pusieron sus sones al discurrir de los pasos.