Últimas noticias

Homófobos

El jueves pasado se celebró en la Alameda el pregón del <<Orgullo Gay 2019>> de Sevilla. En el escenario había dos actrices disfrazadas de Santa Justa y Rufina. Ninguna de ellas actuó ni contra la Iglesia ni mucho menos contra los cristianos. La prensa más homófoba y vomitiva de la ciudad (vamos a ir dejando de usar los eufemismos de rancia o conservadora) ha iniciado una campaña – una más – contra el colectivo LGTBI. Lo primero que habría que aclarar es que Santa Justa y Rufina son un símbolo de la ciudad, no algo propiedad privada de nadie. La ciudad la componen personas de toda índole, creencias, ideologías y gustos. 

Personalmente, veo incluso semejanzas entre Santa Justa y Rufina y el movimiento LGTBI hoy en día. Todos sabemos que las alfareras trianeras fueron condenadas a muerte porque se negaron a dar propinas en una procesión del dios Adonis y posteriormente no renunciaron a su fe. No sólo se negaron a dar la propina, sino que formaron un altercado gravísimo que terminó cuando tiraron al suelo la imagen de Adonis y ésta se rompió. Los cristianos, en aquella época, eran minoría y estaban perseguidos. Sufrían. Hoy en día, las perseguidas son las personas del colectivo LGTBI. Afortunadamente, hemos mejorado algo en estos 50 años, pero sigue habiendo muchos hombres y mujeres que son insultados, humillados, golpeados e incluso asesinados por su condición sexual. Esta misma semana ha sido noticia el incidente en el McDonalds de Barcelona, hechos así hay a diario, pero no siempre hay alguien para grabarlo con el móvil. 

Como decíamos al principio, detrás de la campaña sólo hay homofobia. Este sector de sevillanos y sevillanas no se molestó cuando Morante de la Puebla (Uno di loro) usó a las santas para promocionar su negocio, es decir, las corridas taurinas de la Feria de Abril 2017. Tampoco se ofuscaron cuando un conocido tuitero, Julio Muñoz, usó a las patronas para hacer caja con su producto, una cerveza artesanal. Incluso uno de los medios que ahora ha abanderado el linchamiento contra las pregoneras, Diario de Sevilla, le dedicó un publireportaje gratuito, disfrazado de noticia, eso sí. 

Ya no engañan a nadie. Se ríen de Sevilla formando una carnaval y dando un pregón cuando cierran la churrería donde ellos desayunaban. Se mofan de la ciudadanía cuando publican como noticia de alcance que uno de ellos ha tenido un accidente de moto y se le ha partido un poco la camisa. La culpa de todo era de la Sacramental de la Magdalena, según su teoría. Son los de la esencia, los del que no cambie nada. Son éstos, los mismos que ahora sacan su peor lado, el homófobo, porque lo que molesta no es que se use a la imagen de las santas, lo que realmente molesta es que lo hagan los «maricones y las bolleras», que es como ellos llaman de manera pútrida al colectivo LGTBI

About Agustín López (213 Articles)
Opinión en De Nazaret a Sevilla. Autor del blog El Preste. Geógrafo. Hermano de Santa Cruz. Twitter: @elpresteblogspo

13 Comments on Homófobos

  1. Perfecto, si ocurrió como decís. Es un placer para inteligentes, elescandalizar a hipócritas.

  2. Me parece que queda mucho camino todavía para que veamos a todas las personas iguales

  3. No es éste el sitio más adecuado para éste artículo.
    Desfasado y fuera de lugar.

    • Fuera de lugar está tu comentario que denota demasiada ranciedad. Qué pereza y que vergüenza dan algunos.

  4. Sólo destacar que son un actor y una actriz. Santa Rufina y Santa Justa respectivamente.

  5. Manolo Gómez-Lara // 30 junio, 2019 en 5:14 pm // Responder

    Acusar de rancio a todo el q no piensa segun la doctrina de lo políticamente correcto es el peor sintoma de lo q se denuncia. Se puede ser mariquita rancia por corrección política. Como tu.

  6. Cómo dice mi amigo Pepe:
    Cómo todo el mundo sabe en España nunca nadie supo de la existencia de homosexuales, En los pueblos ni en las ciudades nadie conoció jamás la presencia de mariquitas en ningún oficio, ni asistiendo a misa, ni los escucho
    cantando coplas en los patios cambiando macetas de su sitio ò encalando fachadas, ò vistiendo Santos, ni vendiendo pasteles, ni pintando cuadros, ni cogiendo aceitunas en el campo, ò gritando ¡guapa! detrás de un paso, ni echando un pollo a la cazuela, ni lavando platos, ni fregando suelos, ni limpiando plata, ni de dependiente en una tienda o de practicante, ni bailando sevillanas tocando los palillos, ni cantando por Marifé de Triana, ni de médico ò decorando a otros sus casas,, ò en Carnavales con los labios repintados comiendo pipas en la plaza…
    Nada, nadie los vio, ni los escucho dar gritos de alborozo y tocar las palmas en las fiestas y guiñarle el ojo a un mozo, ni acompañar a las mujeres en sus cosas cotidianas, ni confundidos con las niñas de su barrio saltando al elástico, ni los vio doblar la mano cómo rota lanzando piedras ò pelotas…
    Claro hombre estaban todos represaliados en ‘campos de reeducación»… Mientras en los países comunistas eran venerados y elevados en los altares y estatuas callejeras, En España estábamos tan ciegos que nunca supimos de la existencia de homosexuales , hasta que se pusieron a gastar nuestra pasta en subirse a una carroza a mostrarnos sus culos y chorras para reiniciar que el capitalismo es una mierda y lo bueno 3s convertirnos al comunismo hasta que el Estado… persiga y condene a los homosexuales cómo siempre hizo…
    ¿Ò me estoy liando?

    • Ni apaleado, ni perseguido , ni casados a la fuerza e ingresados al clero.
      Ni te pagan los ateos y no creyentes nuestras procesiones y los gastos públicos que conllevan.
      O me he liado ?

    • Claro, y también diría tu amigo Pepe, con el tito Paco siempre presente en un retrato sobre el televisor, que a esos que hubo nunca se les humilló, persiguió ni agredió, ¡faltaría más!
      No hay más ciego que el que no quiere ver, y es por esto que este tipo de artículos son tan necesarios a día de hoy.
      Es interesante ver cómo las tornas han cambiado y ahora es esa minoría homófoba y putrefacta la que se siente perseguida por sus comentarios, que no son tolerados por el resto de la ciudadanía que no teme a alzar la voz por defender los derechos de sus conciudadanos.

  7. Jose Carlos Cruz Lechuga // 30 junio, 2019 en 8:25 pm // Responder

    Creo que no es el lugar idóneo para este tipo de artículos. Es una web de semana Santa, y de noticias cofrades. Cada día más me decepciona esta página web. Poco criterio y profesiónalidad.

  8. Excelente artículo, justo en la cara de aquellos hipócritas que se dan golpes en el pecho cuando creen que lo «suyo» ha sido profanado pero son los primeros en hacer lo mismo para sus propios intereses.
    Sevilla, por desgracia, es una de las ciudades más hipócritas de toda España, siempre buscando el postureo y el mantenimiento de la ranciedad, que no cambie nada, ‘que no se mueva un varal’. Pero también hay mucha gente maravillosa que no se deja llevar por esta forma de entender las cosas y que desean reconvertir a Sevilla en lo que siempre fue: una ciudad de arte y fiestas, pero adaptados al día en que vivimos.
    Enhorabuena por el artículo, y a soportar las críticas de esa minoría casposa que siempre se hace oír, aunque la mayoría le dé la espalda a toda la bilis que suelta.

  9. Maravilloso artículo y por supuesto que es el sitio para publicarlo. Cada día me gusta mas esta página, donde las cosas se dicen claras como el agua, sin postureos ni hipocresías.

  10. Amelia Pérez Molina // 3 julio, 2019 en 11:03 am // Responder

    Yo respeto mucho a todas las personas, aparte de la sexualidad que tengan, todas las personas son respetables. Ahora, no estoy de acuerdo con esa cabalgata, ellos mismos se dejan de respetar, cuando se suben allí, vestidos de mamarrachos, para mi ya no son respetables.
    Se puede tener la opción sexual que se quiera, pero siempre respetando, y que te respeten.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: