Últimas noticias

La música de la Semana Santa 2019, el año de ‘Amarguras’

En el silencio que nos acerca la nostalgia de la Semana Santa que se acaba de marchar, resuena el eco de la música procesional, la que ha servido de banda sonora durante la representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo en el incomparable marco de las calles de nuestra ciudad.

Un aspecto, el musical, que cuenta cada año con mayor repercusión en el mundo cofrade, y que desde las distintas hermandades se pone más celo en su cuidado. Queda atrás la Semana Santa de 2019, la de ‘Amarguras‘, cuya realización cumple cien años, en cuya conmemoración ha sido probablemente la composición más interpretada, y en la que también numerosas hermandades han querido acordarse de Nuestra Señora de los Ángeles, titular de la Hermandad de los Negritos, que será próximamente Coronada Canónicamente, incluyendo en sus repertorios la marcha ‘Virgen de los Negritos‘, de Pedro Morales Muñoz.

Fotografía: Rocío Cobaleda

También ha sido el año en el que han desembarcado un mayor número de bandas ‘foráneas’ en nuestra ciudad, especialmente notorio para acompañamiento a pasos de Cristo. Agrupaciones musicales como la Sentencia, de Jerez, la de la Pasión, de Linares, o bandas de cornetas y tambores, como la del Nazareno de Huelva, que acompañó en su primera salida al Señor de la Humildad del Cerro, y del Paso y Esperanza, de Málaga, que vio truncado su debut en la Exaltación a causa de la lluvia, se estrenaban en nuestra Semana Santa. Junto a ellas, la Banda de cornetas y tambores del Rosario, de Cádiz, que ya debutó tras el Cristo de la Sed en 2017, constituyen el ejemplo de la apuesta por la música procesional de otras zonas de la geografía andaluza. Pero, ¿estamos ante una moda pasajera o es un movimiento que va tomando cada año más fuerza?

De lo que no cabe duda es del excelente momento que vive la música procesional en general, con la inclusión en los diferentes repertorios de composiciones que siguen una línea más atrevida, más orquestadas, ampliando su instrumentación, especialmente en el estilo de cornetas y tambores, con campanas tubulares, platillos o incluso el triángulo, incluido en la rearmonización de ‘La Rosa del Arenal’, de Israel Jiménez Chozas, para la Banda del Sol.

En el apartado de novedades, muchos han sido los estrenos que las distintas formaciones, en todos sus estilos, han presentado este Semana Santa. ‘Ante Pilatos…el hijo de Dios’, ‘V Estación’, ‘Jesús de la Humildad’, ‘Coplas al Santísimo Cristo del Buen Fin’ (adaptación), ‘Cáliz de vida’ o ‘Cirineo pa tus Penas’, entre otras, son algunas de las dedicadas a las cofradías sevillanas dentro del estilo de cornetas y tambores. De los estrenos de agrupaciones musicales destacamos ‘Eres nuestra Esperanza’, ‘El Nazareno’, ‘Salud para los enfermos’, ‘La cofradía de los Gitanos’, ‘Cautivo’ (adaptación), ‘Rey de San Julián’, ‘El Cristo moreno’, ‘Perdón’, ‘Tu dulce rostro…Cautivo’ o ‘María Magdalena’. De igual forma, las titulares marianas también han sido objeto de dedicatorias por parte de las bandas de música, destacando, entre otras, ‘María del Rocío’, ‘Refugio de mi Salud’, ‘Exaltación’, ‘Se arrodilla Triana’, ‘La Sed de Nervión’, ‘Madre y Señora de la Cabeza’, ‘Virgen del Patrocinio’, ‘Candelaria, luz de Sevilla’ o ‘Madre de Dios de los Desamparados’.

Fotografía: Antonio Gálvez

Otro aspecto a tener en cuenta es los cambios de bandas que se han producido en diferentes cofradías, este año en un número más elevado con respecto a otros. Los primeros de ellos se produjeron el Sábado de Pasión, en la Hermandad de los Dolores de Torreblanca, donde la Agrupación Musical Virgen de los Reyes dejó su sitio a la Agrupación Musical de la Sentencia, de Jerez de la Frontera. En la misma jornada, aunque no se considere un cambio como tal, la Agrupación Musical María Santísima del Rocío (antigua Agrupación Musical Nuestra Señora del Carmen de Su Eminencia) salía por primera vez ante la cruz de guía de la Milagrosa con esta denominación.

Adentrándonos en el Domingo de Ramos, la Banda juvenil de la Centuria sucedió a la extinta Banda del Cautivo en la cruz de guía de Jesús Despojado. Uno de los cambios más sonados se produjo en la Hermandad de la Amargura, que prescindió de la Banda de Música Nuestra Señora del Águila, de Alcalá de Guadaíra, para contar con la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen, de Salteras, que dejaba de tocar en la Hiniesta para beneficio de la Banda de Música Municipal de Mairena del Alcor.

Fotografía: José Carlos B. Casquet

El Lunes Santo fue uno de los días con más permutas. En San Pablo, la Banda de los Ángeles dejaba su sitio en la cruz de guía a la Banda Pasión de Cristo, que recientemente estrenaba nuevo uniforme. Siguiendo con las cruces de guía, la citada anteriormente Agrupación Musical María Santísima del Rocío se estrenaba en su hermandad, donde sustituyó a la Agrupación Musical Santa María la Blanca, de los Palacios y Villafranca. En la Hermandad de Santa Genoveva, tras la desaparición de la Agrupación Musical del Juncal, la Agrupación Musical María Santísima de las Angustias Coronada tomó su lugar. Debido también a la desaparición de la Banda del Cautivo, la Agrupación Musical de la Pasión, de Linares, se estrenaba tras el Señor Cautivo. Finalmente, en Las Aguas también hubo cambios, tanto en la cruz de guía, donde la Centuria juvenil sustituía a la Banda de la Vera Cruz, de los Palacios y Villafranca, y la del Rosario, de Cádiz, hacía lo propio en el misterio, lugar que hasta este año ocupó la Banda de las Tres Caídas.

La Hermandad del Cerro protagonizó las únicas novedades del Martes Santo, con el cambio para abrir paso de la Agrupación Musical Santa María de la Esperanza ‘Fraternitas’ en detrimento de la Banda Amor de Cristo y San Sebastián. La Banda de cornetas y tambores Jesús Nazareno, de Huelva, tuvo el honor de ser la primera formación que acompañó al Señor de la Humildad en su primera salida procesional.

Pocas variaciones tanto en el Miércoles como en el Jueves Santo, jornadas en las que tan sólo se produjo una variación por día: la que llevó a la Banda de cornetas y tambores Jesús Nazareno a sustituir a la Banda Escuela de la Hermandad de la Sed, abriendo paso al cortejo; y, aunque finalmente no se pudo consumar a causa de la lluvia, tras el misterio de la Exaltación, donde la Banda de cornetas y tambores del Paso y Esperanza, de Málaga, iba a sustituir a la Banda del Sol.

Un solo cambio también se registró en la Madrugá y la tarde del Viernes Santo, condicionado el uno con el otro, y es que la Banda de Música de las Cigarreras era solicitada por la Esperanza de Triana, dejando su sitio la Banda de Santa Ana, de Dos Hermanas, lo que se tradujo que la Hermandad de la Carretería prescindiera de los servicios de la formación cigarrera, poniendo en su lugar a la Banda de Música Julián Cerdán, de Sanlúcar de Barrameda.

Del Sábado Santo, destacar el gesto que tuvieron la Hermandad del Sol y la Banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Sol de permitir acompañar al Varón de Dolores durante un tramo de su recorrido a la Agrupación Musical Santa María de la Esperanza, que abría paso ante su cortejo. Finalmente, la Agrupación Musical María Santísima de las Angustias Coronada regresaba a la cruz de guía de la Resurrección, ocupando el lugar que dejó tras su extinción la Agrupación Musical del Juncal.

Cumplido este resumen, toca reconocer a todos y cada uno de los componentes de todas las formaciones, capillas musicales, grupos de voces y escolanías la gran labor realizada, no sólo en esta Semana que se nos ha ido, sino durante todo un año dedicado a la Música. A todos, gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: